1a lect. del libro del Profeta Isaías 62,1-5. Sábado 25 de Diciembre de 2010

Por amor a Sión no me callaré, por Jerusalén no quedaré tranquilo hasta que su justicia se haga claridad y su salvación brille como antorcha.
Verán tu justicia las naciones, y los reyes contemplarán tu gloria y te llamarán con tu nombre nuevo, el que Yavé te habrá dado.
Y serás una corona preciosa en manos de Yavé, un anillo real en el dedo de tu Dios.
No te llamarán más “Abandonada”, ni a tu tierra “Desolada”, sino que te llamarán “Mi preferida” y a tu tierra “Desposada”. Porque Yavé se complacerá en ti y tu tierra tendrá un esposo.
Como un joven se casa con una muchacha virgen, así el que te reconstruyó se casará contigo, y como el esposo goza con su esposa, así harás las delicias de tu Dios.

Biblia Latinoamericana / se toma como guía el misal Católico: Asamblea Eucarística. México
FELIZ NAVIDAD

Deja un comentario