Banco de oración
  • Estamos orando por:

  • José Manuel Yeañez Castillo. Para que nuestro Señor Jesús le de el reino en su amor y a su familia la resignación, fortaleza.

  • Elisa Lozano Ontiveros. Para que el Señor Jesús le de las fuerzas para luchar contra el Covid.

  • Mario Alberto Ortiz Ramirez. Para que el Dios en su amor le recupere pronto.

  • Micaela Revilla Para que nuestro Señor la fortalezca en esta infección del riñón y se restablezca de la aneía.

  • Juan Carlos Heredia Oramos ante nuestro Padre para que lo fortalezca en la infección en el hígado y riñones.

  • Juan Francisco Hernández oramos porque resista el Covid en gracia de nuestro Señor Jesús.

  • Lourdes Del Valle contagiada MUY GRAVE entubada desde el 17 de enero

  • Adán Juárez para que Dios lo fortalezca durante el periódo de acción del Covid al salir positivo.

  • Lupita Paredes por sus estudios del corazón.

  • Erasmo y Esperanza Para que nuestro Señor los llame a su reino y a su familia resignación.

  • Abel Becerra para que nuestro Señor Jesús le acoja en su reino.

  • Familia García Zamora

  • Familia García Granados

  • Familia García Reyna

  • Familia Valle Cortés.

  • Grimaldo Guerrero y Grimaldo Piña, familia Hdez sandoval, José Fco becerra..

  • Que nuestro Señor los fortalezca ante el civid y sean salvos.

  • Juan Guillermo Flores Frausto: Por su salud ya que se encuentra muy delicado. Para que Dios le fortalezca y de paciencia a sus familiares.

  • Margarita Hernández Oliva: Por su salud y sus problemas, para que laasistencia De Dios, el cariño de nuestro Señor el abrigue.

  • Juan Garcia Hernandez: Oramos por su eterno descanso y que el Señor Jesús lo llame a su reino, a la vez conforte a su familia.

  • Pbro. Leonardo Lona Patlán: oramos por su sensible fallecimiento, que nuestro Señor Jesús en su gracia le haya llamado a su reino.

  • Sra. Patricia Soto: quién ha sido encontrada positiva de covid y empieza su proceso más fuerte para que Jesús le de la interesa y la fortaleza de enfrentar al civid

  • José de la Luz Irene: estado de salud grave por covid.

  • Julián Estrada: Para que Dios lo tenga en su santo reino.

  • Juan manuel Cisneros Carrasco y médicos.

  • Han ido a ofrecer sus servicios por pandemía. Para que en ese servicio no se contagien y puedan servir mejor a tanta gente enferma.

  • Alvaro y Humberto Rodriguez: Por su fortalecimiento espiritual y la lucha para enfrentar vicios.

  • Familia Estrada López: Para que nuestro Señor Jesús fortalezca su corazón y los lleve en su plan de amor.

  • George Heredia: Por su salud, el restablecimiento de sus rodillas tras prótesis y su fortalecimiento espiritual en nuestro Señor Jesús.

Curso de Teología moral Fundamental: IX Parte y última:LOS ACTOS HUMANOS Y LA VIRTUD.

Curso de Teología moral Fundamental: IX Parte y última:LOS ACTOS HUMANOS Y LA VIRTUD.

Este es el último capítulo del curso de Teología Moral Fundamental, elaborado por el profesor Livio Melina, en ésta unidad IX se trata “Los actos humanos y la virtud”, tema necesario para el católico qué busca esa perfección del alma y la práctica en la vida que trastorna toda actividad del católico, de hombres y mujeres.

LOS ACTOS HUMANOS Y LA VIRTUD.

1.INTRODUCCIÓN: JUSTIFICACIÓN DEL POR QUÉ DE LA TEORÍA DE LA ACCIÓN.

a) Moralidad de la impostación manualísitica tradicional.

La manualística de la tradición, hablaba de la moralidad como una cualificación extrínseca del acto en sí mismo, es decir, el acto es acogido en su exterioridad como un evento físico y recibe una cualificación moral en relación a una ley.

Por tanto la moralidad venía considerada como una cualidad accidental del acto, que dependía de su relación con la ley, con la regla.

La insuficiencia de este planteamiento se muestra cuando se encuentran actos legítimos que son prhibidos por la misma ley, como el de la legítima defensa.

El acto de matar es visto en su exterioridad, es decir, como matar; este acto de matar es visto como evento físico en su exterioridad. La cualificación moral de éste evento es dado por su relación con la ley: “No matarás”. De modo que en la legítima defensa se dará una excepción.

Según esta impostación, la contracepción, consiste en el acto físico de asumir una píldora que bloquea la ovulación. Por otro lado la ley no acepta la contracepción (HV). Pero en el caso de una mujer que tiene necesidades por estar en riezgo su vida, esto es visto como una excepción a la norma.

Esta teoría de la excepción del acto humano es muy discutible, ya que pone en crisis lo absoluto de normas especiales, dejándolas a criterio de una autoridad.

Esta debilidad es vista en manera fuerte por la teoría del proporcionalismo, la cual toma la acción como un evento físico al cual se le deberá hacer un balance de los aspectos negativos y positivos que consigue, de modo que si prevalecen los bienes positivos, será moralmente buena tal acción.

Ambas teorías deja la cualificación moral de la acción en una tercera persona, y no en la del mismo sujeto que realiza la acción. Por tanto, es necesario una teoría de la acción que comprenda la estructura del acto humano, que acoge las diferencias entre las acciones humanas y los eventos físicos.

2. ACTO HUMANO Y LA PERSONA.

a) Acción humana y evento: la prospectiva de la acción intencional.

Veamos la teoría de la acción.

Fuente: E. Anscombe, “Intentión”. Filósofa inglesa discípula de Wittgenstein.

Método: examina la acción humana desde el punto de vista de las formulaciones lingüísticas, mediante el análisis del lenguaje. Pregunta al sujeto de la acción: ¿qué cosa estás haciendo? y ¿por qué estás haciendolo? Y de éste análisis hace sus consideraciones sobre la acción. Ejemplo para distinguir entre acto humano y evento físico (en la acción hay una intención) con las siguientes proposiciones:

1. El brazo se alza: Solo describe un evento.

2. Yo alzo el brazo: Aquí además se identifica el sujeto que causa la acción. Aun no es moralmente significativo.

3. Pido la palabra: Esa añade un significado a la acción, la intención en un acto humano.

A la moral interesa el sujeto y sus acciones intencionales; acciones elegidas por un sujeto con determinado fin.

Esta interpretación lingüística de Elisabeth se pude integrar con la modalidad que Santo Tomás describe el actuar.

La estructura del actuar intencional según S. Tomas, la autodeterminación personal tiene su perno en dos momentos fundamentales:

– El momento de la intención,

– El momento de la elección.

Se trata de dos actos parciales de la voluntad que se autodetermina, se realiza a sí misma por medio de esta autodeterminación en estos dos momentos fundamentales: el momento de la intención y el momento de la elección.

El momento de la intención en el que la voluntad lleva a sí misma a un fin. La intención es por tanto el acto de la voluntad respecto a un fin. El acto de la voluntad que se orienta hacia un bien, que no es inmediatamente en su presencia, un bien que se necesita alcanzar por medio de una acción. Por medio de medios que le permitan alcanzarlo.

La intención implica siempre la elección de medios. Estos medios que me permiten alcanzar este fin. O se eligen las cosas que me permiten alcanzar ese fin.

El medio no son tanto cosas, sino más bien acciones que permiten alcanzar el fin esperado.

La relación entre intención y elección no es una relación extrínseco, sino intrínseco y estrechísimo. Quién quiere verdaderamente el fin, quiere verdaderamente los medios para alcanzar este fin. Quien quiere verdaderamente un bien quiere también verdaderamente los medios para alcanzar ese bien.

Por otra parte yo puedo comprender una elección concreta solo refiriéndome a la intención que la produce. Para entender la intención se necesita ver la elección y para comprender la elección se necesita ver la intención.

La elección es siempre elección animada por una intención. Se comprende si una intención es real, o verdadera en la medida en la cual yo la relaciono a una elección verdadera que la determina.

La explicación que Elisabeth da por medio de sus preguntas ¿qué hago? – ¿por qué lo hago?, corresponde al análisis tomista de la estructura del acto humano, como intención – elección: ¿por qué? = intención, ¿qué hago? = La elección.

Ambos análisis se colocan en la prospectiva del sujeto que actúa, que cumple una acción.

La prospectiva del actuar moral acoge los actos como actos humanos en cuanto comportan una perfección en sí misma, en cuanto son actuar y no hacer. Cada acto tiene siempre una dimensión moral aunque no se vea al externo, como en el acto de amor:

– Actuar: es el modo de actuarse, donde la acción queda en el sujeto y tiene sus   consecuencias, en el sujeto; tiene un fin interior; tiene como criterio la bondad del acto en sí mismo, en cuanto perfecciona la persona.

– Hacer: es relativo a un efecto externo que se produce; es transitivo, tiene un fin exterior; es medido por la bondad de los efectos.

La perspectiva de la praxis no es indiferente a la de la producción, pues la praxis es una dimensión que no depende de la lógica de la póiesis (producción), sino la respeta en su legítima autonomía. Ej., un buen profesor buscará de ser un profesor bueno.

b) Accion intencional de base.

Se pretende distinguir las acciones de las intenciones sucesivas que pueden animar a un sujeto que actúa.

Ej.: Una persona que corre por las mañanas responde a la pregunta: ¿qué haces?, y ¿porqué lo haces?. Posibles respuestas:

– se mueven las piernas rápidamente  : descripción de la acción como evento.

– muevo rítmicamente las piernas         : descripción de la acción como elección.

– me preparo para un asalto                  : la acción como fin ulterior.

El problema es: ¿hasta qué punto una acción es expresión de una intención? Para poder describir una acción como acción, no como un evento, se debe expresar la intención del sujeto, sus motivos. Es decir, llegar a un punto “break” en el que la respuesta no describe más el evento, sino que expresa el fin ulterior, el porqué de la acción; el “break” viene cuando la respuesta a la pregunta ¿porqué? no corresponde a ¿qué?.

Por tanto, la acción intencional de base es la acción misma acogida en su contenido intencional intrínseco del sujeto y distinta de los fines ulteriores que no corresponden a una descripción de la acción misma. Es la acción misma acogida por la prospectiva del sujeto que actúa y distinta de los fines ulteriores.

A través de este análisis, Anscombe, reproduce la distinción tradicional tomista de los conceptos:

Finis operis: es la intención intrínseca de la elección.

Finis operantis: es la intención ulterior que el sujeto atribuye a sus elecciones; depende sólo del sujeto y no de la descripción del objeto de la elección.

Página 1 2

Acerca del autor

Temas relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.