1a lect. del libro del profeta Jeremías 1,4-10. misa vespertina Miércoles 23 de Junio 2010

Me llegó una palabra de Yavé:
Antes de formarte en el seno de tu madre, ya te conocía; antes de que tú nacieras, yo te consagré, y te destiné a ser profeta de las naciones.
Yo exclamé: “Ay, Señor, Yavé, ¡cómo podría hablar yo, que soy un muchacho!”
Y Yavé me contestó: “No me digas que eres un muchacho. Irás adondequiera que te envíe, y proclamarás todo lo que yo te mande.
No les tengas miedo, porque estaré contigo para protegerte, palabra de Yavé.
Entonces Yavé extendió su mano y me tocó la boca, diciéndome: “En este momento pongo mis palabras en tu boca.
En este día te encargo los pueblos y las naciones:
Arrancarás y derribarás,
perderás y destruirás,
edificarás y plantarás.

Biblia Latinoamericana /se toma como guía el misal Católico : Asamblea Eucarística. México

misa vespertina vísperas de la festividad de San Juan Bautista

Deja un comentario