Iniciativa México y la Iglesia católica.

Iniciativa México y la Iglesia católica.

Iniciativa México y la Iglesia católica.

Por  Juan Revilla.

Después de 15 días de haber arrancado el proyecto iniciativa México, nuestra Iglesia católica ve con buenos ojos los frutos que se pueden obtener de este proyecto, es importante señalar que de antemano ya se ven frutos para bien de nuestra sociedad y país; el simple hecho de que los colosos de la comunicación se hayan unido en un proyecto, es muestra de esa disposición que busca que nuestro pueblo se una en uno solo, la promoción de esta iniciativa por los diversos medios de comunicación , involucrando a comentaristas, especialistas y gente importante del medio, invitando  a los mexicanos a que registren su proyecto y motivando a que la capacidad del mexicano sea el punto vertebral de este proyecto, promete un panorama alentador y positivo.

Para la Iglesia no hay objeción, ni se antepone al bien común, los mismos sacerdotes empiezan a involucrarse y esperan que la misma feligresía de la Iglesia participe de forma activa, los tiempos que vive nuestro país exigen esa participación consciente y dinámica; sabemos que los que estamos involucrados en el servicio de la Iglesia, debemos impulsar también a los hermanos y gente con capacidades y carismas para que muestren ese proyecto que puede ser de un impacto trascendental en la vida de México.

Los mismos cambios que la Iglesia sufre por medio del plan del concilio vaticano II, son estos los que impulsan y renuevan a un católico, por tanto los primeros en estar al pendiente del desarrollo de este proyecto (iniciativa México)  es nuestra Iglesia, nuestras familias y hermanos en Cristo que merecemos recuperar a un México grande y rico en todos los sentidos.

Es de imaginar que también nuestro gobierno va estar muy metido siguiendo el desempeño de esta iniciativa, no es de sabios visualizar que para que nuestro país salga  avante y triunfador de esta situación,  prospere y crezca, lo tenemos que hacer todos unidos y la iniciativa hacerla nuestra a la vez, saber que nos pertenece como  pueblo,  aunque tengamos  diversidad de pensamientos e intereses es necesario hacerlos a un lado y unirnos en una misma iniciativa que promueva a un México libre y pacifico, nuestra Iglesia, nuestro gobiernos y nosotros como pueblo,  podemos hacer  a un México prometedor y feliz para nuestros hijos y futuras generaciones.

Acerca del autor

Temas relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.