Del 2o libro de los Reyes 25,1-12. Viernes 26 de Junio de 2020. Misa Votiva de La Preciosísima Sangre de Nuestro Señor Jesucristo.

Del 2o libro de los Reyes 25,1-12. Viernes 26 de Junio de 2020. Misa Votiva de La Preciosísima Sangre de Nuestro Señor Jesucristo.

Del 2o libro de los Reyes 25,1-12. Viernes 26 de Junio de 2020.

Misa Votiva de la Preciosísima Sangre de Nuestro Señor Jesucristo.

«EL PUEBLO DE JUDÁ ES DEPORTADO DE SU TIERRA».

El día diez del mes décimo del año noveno del reinado de Sedecías, Nabucodonosor, rey de Babilonia, vino a Jerusalén con todo su ejército, la sitió y construyó torres de asalto alrededor de ella. La ciudad estuvo sitiada hasta el año undécimo del reinado de Sedecías.
El día nueve del cuarto mes, cuando el hambre había arreciado en la ciudad y la población no tenía ya nada que comer, abrieron una brecha en la muralla de la ciudad. El rey Sedecías y sus hombres huyeron de noche por el camino de la puerta que está entre los dos muros del
jardín del rey, y ocultándose de los caldeas, que tenían cercada la ciudad, escaparon en dirección al desierto.
El ejército caldeo persiguió al rey y le dio alcance en los llanos de Jericó, donde su ejército se dispersó y lo abandonó. Los caldeos capturaron al rey y lo llevaron a Riblá, donde estaba Nabucodonosor, rey de Babilonia, quien lo sometió a juicio. Nabucodonosor hizo degollar a los hijos de Sedecías en su presencia, mandó que le sacaran los ojos y lo condujo encadenado a Babilonia.
El día séptimo del quinto mes del año décimo noveno del reinado de Nabucodonosor en Babilonia, Nebuzaradán, jefe del ejército caldeo y súbdito del rey de Babilonia, entró en Jerusalén, quemó el templo del Señor, el palacio real y todas las casas de Jerusalén. Los soldados caldeos, que estaban con el jefe del ejército, destruyeron las murallas que rodeaban la ciudad. Nebuzaradán deportó al resto de la población y también a los que se habían rendido al rey de Babilonia, y sólo dejó a algunos campesinos pobres para trabajar las viñas y los campos.

PALABRA DE DIOS.- TE ALABAMOS,SEÑOR.

LA PRECIOSÍSIMA SANGRE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO.

Se toma como guía el misal Católico. Asamblea Eucarística. México.

Acerca del autor

Temas relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.