La respuesta del hombre a Jesús es la fe. San Lucas 17, 5-10.

La respuesta del hombre a Jesús es la fe. San Lucas 17, 5-10.

La respuesta del hombre a Jesús es la fe. San Lucas 17, 5-10.

Comentario al evangelio.


mostaza
Es un pasaje precioso para motivar el clamar a Dios que nos de el don de la fe, Jesús utiliza dos ejemplos bellos para que de manera sencilla los que quiren ser discípulos-apóstoles se enraicen en él y pongan toda la confianza en él. Para el comentario de este pasaje lo citamos todo en su texto:

En aquel tiempo, los apóstoles le pidieron al Señor: «Auméntanos la fe.»
El Señor contestó: «Si tuvierais fe como un granito de mostaza, diríais a esa morera: «Arráncate de raíz y plántate en el mar.» Y os obedecería. Suponed que un criado vuestro trabaja como labrador o como pastor; cuando vuelve del campo, ¿quién de vosotros le dice: «En seguida, ven y ponte a la mesa»? ¿No le diréis: «Prepárame de cenar, cíñete y sírveme mientras como y bebo, y después comerás y beberás tú»? ¿Tenéis que estar agradecidos al criado porque ha hecho lo mandado? Lo mismo vosotros: Cuando hayáis hecho todo lo mandado, decid: «Somos unos pobres siervos, hemos hecho lo que teníamos que hacer.»»

Este pasaje del evangelio no tiene vinculación con la trayectoria que venía haciendo Jesús desde capítulos anteriores (la riqueza, el discipulado, el administrador, el hijo derrochón, las monedas). Son sentencias más bien que se han elaborado en forma de catequesis, enseñanza exquisita que después de un fallido exorcismo por parte de los discípulos y que Jesús tiene que hacer porque no pudieron hacerlo sus discípulos, se dan cuenta los discípulos que fue por falta de fe, Jesús les indica que la fe en él es muy pequeña, falta el abandono como el maestro, tan es así que la semilla más pequeña les supera, notemos que la fe aquí no es el conocimiento de Dios (teología) sino la confianza y la bondad de Dios para hacer en su nombre (exorcismo), aquí sería la fe en Cristo que en su nombre pueden lograr algo extraordinario, no sólo milagros, sino una transformación de su persona (espiritual-conversión).

Jesús inmediatamente les dice que sí tuvieran fe como un granito de mostaza y recordemos que el granito de mostaza es el más pequeño, pero su cualidad es que crece grande y frondoso, llega a medir hasta 80 cms de altura y su utilización enormemente aprovechable como actividad comercial y alimenticia, en la cocina sus hojas utilizadas para ensaladas y su semilla para la elaboración de la mostaza; ellos con fe en Cristo le pueden decir al árbol de la mostaza: “arráncate y plántate de nuevo en el mar” o como textualmente dicen al sicómoro (árbol muy parecido a la higuera): desarráigate y plántate en el monte (San Mateo o mar San Lucas) y esto lo podemos concluir con aquellas palabras del evangelio de San Marcos: en mí nombre expulsarán demonios, tomaran serpientes con sus manos, hablarán nuevas lenguas, impondrán las manos a los enfermos y sanarán, tomarán veneno y no morirán, señales de fe aplicadas en creer en Cristo Jesús y mostradas como signos del que cree en él.

Ahora entramos a un pasaje que sólo San Lucas maneja solmente, aquel amo que tiene un siervo que regresa de trabajar a la hacienda y que después de su ardua tarea en el campo todavía tiene que servir; es un hombre que no tiene privilegios sino deberes (esclavo), en lugar de pensar que le van a servir sus alimentos por habérselos ganado por su trabajo, todavía hay que poner la mesa al amo; Jesús parece describir a muchos oprimidos, a muchos pobres, a muchos marginados que tienen que llevar una vida de explotación en sus personas.

La enseñanza aquí es para sus discípulos ya en la vida de apostolado, es una advertencia que tienen que trabajar duro para evangelizar (misión) y no deben de pensar que hacen algo extraordinario pues sólo lo hacen en el nombre de Dios; Jesús advierte la fe que tienen que tener en todo lo que hacen como parte de un trabajo, lo que ganan en la vida espiritual para sus hermanos no los debe de enorgullecer ya que nada es de ellos sino de Dios.

Este ejemplo de este siervo (esclavo), también los alienta a que no desfallezcan aun en las adversidades y cuando la fe decaiga por el cansancio, por las persecuciones, por la falta de milagros o conversiones solo deben de decir: “Cristo Señor aumenta nuestra fe”, pensar a la vez que sí una semilla de mostaza da tanta vida y muestra lo grandioso de Dios, los discípulos de Cristo Jesús darán más y más que esa pequeña semilla pues en ellos estará la gracia del Espíritu santo y para concluir, saber que en su apostolado solo están haciendo lo que les corresponde como don hacer: “evangelizar”.

La fe es algo que nos falta como cristianos, nuestra fe en la mayoría como semilla se marchitó por no haber tomado en serio el bautismo en Cristo Jesús o por ignorancia, o por no haberla cultivado, alimentado, sin embargo no es tarde para clamar a Dios: “fe”, él puede aumentarla sólo se necesita confiar en él y pedirlo, aceptar que no hemos hecho más de lo que deberíamos hacer es humildad de reconocer debilidad, pero esa debilidad nos llevará a una roca segura (la fe en él), inútil es un signo de que sin Dios no se puede hacer nada aunque parezca osado, no se hace nada porque cualquier viento que sopla nos deja atribulados, nos deja en la zozobra nos perturba y nada podemos hacer, pero interviene Dios y todo se transforma, lo inútil se basa en que sólo podemos hacer algo trascendente en Cristo Jesús, volvemos a insistir: ”creer en Cristo Jesús nos dará la salvación y la plenitud”.

 

Acerca del autor

Temas relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.