Banco de oración
  • Estamos orando por:

  • José Manuel Yeañez Castillo. Para que nuestro Señor Jesús le de el reino en su amor y a su familia la resignación, fortaleza.

  • Elisa Lozano Ontiveros. Para que el Señor Jesús le de las fuerzas para luchar contra el Covid.

  • Mario Alberto Ortiz Ramirez. Para que el Dios en su amor le recupere pronto.

  • Micaela Revilla Para que nuestro Señor la fortalezca en esta infección del riñón y se restablezca de la aneía.

  • Juan Carlos Heredia Oramos ante nuestro Padre para que lo fortalezca en la infección en el hígado y riñones.

  • Juan Francisco Hernández oramos porque resista el Covid en gracia de nuestro Señor Jesús.

  • Lourdes Del Valle contagiada MUY GRAVE entubada desde el 17 de enero

  • Adán Juárez para que Dios lo fortalezca durante el periódo de acción del Covid al salir positivo.

  • Lupita Paredes por sus estudios del corazón.

  • Erasmo y Esperanza Para que nuestro Señor los llame a su reino y a su familia resignación.

  • Abel Becerra para que nuestro Señor Jesús le acoja en su reino.

  • Familia García Zamora

  • Familia García Granados

  • Familia García Reyna

  • Familia Valle Cortés.

  • Grimaldo Guerrero y Grimaldo Piña, familia Hdez sandoval, José Fco becerra..

  • Que nuestro Señor los fortalezca ante el civid y sean salvos.

  • Juan Guillermo Flores Frausto: Por su salud ya que se encuentra muy delicado. Para que Dios le fortalezca y de paciencia a sus familiares.

  • Margarita Hernández Oliva: Por su salud y sus problemas, para que laasistencia De Dios, el cariño de nuestro Señor el abrigue.

  • Juan Garcia Hernandez: Oramos por su eterno descanso y que el Señor Jesús lo llame a su reino, a la vez conforte a su familia.

  • Pbro. Leonardo Lona Patlán: oramos por su sensible fallecimiento, que nuestro Señor Jesús en su gracia le haya llamado a su reino.

  • Sra. Patricia Soto: quién ha sido encontrada positiva de covid y empieza su proceso más fuerte para que Jesús le de la interesa y la fortaleza de enfrentar al civid

  • José de la Luz Irene: estado de salud grave por covid.

  • Julián Estrada: Para que Dios lo tenga en su santo reino.

  • Juan manuel Cisneros Carrasco y médicos.

  • Han ido a ofrecer sus servicios por pandemía. Para que en ese servicio no se contagien y puedan servir mejor a tanta gente enferma.

  • Alvaro y Humberto Rodriguez: Por su fortalecimiento espiritual y la lucha para enfrentar vicios.

  • Familia Estrada López: Para que nuestro Señor Jesús fortalezca su corazón y los lleve en su plan de amor.

  • George Heredia: Por su salud, el restablecimiento de sus rodillas tras prótesis y su fortalecimiento espiritual en nuestro Señor Jesús.

¡El ciego de nacimiento, sí era el ciego que sano Jesús!, ahora hay que enseñarlo a ver.

¡El ciego de nacimiento, sí era el ciego que sano Jesús!, ahora hay que enseñarlo a ver.

¡El ciego de nacimiento, sí era el ciego que sano Jesús!, ahora hay que enseñarlo a ver.

Por Genaro Valdivia.

Quienes nos hemos dedicado a la evangelización por años y aun los más nuevos, podemos constatar que cuando uno tiene su encuentro con Cristo Jesús como se conoce, de ojos abiertos y corazón palpitante (recibe su anuncio, la buena noticia), algo sucede que es extraordinario: “vuelve a nacer”, es otra persona, su rostro cambia y que decir de los ojos, los ojos trasmiten luz, brillo, cuando esos ojos están muertos hasta el rostro se ve sombrío, por esa razón la gente se expresaba: “no es el ciego”, “se le parece”, “sí es , sólo que algo que le hicieron”, vaya que tuvo que gritar el que había sido ciego: “si soy, sólo que brilla mi rostro porque la vida volvió a mi vida”, “estoy vivo”.

Después de un retiro la gente nueva, quiere vivir diferente a como lo venía haciendo, es obvio que los demás no se la creen: “te conocemos”, tú eres así, asa, tienes estos males, vicios, tú historia es está y tus inclinaciones son estás, ¿por qué las niegas?, el mundo rápido lo quiere absorber, lo quiere regresar a su estado original y sí se puede hasta peor; Cristo Jesús le pregunta: “¿Crees en el hijo del hombre?, para nosotros: ¿crees en el Salvador que soy yo Cristo Jesús, el que te devolvió la vista?, en el retiro lo conocemos como es y entonces al igual que el ciego dijo: “Sí creo y se postro”, lo hizo su rey, su Señor, su Dios; aquella gente, aquel hermano que sale del retiro proclama: “¡tú eres mi Señor!”, “¡tú eres mi Rey!”, “¡mi salvador!”, “¡mi Dios!”, sin embargo la gente se rehusa a admitirlo hasta que con el testimonio de vida y actuar, perseverar, al igual de proclamarlo, la gente va cediendo y entonces acepta que ha recobrado la vida, que tiene vida nueva y que Dios sí esta con el.

Más no todo es color de rosa, porque será necesario ahora enseñarlo a ver, si a ver con los ojos, no conocía nada físicamente, tocaba, pero… no conocía colores, tamaños, formas, la iglesia ayuda al que sale de su retiro, lo invita a entrar a una comunidad, para seguir ese ardor, unirse con los demás a compartir su experiencia, seguir disfrutando las maravillas de ver, de entrar en la doctrina de su Iglesia, ser más asiduo a los sacramentos, enseñarlo a orar, la necesidad de relacionarse con Dios, nuevos hermanos llegan otros hermanos se irán por su nueva vida, detestará algunas cosas que a la vista repugnan otras le dará gusto verlas, ¡eso es la iglesia!, el medio de crecimiento que junto con la palabra de Dios lo seguirá a que disfrute de esa vida y se integre en todos los ámbitos como hombre nuevo.

Claro que sí era el ciego, pero el resplandor de Dios brilló en él y cambio todo, nunca volverá a ser igual, las penumbras no volvieron a ocupar un espacio en él, Dios ya no lo deja pues Cristo se ha quedado en el centro de su vida pues él mismo se postro para adorarlo, al igual nosotros que nos hemos entregado a Él y que hemos empezado un camino de conversión constante a Dios.

Acerca del autor

Temas relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.