Salmo 138, 1 – 7

Salmo 138, 1 – 7

[De David.]   Te doy gracias, Yahvé, de todo corazón, por haber escuchado las palabras de mi boca. En presencia de los ángeles tañeré en tu honor,
me postraré en dirección a tu santo Templo. Te doy gracias por tu amor y tu verdad, pues tu promesa supera a tu renombre.
El día en que grité, me escuchaste, aumentaste mi vigor interior.
Te dan gracias, Yahvé, los reyes de la tierra, cuando escuchan las palabras de tu boca;
y celebran las acciones de Yahvé: «¡Qué grande es la gloria de Yahvé!
¡Excelso es Yahvé, y mira al humilde, al soberbio lo conoce desde lejos!»
Si camino entre angustias, me das vida, ante la cólera del enemigo, extiendes tu mano y tu diestra me salva.
Psa 138:8 Yahvé lo hará todo por mí. ¡Tu amor es eterno, Yahvé, no abandones la obra de tus manos!

Acerca del autor

Temas relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.