De la 1a carta del Apóstol San Pablo a los Corintios 2,10-16. Martes 4 de Septiembre de 2012.

De la 1a carta del Apóstol San Pablo a los Corintios 2,10-16. Martes 4 de Septiembre de 2012.

«EL HOMBRE CON LA SOLA INTELIGENCIA, NO PUEDE COMPRENDER LAS COSAS DEL ESPÍRITU DE DIOS. EN CAMBIO, EL HOMBRE ESPIRITUAL PUEDE JUZGAR CORRECTAMENTE TODO».

Pero a nosotros nos lo reveló Dios por medio de su Espíritu, pues el Espíritu escudriña todo, hasta las profundidades de Dios.
En efecto, nadie nos conoce como nuestro espíritu, porque está en nosotros. De igual modo, sólo el Espíritu de Dios conoce las cosas de Dios.
Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que viene de Dios, y por él entendemos lo que Dios nos ha regalado.
Hablamos, pues, de esto, no con los términos de la sabiduría humana, sino con los que nos enseña el Espíritu, expresando realidades espirituales para quienes son espirituales.
El que se queda al nivel de la psicología no acepta las cosas del Espíritu. Para él son tonterías y no las puede apreciar, pues se necesita una experiencia espiritual.
En cambio, el hombre espiritual lo juzga todo, y a él nadie lo puede juzgar.
¿Quién ha conocido la forma de pensar del Señor y puede aconsejarle? Y precisamente nosotros tenemos la forma de pensar de Cristo.

Biblia Latinoamericana / se toma como guía el misal Católico: Asamblea Eucarística. México

Deja un comentario