El Periódico Gaudium pública, CULTO A LAS IMÁGENES. 25 abril 2010

El Periódico Gaudium pública, CULTO A LAS IMÁGENES. 25 abril 2010

CULTO A LAS IMÁGENES

Viernes 23 de Abril de 2010 por Redacción ·

1. ¿Los católicos adoran las imágenes?

No, los católicos no adoran las imágenes.

Las imágenes son representaciones de Nuestro Señor Jesucristo, de la Santísima Virgen, de los Ángeles o de los Santos, que nos ayudan a recordarlos, a amarlos y a invocarlos.

Es análogo a lo que sucede con las fotografías de nuestros seres queridos: cuando tenemos el gusto de mirarlas, estamos pensando en las personas representadas, y no en las fotografías en cuanto pedazos de papel.

2. ¿Pero no dice la Biblia que está prohibido hacer imágenes?

No. Lo que Dios prohibió fue adorar a las imágenes.

En el Antiguo Testamento Dios prohibió a los hebreos que hicieran imágenes, no porque se tratase de algo malo en sí mismo, sino por causa de las circunstancias: los israelitas vivían en medio de pueblos paganos idólatras (es decir, que creían que las estatuas eran dioses o tenían propiedades divinas, y por eso las adoraban) y tenían mucha tendencia a imitarlos. Para evitar que cayesen en el error de los paganos, Dios prohibió la representación de la divinidad por medio de pinturas o estatuas (Éxodo 20, 4-5; Deuteronomio 5, 6-10)

Sin embargo, el mismo Dios mandó varias veces que los judíos hicieran estatuas o representaciones simbólicas.

3. ¿En qué parte de la Biblia están esas órdenes?

Esas órdenes están en varias partes de las Sagradas Escrituras.

En el libro del éxodo (que narra la huída de los judíos de la esclavitud en Egipto), Dios les mandó que hicieran imágenes que representasen a los Querubines, para que fuesen colocadas a los lados de la cubierta del Arca de la Alianza (Éxodo 25, 17-22)

En otra ocasión, cuando los judíos se rebelaron contra Moisés en el desierto, fueron castigados por Dios. Arrepentidos, pidieron perdón. Entonces Dios le mandó a Moisés que hiciera una serpiente de bronce como una señal: todos aquellos que estuviesen heridos y la mirasen, serían curados (Números 21, 8) Esa serpiente de bronce simbolizaba a Nuestro Señor Jesucristo, conforme fue certificado por el mismo Salvador: “Al modo que Moisés en el desierto levantó la serpiente de bronce; así es menester que el Hijo del hombre sea levantado; para que todo aquel que crea en Él, no perezca, sino que logre la vida eterna” (Jn. 3, 14-15)

En fin, por orden expresa de Dios, también Salomón, al construir el Templo de Jerusalén, puso significativas imágenes que servían de adorno y de instrucción para el pueblo (III Reyes 6, 23-32; 7, 25-30; I Crónicas 28, 17-19, etc.)

4. Y en el Nuevo Testamento, ¿tampoco hay prohibición de hacer imágenes?

En el Nuevo Testamento no hay prohibición alguna de hacer imágenes. Se mantiene sólo la prohibición a la idolatría; es decir, de considerar a las imágenes como dioses y adorarlas: “Adorarás al Señor Dios tuyo, y a Él solo servirás.” (Lc. 4, 8. Ver también I Tesalonicenses 1, 9; I Corintios 5, 10; Efesios 5, 5; I Juan 5, 21)

5. ¿Usa la Biblia alguna vez figuras simbólicas de Dios?

Sí. Tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento encontramos figuras y símbolos para referirse a Dios: el profeta Daniel habla del anciano lleno de días, para sugerir la eternidad de Dios (Daniel 7, 9-10); el Divino Espíritu Santo se manifestó en forma de paloma y de lenguas de fuego (Mt. 3, 16; Mc. 1, 10; Lc. 3,22; Jn. 1, 32; Hechos 2, 3)

6. ¿Por qué hacer pinturas o imágenes de Jesús, de la Virgen y de los Santos?

Cristo Nuestro Señor y su purísima Madre, así como los Santos, tienen una fisonomía humana. Representar esa fisonomía para ayudarnos a que nos acordemos mejor de ellos y a pedir su intercesión, no sólo no está prohibido, sino que es recomendable.

7. ¿Cuándo comenzaron los católicos a hacer imágenes?

Desde el inicio del Cristianismo. En las catacumbas (lugares de Roma donde los primeros cristianos se escondían de las tropas imperiales para poder practicar la Religión) ya encontramos dibujos y figuras representando a Cristo. Los escritores sacros de los comienzos de la Iglesia, los historiadores y arqueólogos, así como los decretos de los Concilios Ecuménicos, certifican la antigüedad de esa práctica

Acerca del autor

Temas relacionados

1 Comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: