CORONAVIRUS, NO ESTAMOS VENCIDOS, “RENACERE”, RESUCITAREMOS

CORONAVIRUS, NO ESTAMOS VENCIDOS, “RENACERE”, RESUCITAREMOS

CORONAVIRUS, NO ESTAMOS VENCIDOS, “RENACERE”, RESUCITAREMOS.

El mundo de hoy.



Comentario de evangeliza fuerte:

Evangeliza fuerte pública este artículo de la Lic. Rosa María Ordaz, dado el panorama que enfoca de una realidad que nos cuestas aceptar, parece que “la vida nos está jalando las orejas” debido a una conducta incorrecta y equivocada, que nos va consumiendo en una decadencia desgastaste. No es tiempo de moralismos, ni mucho menos de darle un sentido divino o apocaliptico a la contingencia que vivimos en la mayor parte de los países del mundo, sin embargo, muchos ya ponen sus ojos en cielo clamando la ayuda de Dios porque parece que el COVID 19 nos echa en cara nuestra fragilidad y nuestro orgullo “pedantero”, sin embargo dad la semejanza con Dios tenemos los elementos para levantarnos y salir adelante, pudiéramos empezar quizá, pidiendo perdón a Dios, a la vida… dejemos mejor a la Srita Ordaz nos exprese esa idea a través de su artículo.

CORONAVIRUS, NO ESTAMOS VENCIDOS, “RENACERE”, RESUCITAREMOS

(Por Rosa María Ordaz)

*2 de Crónicas 7:14-22 si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.

Una de las iniciativas más conmovedoras para afrontar el coronavirus, fue la del italiano Roby Facchinetti, quien, sacudió las conciencias del hombre, con su himno “Rinascero” “no estamos vencidos, lo vamos a lograr, nacimos para desafiar el destino.

En estos tiempos de “purificación” universal, estemos atentos al profundo mensaje emitido, desde el corazón del Creador: necesitamos concentrarnos como humanidad en lo fundamental, los valores trascendentes, para rescatarnos del aturdimiento, ruido, comportamientos insanos; los cuales, nos han despersonalizado y depravado como seres humanos. Concentrémonos en lo que nos hace falta para “Renacer” y con ello ¡El camino a la libertad! Libres de la corrupción, la violencia, el narcotráfico, la mentira, el crimen organizado, bullyng, aborto, drogas, adulterio, alcoholismo, abuso de poder, control de la humanidad, del “coronavirus” de los capitalismos salvajes, que empobrecen más a los países vulnerables… La libertad, viene de los actos más sublimes del hombre. La humildad y el perdón. Urge, pidamos perdón al creador, por el aborto, la trata de blancas, el abuso de poder, nuestras soberbias, rencores, infidelidades, divisiones; ingratitudes a Dios, todas las transgresiones manifestadas en este artículo y más… las cuales resuenan en el resultado de nuestros actos, en el matrimonio, familia, en el entorno sociocultural y en nuestro valioso planeta. Enfoquémonos en lo que verdaderamente puede sanarnos, embellecernos espiritualmente, liberarnos del egoísmo, individualismo, hedonismo etc. Además, como esposos, familia, personas, pidamos misericordia por nuestras propias desobediencias, rebeldías. Supliquemos el perdón por los pecados de nuestros antepasados paternos y maternos; estamos interconectados en millones de memorias con ellos, en virtudes, pero también en conductas inmorales. La lógica sabia de pedir perdón a Dios: nos sana, libera, redime, dignifica, limpia el alma. Este es el mensaje del Ser Supremo, y la creación para cada uno de nosotros. Ambos quieren tocar las fibras más íntimas del corazón; El Todo Poderoso, anhela reconquistarnos nuevamente con el primor de su amor. Hagamos realidad con anhelo ferviente la cita de 2 de Crónicas 7:14-22 la promesa de Dios es esperanzadora: si, nos volvemos de nuestros malos caminos; Él, como padre promete: “sanaré, su tierra, esto abarca; sus matrimonios, familias, el corazón de sus hijos”, impactante decirle que también sanará nuestras economías y más. Así de profundo y fecundo es el Omnipotente. Necesitamos ser reconfigurados, transformados sellados, en un pacto donde la tierra, humanidad, familias y la creación, florezcamos como espejos de la belleza de Dios. Entonces renaceremos como humanidad en un mundo acuñado con la riqueza espiritual del creador y resucitaremos a la verdad y a la gloria de ÉL.

Mayores informes conferencias y seminarios relacionados con el tema:

www.grandezaydignidad.org
YouTube Rosa María Ordaz “el esplendor de la palabra”
YouTube Rosa María Ordaz “Mundo Católico”,
IVVOX Rosa María Ordaz,
Facebook Rosa María Julia Ordaz

Acerca del autor

Temas relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.