Nuestra fe: El estilo peculiar del hermano mormón, anunciando a Cristo Jesús  en casas católicas.

Nuestra fe: El estilo peculiar del hermano mormón, anunciando a Cristo Jesús en casas católicas.

Los hogares de muchas familias mexicanas están expuestas a visitas qué pueden hacer titubear  su fe, durante  todos los días de la semana sobre todo fines de semana, en diferentes zonas de ciudades y estados , reciben  la vista (en forma de misión) de hermanos mormones qué anuncian a Cristo Jesús.

El estilo peculiar del hermano mormón, anunciando a Cristo Jesús  en casas católicas.

Por Juan Revilla

Los hogares de muchas familias mexicanas, reciben  durante  todos los días de la semana, en diferentes zonas de ciudades y estados, la vista de hermanos mormones qué anuncian a Cristo Jesús, siempre de  dos en dos tratando de cumplir lo que Cristo Jesús ordenó a sus discípulos antes de ser enviados; vestidos con camisa blanca corbata y pantalón negro, por lo regular son jóvenes varones, muy jóvenes tocan las puertas, al abrirse la puerta ellos se presentan diciendo qué traen la buena nueva de Jesús y qué quieren que los escuchen, algunos se niegan a escucharlos, otros les dicen que son católicos y no aceptan ningún otro aspecto de fe diferente, algunos cierran las puertas pero, algunos con cortesía les dicen:  dame la noticia sin embargo, ellos dicen: < >, la gente les dice mire no están,  responden: < >, la gente contesta: bueno  será en otra ocasión pero, entonces  meten el pie entre la puerta para que no cierren o meten el cuerpo, como si se quisieran meter a la casa, muy diferente a muchos predicadores o evangelizadores, su aspecto demuestra qué andan revolucionados, contestan aceleradamente, parecen jóvenes hiperactivos, volteando hacía todos lados.

Al final de cuentas te dicen qué quieren bautizarte en el nombre de Cristo Jesús y te quieren  preparar, les dice la gente “yo, ya estoy bautizado”, ellos responden; < >, la gente vuelve a decir: “mis papas y padrinos estuvieron de testigos en mi bautizo, prestaron su voz y su fe  y pidieron al sacerdote el bautismo para mí”, ellos argumentan:< >, la gente contesta: “yo fui bautizando en nombre de Jesús, en el nombre del Padre y del Espíritu Santo”, vuelve a contraponer:< > sin embargo , dice la sagrada escritura en el evangelio de  Mc 1, 5 “Toda la población de Judea y de Jerusalén acudía a él, y se hacía bautizar en el río Jordán, confesando sus pecados”., también dice la sagrada escritura: «Dejen que los niños vengan a mí, y no se lo impidan porque de los que son como ellos es el Reino de los Cielos.»

Mt19,14

Si Jesucristo quiere que los niños estén junto a él, ¿Cuál es la mejor forma de estar plenamente unido a él en este tiempo?  El bautismo es precisamente esa comunión perfecta con el hombre (con un niño). La    palabra de Dios dice esto: toda la población, no dice con excepción  de los niños y las mujeres iban a bautizarse, contestan ellos: < > la gente responde: Los niños al nacer sí tienen pecado. Esto es algo que está muy claro en la Biblia, incluso en las versiones usadas por los hermanos protestantes, en todas dice esta verdad:

«Tú ves que malo soy de nacimiento, pecador me concibió mi madre».

Salmo 51,5-7 y si agregamos la cita de San pablo para dar mayor luz:

la respuesta bíblica a esto la encontramos en la carta que San Pablo escribió a los Romanos que dice:

«Por tanto, como por un solo hombre entró el pecado en el mundo y por el pecado la muerte y así la muerte alcanzó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron… En efecto, así como por la desobediencia de un solo hombre, todos fueron constituidos pecadores, así también por la obediencia de uno solo todos serán constituidos justos.»  Rom 5, 12.19

Por esto, hemos creído siempre que la miseria que oprime a los hombres en su inclinación al mal y a la muerte, no son comprensibles sin su conexión con el pecado de Adán y con el hecho de que nos ha transmitido un pecado, de ahí que lo llamemos pecado original. Eso significa la privación de la santidad y justicia originales. Entonces

bíblicamente  hay un «pecado» desde el nacimiento, por eso es importante y bueno el bautismo desde pequeño. Enojados por qué se les contesta dicen:< > la gente le responde  de nuevo “yo fui bautizado por qué necesito  entrar en el reino de nuestro padre y de nuestro Señor  Jesús, el Bautismo es necesario para entrar al Reino”. Además de lo señalado anteriormente, Jesucristo nos habla del Bautismo como algo necesario para entrar al Reino de los cielos. Esto lo encontramos en el evangelio de Juan:

«Respondió Jesús: «En verdad, en verdad te digo: el que no nazca de agua y de Espíritu no puede entrar  en el Reino de Dios. Lo nacido de la carne, es carne; lo nacido del Espíritu, es espíritu». Jn 3,5-6

Al nacer de nuestros padres nacimos de la carne, pero una cosa necesaria para entrar el Reino es nacer del Espíritu y esto es precisamente otra de las razones para bautizar al niño. Recordemos que no es un catecismo donde lo leímos, sino Jesucristo mismo en la Palabra de Dios quien lo afirmó.

Molestos por tales respuestas te dicen qué no serás salvo y que si no se hacen las cosas como ellos las hacen están perdidos, la Iglesia en donde estas es de satanás, qué te engaña tú Iglesia negandote la salvación, ellos  dicen que tienen el don de la profecía y que sus libros son inspiraciones  divinas.

Amigos, no alcanza uno a comprender como esta secta se arriesga a mandar a evangelizar según ellos,  con este tipo de método, falta de preparación, falta de moral,  utilizan un lenguaje sencillo, no hay duda pero, lo más triste qué se puede deducir, es como se cambia un hermano católico a un tipo de secta como esta, ¿será tanta la ingenuidad o la ignorancia religiosa que vive?

Acerca del autor

Temas relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.