Ignorancia e incredulidad en los sacramentos de la Iglesia católica.

Ignorancia e incredulidad en los sacramentos de la Iglesia católica.

Ignorancia e incredulidad en los sacramentos de la Iglesia católica.

Por Juan Revilla.
Los sacramentos fuente y columna vertebrar de nuestra Iglesia, son desconocidos por una cantidad considerable de cristianos católicos, dato que alarma al concluir alguna preparación para recibir alguno de los sacramentos, si se sacará una evaluación de los catequistas del desempeño y desarrollo del plan de preparación, estos catequistas nos marcarían la pauta para creer en este gran problema; si le aunamos la gran incredulidad que existe de otros muchos más en cuanto al efecto y gracia recibida, entonces sería bueno considerar un análisis exhaustivo de esta situación que afecta de un modo considerable la fe del mismo pueblo.
Cierto es también decir, que el episcopado trabaja ya con el impulso de la iniciación cristiana y que esto fortalecerá substancialmente la fe, además de inculturizar a las futuras generaciones, sin embargo en la escala de la edad de 16 a22 años, es donde se concentra una gran cantidad de católicos cristianos que tienen este problema y es de sumo interés tomar cartas en el asunto, porque es donde menos educación religiosa se recibe, muchos terminan su preparación digámoslo así de su iniciación cristiana, pero si fuéramos objetivos una gran cantidad de duda, incredulidad y grandes lagunas se quedan en los jóvenes, quizá alguno cuestione, pues para eso se les ésta preparando, entonces los catequistas están fallando, queridos amigos su ideal de estos jóvenes ya viene formada y manipulada por la educación de los medios y papas, los jóvenes juzgan muy pragmáticamente y tan ligero que para ellos es lo mismo un burro que un caballo, no menos precio su inteligencia, sino la manera de aplicarla a la vida, donde la religión ocupa una parte de su vida, ¡no es su vida!, esto es lo peligroso, porque entonces los mismos patrones de vida de un católico cristiano se repiten donde la religión se deja en casa y en los templos, ya en la vida diaria se aplica la que el mundo mande, por eso es lo alarmante, la Iglesia y los dirigentes debemos sentarnos y ser veraces en los datos de una encuesta hacía los catequistas.
Concluyendo amigos, nosotros los católicos cristianos debemos de cuidar a nuestra Iglesia, por tanto en las reuniones de consejo de las diversas parroquias y decanatos debemos mencionar la situación real de los problemas que surgen al ir catequizando a los creyentes, muchas veces reciben el sacramento porque ya no queda otra opción y los papas presionan aún con la gran deficiencia y falta de seriedad que los hijos mostraron en su preparación, por ejemplo sí el curso constaba de 24 sesiones de una hora y el joven asistió a 12 horas ¿Ud. lo acreditaría?, en niveles más pudientes en la economía los jóvenes salen de viaje con mucha frecuencia, preferible es las vacaciones que ir a su preparación, asistió 16 sesiones ¿les daría su acreditación?, le agregamos que sólo lo hacen por trámite, social o por tradición , ¿cómo será su participación? Y todavía si no creen, en que el sacramento por el cual éstan recibiendo su preparación, de verdad es necesario para su vida y unión con Cristo Jesús, ¡claro!, nos debe alarmar porque ellos van a ser los que conduzcan a nuestro país ¿hacía donde nos llevaran con esa formación?, ¿qué modelo van aplicar en su dirigencia?, hermanos, ¿les dejarías tan fácil las riendas del país?.

Acerca del autor

Temas relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.