Del 1er libro de los Reyes 21,1-16. Lunes 16 de Junio de 2014.

Del 1er libro de los Reyes 21,1-16. Lunes 16 de Junio de 2014.

Del 1er libro de los Reyes 21,1-16. Lunes 16 de junio de 2014.

«APEDREARON A NABOT HASTA QUE MURIÓ».

acab-y-jezabellNabot de Jezrael tenía una viña al lado de la casa de Ajab, rey de Samaría.
Ajab dijo a Nabot: «Ya que tu viña está al lado de mi casa, dámela para que haga allí un huerto. En lugar de ella te daré otra viña mejor o, si prefieres, te pagaré el debido precio».
Nabot respondió a Ajab: «¡Líbreme Yavé de abandonar la herencia de mis padres!»
Ajab volvió a su casa descorazonado y muy enojado por esa respuesta de Nabot de Jezrael: «No cederé la herencia de mis padres». Se acostó en su cama, volvió la cara para la pared y no quería comer.
Jezabel, su mujer, fue a verlo y le dijo: «¿Por qué estás así? ¿Por qué no comes?»
Le respondió: «Acabo de decir a Nabot de Jezrael: Dame tu viña, te la pagaré o, si prefieres, te daré otra por ella. Pero me respondió: no te daré mi viña».
Entonces su mujer Jezabel le dijo: «¡Y tú eres el rey de Israel! ¡Vamos! Levántate, come y no estés triste. Yo te voy a dar la viña de Nabot de Jezrael».
Escribió en nombre del rey una carta y la selló con el timbre del rey, luego se la envió a los ancianos y a los jefes de la ciudad, vecinos de Nabot.
La carta decía: «Ordenen un ayuno y citen a Nabot a comparecer ante el pueblo.
Consíganse a dos malvados para que le lancen esta acusación: ¡Tú maldeciste a Dios y al rey! Entonces lo sacarán fuera y lo matarán a pedradas».
La gente de la ciudad, los ancianos y los jefes que vivían con Nabot, hicieron lo que Jezabel les ordenaba en la carta que les había enviado.
nabot-apedreado Proclamaron un ayuno e hicieron comparecer a Nabot ante el pueblo.
Entonces se presentaron dos malvados, se pusieron frente a Nabot para testimoniar contra él, y ante todo el pueblo dijeron: «¡Nabot maldijo a Dios y al rey!» Lo sacaron fuera de la ciudad y lo apedrearon. Y Nabot murió.
Le comunicaron a Jezabel: «Nabot fue apedreado y murió».
Apenas supo Jezabel la muerte de Nabot, dijo a Ajab: «Levántate y toma posesión de la viña de Nabot de Jezrael, que no quería vendértela a ningún precio; Nabot ya no existe, porque murió».
Cuando Ajab oyó que Nabot había muerto, se levantó, bajó a Jezrael y tomó posesión de la viña de Nabot.

Biblia Latinoamericana / se toma como guía el misal Católico: Asamblea Eucarística. México.

Acerca del autor

Temas relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.