Banco de oración
  • Estamos orando por:

  • José Manuel Yeañez Castillo. Para que nuestro Señor Jesús le de el reino en su amor y a su familia la resignación, fortaleza.

  • Elisa Lozano Ontiveros. Para que el Señor Jesús le de las fuerzas para luchar contra el Covid.

  • Mario Alberto Ortiz Ramirez. Para que el Dios en su amor le recupere pronto.

  • Micaela Revilla Para que nuestro Señor la fortalezca en esta infección del riñón y se restablezca de la aneía.

  • Juan Carlos Heredia Oramos ante nuestro Padre para que lo fortalezca en la infección en el hígado y riñones.

  • Juan Francisco Hernández oramos porque resista el Covid en gracia de nuestro Señor Jesús.

  • Lourdes Del Valle contagiada MUY GRAVE entubada desde el 17 de enero

  • Adán Juárez para que Dios lo fortalezca durante el periódo de acción del Covid al salir positivo.

  • Lupita Paredes por sus estudios del corazón.

  • Erasmo y Esperanza Para que nuestro Señor los llame a su reino y a su familia resignación.

  • Abel Becerra para que nuestro Señor Jesús le acoja en su reino.

  • Familia García Zamora

  • Familia García Granados

  • Familia García Reyna

  • Familia Valle Cortés.

  • Grimaldo Guerrero y Grimaldo Piña, familia Hdez sandoval, José Fco becerra..

  • Que nuestro Señor los fortalezca ante el civid y sean salvos.

  • Juan Guillermo Flores Frausto: Por su salud ya que se encuentra muy delicado. Para que Dios le fortalezca y de paciencia a sus familiares.

  • Margarita Hernández Oliva: Por su salud y sus problemas, para que laasistencia De Dios, el cariño de nuestro Señor el abrigue.

  • Juan Garcia Hernandez: Oramos por su eterno descanso y que el Señor Jesús lo llame a su reino, a la vez conforte a su familia.

  • Pbro. Leonardo Lona Patlán: oramos por su sensible fallecimiento, que nuestro Señor Jesús en su gracia le haya llamado a su reino.

  • Sra. Patricia Soto: quién ha sido encontrada positiva de covid y empieza su proceso más fuerte para que Jesús le de la interesa y la fortaleza de enfrentar al civid

  • José de la Luz Irene: estado de salud grave por covid.

  • Julián Estrada: Para que Dios lo tenga en su santo reino.

  • Juan manuel Cisneros Carrasco y médicos.

  • Han ido a ofrecer sus servicios por pandemía. Para que en ese servicio no se contagien y puedan servir mejor a tanta gente enferma.

  • Alvaro y Humberto Rodriguez: Por su fortalecimiento espiritual y la lucha para enfrentar vicios.

  • Familia Estrada López: Para que nuestro Señor Jesús fortalezca su corazón y los lleve en su plan de amor.

  • George Heredia: Por su salud, el restablecimiento de sus rodillas tras prótesis y su fortalecimiento espiritual en nuestro Señor Jesús.

Circulo bíblico: II capítulo: Las parábolas de Jesús: tres lecturas: Por Carlos Mesters

Circulo bíblico: II capítulo: Las parábolas de Jesús: tres lecturas: Por Carlos Mesters

Para está segunda Carlos Mesters nos ofrece un capítulo muy interesante “Las parábolas de Jesús”, en el capítulo se desglosan 3 (9,10,11)lecturas sobre las parábolas y su meditación, preguntas para introducirse más en la sagrada escritura, objetivo del circulo bíblico.

CAPITULO II
LAS PARABOLAS

9.- La lotería de Dios

A LECTURA DEL TEXTO DE LA VIDA
Cosas de la vida actual y del tiempo de Jesús que El conoció y observó atentamente. En el tiempo de Jesús no había la lotería. Pero había como hoy gente ávida de riqueza pero también había gente capaz de despojarse de todo lo que tenía para poder conseguir algo mejor. Jesús hablaba de aquel individuo que vendió todo lo que poseía para obtener untesoro (Mt 13,44) Hubo un señor que cuando supo que había ganado la lotería invirtió sus ahorros fletando un avión para ir a cobrar su premio a la capital. Ganar dinero, mucho dinero, es el sueño de tanta gente. Somos capaces de los mayores sacrificios para conseguirlo. Todos van en busca del tesoro, pero son pocos los que lo encuentran. Muchos gastan cada semana parte de sus jornales para invertirlo en apuestas y loterías.
Reflexión sobre el hecho de vida
Animador:
Existe un no sé qué en nosotros que nos lleva a jugar en loterías y rifas. ¿Qué es lo que empuja al pueblo a hacer eso? Aquí hay algo que merece nuestra atención, detengámonos un poco.
– ¿Tú has jugado a la lotería o en apuestas? ¿Podrías decir qué te mueve a jugar cada semana?
– ¿Cuántas veces has jugado y cuántas has ganado? Haciendo un balance, ¿qué experiencia has sacado de toda esa clase de juegos? ¿Es positiva o negativa? Discute el asunto con tus compañeros.
– ¿Conoces algún caso en el que alguien arriesgó mucho dinero para ganar. Cuéntalo. ¿Qué opinas de eso?
– Has comprobado la afición que se tiene por el juego. ¿Te das cuenta también del descaro de algunos que con el juego se aprovechan del pueblo? ¿Conoces casos de enriquecimiento de algunos a costa de los demás?
– ¿Has caído en la cuenta de cómo el pueblo se ha acostumbrado a perder, pues ya en vez de hablar de juego, de suerte, se habla de juego de azar? Pero a pesar de perder y de entregarse al azar continúa jugando. ¿Qué habrá en la gente para que todo el mundo se vaya tras las loterías? ¿Es que la lotería es una solución a la vida?.
B. LECTURA DEL TEXTO DE LA BIBLIA
Escuchamos lo que la Biblia enseñaba al pueblo de aquel tiempo sobre esto.
Animador:
Hoy hay miles y millones de personas que semana tras semana y a veces más, juegan a la lotería. Jesús en su tiempo observó ese deseo que todos tienen de encontrar un tesoro, un premio. En eso encontró El algo que le sirvió para hablar sobre el Reino de loscielos. Oigamos lo que dijo:
Lectura de Mt 13, 44-45
Un momento de silencio para dejar entrar en el alma las palabras de Jesús. Descubramos el mensaje que la Biblia tiene para nosotros hoy.
– ¿Cuál es el punto que más te llama la atención en esta historia?
– ¿Qué te dice ese punto en concreto sobre el Reino de Dios en tu vida?
– ¿Qué dice ese punto en relación con tu vida y el reino de Dios?
– ¿Dónde crees que está ahora ese tesoro? ¿Dónde encontrará la gente esa piedra preciosa del reino? ¿En la tierra? ¿En el cielo? ¿solo en el cielo? ¿en esta vida? ¿en el barrio? ¿Dónde?
– No sé si tu has ganado alguna vez la lotería. Pero, ¿has jugado alguna vez a la lotería de Dios? ¿Ganaste quedando más rico interiormente? Cuenta quedando más rico interior mente? Cuenta cómo fue. ¿Qué sacrificios has hecho para ganar en esa lotería de Dios?
– ¿Es el dinero el que arrastra a la gente para jugar a la lotería? ¿Solo el dinero? ¿Qué te empuja a ti a jugar a la lotería de Dios?
– Atención. Las dos parábolas no son iguales. El tesoro estaba escondido. El hombre que lo halló lo encontró por casualidad, pues tú jamás encuentras por el camino un aviso que dice: Aquí hay un tesoro, búscalo. En cambio la piedra preciosa no es encontrada por casualidad. La gente tiene que ir detrás de ella, viajando por el mundo se la encuentra. Parece que sean dos cosas opuestas: el tesoro es hallado por casualidad, casi sin quererlo. La piedra preciosa es hallada a propósito, casi es como una recompensa después de un gran esfuerzo. Jesús dijo que el Reino de los cielos se parece a esos dos casos: tú lo recibiste gratuitamente y al mismo tiempo como recompensa de un esfuerzo: ¿Cómo explicas eso? ¿Qué está revelando todo eso sobre el Reino de Dios en nuestra vida?
– Y tú, ¿estás buscando la piedra preciosa del Reino de Dios? ¿Ya encontraste el tesoro? ¿Dónde? ¿De qué manera?
– ¿Qué vamos a hacer en la práctica para hacer real en nuestra vida la Palabra de Dios que hemos oído y reflexionando?

10.- ¿De dónde vino esa cizaña? ¡Nadie la sembró!

A LECTURA DEL TEXTO DE LA VIDA
Cosas de la vida del tiempo de Jesús y de hoy que Jesús conoció y observó atentamente.
No entiendo. Limpié el sembrado hace tres días, sembré el maíz, pero bastó una pequeña lluvia y ya está ahí de nuevo; es una mala yerba. Sí. Ocurre como con los hijos -respondió otro – Uno los educa lo mejor que puede, pero cogen unos modales de todos los diablos que uno no se explica de dónde vienen y lo malo es que no se les puede quitar. Están estos malos modales mezclados con los buenos de modo que no se pueden separar. Y lo mismo sucede en las cosas de la vida: la gente no se explica de dónde viene el mal. Ya en tiempo de Jesús la cosa era así. El habla de la maleza que crece en medio del trigo y del arroz: Mt 13, 24-30. Ninguno sabe de donde viene. Nos esforzamos por hacer las cosas de la mejor manera, pero siempre aparecerá algo que dañará nuestra completa alegría desde la maleza en el sembrado, hasta las pestes de la agricultura, desde la gripe hasta los baches en la carretera; desde el salario de hambre hasta la barraca situada al lado del palacio del rico. El mal está mezclado con el bien. Ninguno sabe de dónde. No se les puede separar ¿Qué hacer entonces? ¿Dejarlos juntos para ver qué pasa? Observemos detenidamente las cosas de la vida para descubrir el valor que ellas encierran.
Animador:
La maldad es como la maleza. Crece donde menos se espera. Puede haber quien se atreva a separar los buenos de los malos, pero ¿podrá hacerlo con éxito? Vamos a mirar más detenidamente este problema:
– Busca otros ejemplos de tu vida en los que el bien y el mal aparezcan mezclados sin que tengas tú la culpa. Cuenta.
– ¿Trataste tú de separar alguna vez el bien del mal y no sólo no lo conseguiste, sino que dejaste las cosas peor de cómo estaban?
– Hay gente que dice: nada se gana en la lucha contra el mal, lo único que se consigue es amargarse, luego tú te mueres y nada cambió. Todo continúa como estaba. Otro dice: ¿Cómo vas tú a saber si fulano es malo? Puede que sea malo para ti, pero ¿será malo para los otros y para Dios?
En la lucha contra el mal podrías tú cometer una injusticia. ¿Qué opinas de esta manera de pensar?
– Entonces, ¿qué hacer?. Dejar las cosas tal cual y decir: paciencia. Así lo tiene escrito Dios. ¿Qué opinas tú?
B. LECTURA DEL TEXTO DE LA BIBLIA
Oigamos cómo Jesús se vale de las cosas de la vida para revelar algo sobre Dios
Animador:
La vida está llena de maleza. Son muchos los males que aquejan a la humanidad. Ante esta realidad unos pierden la cabeza, otros se conforman. Unos quieren eliminar el mal, otros se cruzan de brazos diciendo: No hay nada que hacer, así lo quiere Dios. ¡Paciencia! Vamos a oír cómo encara Jesús esto:
Lectura del Evangelio según San Mt 13, 24-30.
Descubramos lo que Jesús nos quiere decir sobre el Reino de Dios en nuestra vida
Animador:
Solamente los apóstoles recibieron la explicación. El pueblo tuvo que continuar quebrándose la cabeza para descubrir el sentido de la parábola contada por el Señor. Nosotros estamos en la situación del pueblo. Vamos a tener que quebrarnos la cabeza para descubrir lo que esas cosas de la vida tienen que decirnos sobre nuestro comportamiento en el Reino de Dios:
– ¿Cuál fue el punto que más te llamó la atención de esta lectura?
– ¿Qué es lo que en concreto te enseña a ti este pasaje acerca del Reino de Dios en tu vida y en la nuestra?.
– El patrón dijo: Déjenles crecer juntos hasta la siega. ¿Cómo explicas tú eso? Entonces, nosotros que estamos en el campo del Señor, ¿tenemos que cruzarnos de brazos? ¿Encuentras alguna solución en esto?
– El padre decía: Uno los educa lo mejor que puede, pero cogen unos modales de todos los diablos, que no explica uno de dónde viene y lo malo es que no se les puede quitar. Mucha gente dice: Paciencia, esperemos tiempos mejores… ¡La vida es así! ¡Dios lo quiere!
¿Es que todas esas personas están de acuerdo en lo mismo? ¿Qué opinas tú?
– A todo el mundo le gusta arrancar de entre el maíz la maleza que lo agobia. Pero cada uno lo hace a su manera. Por ejemplo: todo lo antiguo es bueno, es trigo; lo moderno no sirve, es malezao; todo lo antiguo es malo, maleza; el resto, lo moderno es bueno, es trigo. ¿Te encuentras tú con gente así? ¿A lo mejor también tú eres así? ¿Qué opinas?
– Antonio comentando esta parábola decía: Un juicio precipitado sobre la maldad de alguien puede arrancar el bien que acaba de nacer en el alma de esa persona. Una cosa es que tú trabajes para hacer el bien y otra hacer desaparecer el mal. Esto explica mejor lo que Dios quiere enseñarnos con la parábola. ¿Quién es el enemigo?
– Consulta ahora la explicación de Jesús a sus discípulos: Mt 13, 36.
– En la práctica, ¿qué vamos a hacer en nuestra vida como fruto de esto?

11. Todo lo grande nace de algo pequeño. El futuro comienza en el presente

A LECTURA DEL TEXTO DE LA VIDA
Un hecho de la vida de hoy Cosas de la vida del tiempo de Jesús y de hoy, conocidas y observadas atentamente por Jesús:
Fui yo quien hace años sembré una semilla de eucalipto en el solar de esta casa. le contaba el abuelo a su nieto, Por eso mira ese eucalipto grande que recrea a la familia entera con su fruto dulce. Hay cosas en la vida de las cuales la gente ni siquiera se da cuenta: Una sola gotita de perfume penetra agradablemente el cuarto entero; unos granitos de levadura fermentan toda una masa de pan; unos pedacitos de cuajo hacen que mucha leche se cuaje para hacer queso; la explosión de un solo átomo hace que se destruya una ciudad entera; un grano de maíz produce al ser sembrado muchas mazorcas cargadas de miles de granos; la dinamita por más pequeña que sea puede hacer saltar grandes puentes y edificios. Son cosas pequeñas que producen cosas grandes. Así acontece en la naturaleza, así acontece en la vida. Así es hoy y así era en el tiempo de Jesús. El habla acerca de eso en sus parábolas del Reino de Dios. Observamos atentamente las cosas de la vida para descubrir el valor que encierran
Animador:
Quien desprecie la semilla por ser tan pequeña, nunca obtendrá la fruta que va a apagar su sed, a calmar el hambre. Hay muchas semillas pequeñas en nuestra vida que nosotros no conocemos. Por eso corremos el riesgo de malograr el futuro de nuestros hijos. Veamos eso más detenidamente.
– ¿Conoces tú otros ejemplos en tu vida, en que cosas pequeñas producen grandes cosas? ¿Cuáles?
– Te ha sucedido a ti que alguna vez no le diste importancia a una cosa pequeña y por eso te quedaste sin algo grande?
– Indica alguna cosa grande y buena en la sociedad de hoy que nació de la fe que nuestros abuelos tuvieron por las cosas pequeñas.
B. LECTURA DEL TEXTO DE LA BIBLIA
Escuchamos lo que la Biblia enseñaba al pueblo de aquel tiempo sobre este problema. Jesús se vale de las cosas de la vida para revelar algo sobre Dios:
Animador:
Jesús anunciaba la llegada del Reino de Dios. Mucha gente se imaginaba una cosa grandiosa. Pero Jesús es mucho más humilde de lo que la gente piensa. Tan humilde que a veces es difícil reconocerlo. Jesús procura abrir los ojos de la gente para que pueda mirar las señales de esa presencia humilde de Dios en la vida. Oigamos lo que El dice:
Lectura del Evangelio según San Marcos 4, 30-32 y Mt 13, 33.
Descubramos lo que Jesús quiere decirnos sobre el reino deDios en nuestra vida
– ¿Cuáles son las cualidades que tú descubres en aquel grano de mostaza que creció tanto y quién sabe, se parece a la semilla de eucalipto que posiblemente tú también lle gaste a plantar en el solar de tu casa?
– ¿Qué es lo que esas cualidades nos enseñan sobre el reino de Dios?
– ¿Cuáles son las cualidades que tú encuentras en la levadura que aquella mujer mezcló conla harina de hacer pan y que todavía hoy usa todo panadero?
– ¿Qué te dicen a ti esas cualidades sobre el Reino de Dios?
– Tanto el bien como el mal todo comienza pequeño. Al principio no pasa de una semilla pequeña, pero después se convierte en un árbol. Un barrio marginado de una gran ciu dad, por ejemplo, es como un árbol pequeño que nació de una pequeña semilla. ¿Cuál fue la semilla de ese barrio marginado? ¿Estamos todavía plantando esa semilla? ¿Cómo, cuándo y dónde?.
– ¿Cuál es la semilla del hambre que padecen tantas personas? ¿Cuál es la semilla de tantas enfermedades y dolencias? ¿Cuál es la semilla del hecho que tantas personas no consigan lo necesario para vivir?
– A veces la gente se desanima¡Es que somos tan pocos!, ¿qué podremos hacer? Jesús les hace saber que un trabajo bueno puede ser como la semilla de mostaza o como la levadura. ¿Te da más ánimo y entusiasmo el saber esto?, ¿por qué?.
– ¿Hay en tu vida o en tu barrio algún trabajo pequeño que ya está creciendo y que algún díapuede ser como un árbol?. ¿Por qué?.
– No toda levadura es buena: Jesús dijo:Tengan cuidado con la levadura de los fariseos Mt 16,6, ¿hay hoy día mala levadura?. ¿Podrías tú aducir un hecho de mala levadura?.
– ¿Qué haremos en la práctica para hacer realidad estas enseñanzas de la Palabra de Dios?

Acerca del autor

Temas relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.