Curso de circulos biblicos biblia y vida:parte introductoria:Programa, presentación, introducción y contexto general.

Curso de circulos biblicos biblia y vida:parte introductoria:Programa, presentación, introducción y contexto general.

Al dar inicio con el curso de círculos bíblicos biblia y vida, elaborado por el profesor fray Carlos Mesters, se presenta en esta  parte: el programa de los círculos, la presentación e intención del curso, la parte introductoria, el método de cómo se va a realizar el estudio de los círculos bíblicos, consejos y apuntes necesarios que se deben de tener en cuenta para qué la palabra tenga esa eficacia qué por naturaleza tiene de penetrar hasta la medula  de los huesos.

CIRCULOS BIBLICOS
BIBLIA Y VIDA


Carlos Mesters oc

CONTENIDO

INTRODUCCION
1.- Los esquemas para los Círculos Bíblicos
2.- La técnica de los Círculos Bíblicos
3.- El desenvolvimiento de los Círculos Bíblicos
4.- El animador

CAPITULO I
LA SABIDURIA DEL PUEBLO
1. La amistad
2. Al pobre no le queda otra alternativa
3. Alegría y salud
4. Educación y buenas maneras
5 El hombre y la mujer se casan
6 Dios manda que seamos buenos, pero no bobos
7 Tú vales más de lo que piensas
8 Rezar es fácil y difícil a la vez.

CAPITULO II
LAS PARABOLAS
9. La lotería de Dios
10. ¿De dónde vino esa cizaña? ¡Nadie la sembró!
11. Todo lo grande nace de algo pequeño. El futuro comienza en el presente.
12 No se ve crecer la planta, pero crece.
13. El condimento que da sabor a las cosas
14. La cosecha no depende solo de la semilla.
15 Quien se duerme hasta la última hora, pierde el autobús.
16 Cosas de la vida que no pasan en la vida.

CAPITULO III
EL SERMON DE LA MONTAÑA
17. Una nueva y extraña felicidad
18. Una nueva y extraña justicia
19 Una nueva y extraña sinceridad
20 Un nuevo y extraño ideal.
21 Una nueva y extraña oración
22. Una nueva y extraña seguridad
23. Un nuevo y extraño criterio para tratar a los demás.
24. Una nueva y extraña construcción

CAPITULO IV
LA PERSONA DE JESUCRISTO
25. Jesús y la gente humilde
26. Jesús y los niños
27. Jesús y la mala gente
28. Jesús y los que viven en soledad
29. Jesús y las buenas gentes que no tienen fe
30. Jesús y el prójimo
31. Jesús y la humanidad
32. La madre de Jesús

CAPITULO V
UN CIELO NUEVO Y UNA TIERRA NUEVA
33. El sueño de Dios para todos los hombres de buena voluntad
34. El primer hijo del futuro
35. El grano de mostaza se convierte en árbol
36. ¡Animo, yo he vencido al mundo!
37. El juicio final en marcha
38. El infierno: entrar en la oscuridad y condenarse a sí mismo 39. Los muertos desde
ahora renacen a la vida por la esperanza en el futuro.
40. La muerte: despertar para vivir siempre
*******

INTRODUCCION

Los esquemas para los Círculos Bíblicos que aquí presentamos nacieron como las flores  del campo, que de repente aparecen a la orilla del camino. El viento llevó la semilla y la  esparció por la tierra. Cayó la lluvia, brilló el sol y nació la flor. algunas de esas flores son  bonitas, otras no tie nen mucha gracia, son flores comunes; pero todas son flores del  campo.

Así son estos Círculos Bíblicos. Son como la vida, en la que los días se suceden sin  parar. Días agradables y bonitos, llenos de alegría, días simples, cargados de rutina y del  polvo de las calles. El viento de los acontecimientos llevó la semilla de la vida y la esparció  en la tierra de los cientos de grupos que se reúnen a lo largo de América Latina en torno de  la Palabra de Dios. Brilló el sol de la alegría, cayó la lluvia de la tristeza. Nació una flor  medio escondida y tímida asomándose a la orilla del camino de la vida. Quiera el Señor  Jesús -que es la PALABRA misma que vamos a estudiar- y la dulce Madre del Carmelo  -que la convirtió en vida mejor que nadie- sean de provecho estos Círculos Bíblicos a  cuantos los usen.

Fr. Carlos Mesters, O. Carm.

INTRODUCCION

1. Los Esquemas para los Círculos Bíblicos

La finalidad que se persigue Es simple y seria: trabajar para que en la cabeza y en el  corazón de los participantes de los Círculos Bíblicos pueda surgir en poco tiempo esta  convicción vivencial: Dios tiene mucho que ver con nuestra vida y nuestra vida tiene mucho  que ver con Dios. Esa es la finalidad, no otra. Los esquemas intentan tender una cuerda  que una la vida a Dios y Dios a la vida. Esta cuerda está faltando en muchas personas.  Una vez que la cuerda se haga fuerte, aguantará el peso de las verdades, de las  decisiones y de las convicciones que la Biblia quiera comunicar y hacer nacer en nosotros.

La palabra de Dios es como la Semilla: Solo revela su sentido si cae en Tierra La  finalidad de estos esquemas es simple: hacer que los participantes puedan llegar a  entender que Dios, a través de la Biblia, quiere entrar en conversación muy viva y seria con  nosotros, conversación que nada tiene que ver con palabras difíciles, sino con la misma  vida que de por sí es difícil. Las palabras de la Biblia desde el momento en que no se dan  cuenta de que son palabras de una conversación, pierden sentido. Y por más que Usted  busque su sentido, no podrá hallarlo. Esas palabras son como semilla sólo revela su  sentido, el servicio que presta, cuando es colocada en la tierra y produce la vida. Allá  dentro se va formando la vida y la flor va apareciendo. Por la flor podemos entender el  sentido y el valor de la semilla. La finalidad de los esquemas es poder ayudar a que se dé  mayor o al menos igual atención a la persona que habla, que dice esas palabras, que a las  palabras mismas en sí.

Biblia y Vida. Una rueda tiene un eje que mantiene unidos entre sí los radios de la rueda  y la hacen rodar por la calle. Un árbol tiene una raíz que chupa la savia y la manda por el  tronco, hacia las ramas. Ahora las muchas cosas relatadas por la Biblia tienen un eje que le  mantiene unido por dentro y hace que la Biblia cumpla su función en la vida. Es el rostro de  Dios que habla y pronuncia hoy las palabras y las cosas que se encuentran en la Biblia.  Tienen una raíz que alimenta y da sentido a todo el resto: es el rayo que hace entender la  presencia de Dios en la vida. Sin todo est o, la Biblia sería una rueda sin eje, un árbol sin  raíz. Quien quiera ponerse a lavar ropa, debe contar con una cuerda donde extenderla.  Quien quiera servir la comida debe contar con los platos donde servirla. Quiere recibir  visitas, debe contar con una sala adecuada para atenderlas. Quien quiere comunicar las  verdades de la fe al pueblo, debe contar primero con el recipiente para colocarlas. Pues  bien, en estos esquemas no cuidamos tanto de las verdades de la fe cuanto del recipiente  que lo recibe, de la cuerda que lo sostiene, del vaso en que se ofrece, del recinto en que se  guardan y conservan, de la raíz que los alimenta y del eje que los hace funcionar y andar  por el camino de la vida.

2. La técnica de los círculos bíblicos

¿Qué se necesita para que puedan funcionar?

LA TECNICA: la técnica del funcionamiento de los círculos bíblicos es ésta: que no tiene  técnica alguna. No es necesario hacer previamente un largo entrenamiento. No requieren  mucho conocimiento ni estudio. Basta seguir las indicaciones de los esquemas.

LAS CUATRO CONDICIONES. La primera condición para que un círculo bíblico pueda  funcionar es esta: dentro del grupo que se reúne debe haber al menos uno que sepa leer y  entender aquello que está escrito en los esquemas y en los suplementos. La segunda  condición, que no puede faltar y sin la cual el Círculo Bíblico no puede funcionar es ésta: todos los participantes deben vivir la vida con seriedad y tener una gran buena voluntad. La  tercera condición: cada uno debe tomar parte en el Círculo Bíblico teniendo bien firme la  convicción siguiente:tengo y sé cosas que el otro no sabe, ni conoce .Esas cosas yo las  puedo enseñar a los demás . La cuarta condición es: debe haber un animador que prepara,  orienta y conduce la reunión. Una embarcación sin piloto choca contra las rocas del río y  fracasa.

3. El desenvolvimiento de los Círculos Bíblicos.  Veamos las cosas parte por parte, de comienzo a fin.

Página 1 2

Acerca del autor

Temas relacionados

3 Comentarios

  1. marcelo

    yo tengo 41 años,soy de argentina bs.as. participo de los circulos biblico hace 5 años.
    Es mi mayor formacion en lo espiritual, el circulo me da todo por la biblia.
    Oramos y leemos los textos de la lectura dominical, compartimos en grupo las preguntas y cada persona da su testimonio de vida.

    Saludos!!!

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: