Estancia y muerte de Pedro en Roma: Fernándo Gíl

Estancia y muerte de Pedro en Roma: Fernándo Gíl

Estancia y muerte de Pedro en Roma

Por Fernándo Gíl

El libro de los Hch 12,17: frase enigmática: *Salió y se marchó a otro lugar (después de la prisión por Herodes y liberación y conversión del carcelero)

La tradición de la estancia en Roma es muy fuerte pero no hay datos de los motivos de su ida, del itinerario, de la fecha, etc.

Es seguro que estuvo en el Concilio de Jerusalém (c. 50>) y que estuvo un tiempo en Antioquía (Gal 2,11-14).

Testimonios de la estancia en Roma

Carta de Clemente Romano a los Corintios, cap. V, 1-4: Pedro, que por inicua emulación, hubo de soportar no uno ni dos, sino muchos más trabajos y después de dar así su testimonio, marchó al lugar de la gloria que le era debido. Agrega que con él murieron una gran muchedumbre *de elegidos. El contexto es la persecución  de Nerón, por lo tanto, 64. Clemente se muestra familiar y testigo de los hechos. Clemente es el tercer sucesor de Pedro, del 92-101 y la carta de esa fecha

Carta de Ignacio de Antioquía a los Romanos (unos 20 años más tarde). Les pide que no l priven del martirio (Trigo soy…) Luego dice: Yo no os mando como Pedro y Pablo, cosa que supone una relato. personal  de Pedro con los Romanos.

La Ascensión de Isaías redactada en torno al 100. Es una apocalipsis que habla de que uno de los apóstoles va a ir a Roma a morir mártir. Por lo tanto en esa fecha se conocía la muerte de Pedro. El Apocalipsis de Pedro del siglo II se hace eco de la Ascensión y dice: Mira, Pedro, a ti te lo he revelado y expuesto todo, Marcha, pues, a la ciudad de la prostitución y bebe el cáliz que yo te he anunciado.

El autor de la última parte del evangelio de Juan alude a su martirio (Jn. 21,18)

La tradición posterior al siglo II se mantiene incólume: Ireneo; Tertuliano etc.

El sepulcro de Pedro

Históricamente: El lugar de la ejecución de Pedro fue la Colina Vaticana (circo de Nerón). Lo confirma el Pbro. Romano Gayo (bajo el papa Ceferino (199-217). Se tenía por costumbre en ambientes heréticos aducir la presencia de sepulcros apostólicos para reafirmar las doctrinas de tal o cual lugar. Gayo le escribe a Proclo (montanista que se sostenía en el presunto sepulcro de Felipe en Hierápolis)

Pero yo puedo mostrarte los trofeos; porque, si quieres venir al Vaticano o a la Via Ostiense, allí encontrarás los trofeos de los que fundaron esta iglesia.

En torno al 200 toda la comunidad Romana estaba convencida del sepulcro Romano de Pedro en el Vaticano

En torno al 260 había en la Via Appia, debajo de la basílica de San Sebastián un lugar de culto a los dos príncipes de los apóstoles (excavaciones encontraron un graffiti pidiendo intercesión a los dos Apóstoles y signos de refrigeria (comidas cultuales para los muertos). Hay distintas hipótesis sobre si estuvieron temporariamente allí.

Entre 1940-1949 Se hacen excavaciones debajo de la Basílica Vaticana. Se descubre una gran necrópolis con una avenida sepulcral que sube hacia occidente. Hay un sepulcro enteramente cristiano entre otros. Los mausoleos son del 130-200. Hacia occidente son sin embargo más antiguos. La confesión de Pedro está delimitada por un Muro Rojo Oriental levantado en torno al 160. En la pared oriental del muro está empotrado un nicho doble con dos columnas (explicar cómo se construye la basílica, la colina etc.) Dentro del nicho inferior se encontraron restos de huesos de un hombre viejo.

Se encontró también el grafitti «Hic est Petrus»

Acerca del autor

Temas relacionados

1 Comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: