Equilibrio en el kerigma: predicación vs testimonio.

Equilibrio en el kerigma: predicación vs testimonio.

Equilibrio en el kerigma: predicación vs testimonio.


kerigma200

Uno de los retos que viven nuestros ministerios de evangelización hoy en día, es discernir a que darle mayor importancia en el kerigma: al anuncio del kerigma o al testimonio del predicador. Hay muchas dudas en los ministerios de evangelización al momento de anunciar el kerigma por no entender que es el kerigma, de lo contrario no hubiera dudas; por tanto, muchos tienen la idea que en la predicación del kerigma, debe de brillar el testimonio personal para que el que recibe el anuncio, vea que sí se puede, otros ni pensar en el testimonio para no opacar la palabra de Dios.

Otros ministerios proclaman el kerigma con mayor énfasis en su contenido y dejan muy poco margen para el testimonio personal e incluso algunas veces el testimonio sale sobrando y se dice sale sobrando porque se ha cumplido el objetivo del kerigma.

Una cantidad considerable de ministerios con su coordinador y dirigente (sacerdote) dicen que quieren predicadores testimoniales, el manual de SINE del Padre Alfonso Navarro, y muy parecido de Pepe Prado (las dos estructuras más conocidas) cita que se debe de dar por predicadores testigos, por lo tanto llegan a separar la predicación del testimonio, por ello, en el kerigma se vuelve predicación vs testimonio, es decir, el predicador termina su tema y dice: déjenme darles mi testimonio y aunque a usted le parezca burdo, pasa con mucha frecuencia.

Por lo regular, los retiros kerigmáticos se dan en 2 días, siendo el primero con mayor densidad en temas, esto significa que el sábado por ejemplo a muchos se les haga pesado cuando reciben el mensaje por no estar acostumbrados a escuchar temas de Dios, porque puede estar sentado sin moverse dos horas viendo un partido de futbol sin ningún problema, estar esperando un camión por media hora de pie sin opción, puede estar sentado 4 horas detrás de una máquina de pespuntar sin quejarse, pero oyen 2 o 3 temas seguidos y no falta que se les atraviese que ya se cansaron, ¡claro!, pues no reciben dinero ¿verdad?

¿Por qué se comenta lo del tiempo del kerigma?, es claro, para darnos cuenta que cada tema tiene un tiempo determinado, en el cual el predicador proclama la buena nueva, normalmente, son temas de 30 minutos, algunos más extensos durarán 40 minutos, de acuerdo a esto vamos a desarrollar y tratar de aclarar esta confusión.

Desarrollo:

Primero, veamos a que se le llama testimonial. Según la lengua española: Que da testimonio de algo o tiene valor de testimonio. Testimonial y a en aspecto kerigmático o religioso es que el predicador, el evangelizador, sea testigo fiel, ha recibido su kerigma, ha tenido un encuentro vivo con Cristo Jesús, sabe del efecto kerigma por propia experiencia y esa experiencia lo lleva anunciar esa misma palabra que lo tocó. No puede dar un tema alguien que no haya tenido una experiencia kerigmática, no por falta de capacidad sino por no ser testigo.

En segundo lugar: ¿cree que un testimonio tenga mayor validez que la palabra de Dios, en este caso el kerigma?, ¿a qué nos referimos?; sí tiene 30 minutos para el tema, ¿cuánto sería bueno darle a cada parte de tiempo. Sí piensa que el testimonio es más importante puede suceder dos cosas, (1) que durante todo el tema este mezclando su testimonio, (2) darle 15 minutos a cada uno. ¿Cuál puede ser el riesgo?, (1) caer en que el “Yo” o “yoyo” luzca más que la palabra de Dios, (2) dejar un contenido precioso que lo puede llevar a la conversión al escucha. Puede darse el caso de no tener control del tiempo por cumplir el objetivo, en este caso, predicar un tema mu apresurado, mocho e incluso con grandes errores conceptuales.

Argumentos.

Tesis 1

Quizá se diga es que el testimonio arrastra, se puede correr el riesgo de hacer un reality show, entonces habrá competencia y ver quién tiene mejor testimonio y confundir que están más ungidos y aman más a Dios. No es el objetivo del kerigma.

Cuando se busca que el testimonio convenza a los escuchas, se corre el riesgo de omitir el tema, por ejemplo: sí se trata del amor de Dios, el predicador puede decir: yo no me sentía amado pero… todo cambio y ahora soy el más feliz, por esto, esto, esto, esto, bla bla bla y se fue el tiempo y adiós tema.

Por otro lado, hay un gran riesgo de que el predicador se convierta en un escenificador, dar siempre el mismo testimonio por no creer importante una vivencia menos impactante en su caminar, pensando que pierde impacto el testimonio.

Lo que se ha generado es una atracción superficial, un encuentro superficial y no ha sido tocado por Dios y aquí no vale decir que es el principio porque sí la raíz es humana el cimiento es débil, pero sí es tocado por Dios garantía de conversión y de salvación.

Tesis 2:

En cuanto a dar unos 5 minutos de testimonio y en dado caso de omitirlo. La palabra de Dios será siempre la garantía de conversión, el testimonio no convierte, la palabra convierte, no el olfato, no el tacto, no el gusto, no la mirada, ¡la escucha del kerigma!

El reto en este caso es insertar en puntos centrales el testimonio para que amarre con la predicación y en el crecimiento del predicador y juicio sí observa que el testimonio sale sobrando omitirlo pues será paja lo que diga.

Un riesgo que muchos predicadores pueden tener es que cuando no se da testimonio en un punto central, se fomentar la frialdad del predicador y salirse de una realidad testimonial de haberse encontrado con Cristo Jesús e incapacitarse de no hablar más que en temas de Jesús.

¿Qué podemos concluir:

Aunque no es obligatorio el testimonio y no ser lo más importante en el kerigma, el predicador debe de estar dispuesto a testificar de Jesús, además de estar atento a las experiencias diarias de vida porque una de ellas puede ayudar a fortalecer el tema que ésta predicando y con ello aleja de la frialdad religiosa del predicador, sensibilizándose.

Se agrega, que esto puede permitir que el corazón del predicador este más atento a las mociones del Espíritu santo y con ello equilibrar el punto de disputa de este tema: equilibrio entre predicación y sí se requiere dar testimonio. El kerigma no se vende: ¡se anuncia, se grita, se proclama!; confrontar al kerigma contra testimonio es desleal y no es edificador para los predicadores, se da testimonio para que brille el anuncio y sino es mejor callar pero hacer sentir con sus actos e integración en el retiro que vive dios intensamente en él.

Evitar confrontar el kerigma y el testimonio va a permitir mayor madurez en la predicación y por lo tanto el resultado de mayores conversiones para el Señor Jesús y salvación.

Acerca del autor

Temas relacionados

4 Comentarios

  1. Hector

    Hola !!

    el tema que tocas es muy importante ya que en muy pocas ocasiones se prepara a los evangelizadores en estos dos aspectos, el equilibrio entre el anuncio de la palabra de Dios y el testimonio en muy importante para que el testimonio no sea lo que recuerden los oyentes sino el anuncio gozoso de la palabra de Dios actuando en la persona que predica, creo que esto lo has dejado claro solo me gustaria agregar que en el momento de nuestro testimonio o testimonios el predicador debe buscar la experiencia o experiencias que se relacionen a la predicacion que esta impartiendo ya que como comentaste muchos predicadores dan el anuncio y luego su testimonio desligando el anuncio de su testimonio totalmente o dan a conocer experiencias que no tienen relacion con lo que se anuncia.

    Que la proclamacion de la Palabra de Nuestro Señor llegue a los confines de la tierra
    Gracias por tu post.

    Saludos y bendiciones !!

    Tu hermano Hector

    Responder
    1. Juan Revilla

      Héctor: La gracia de nuestro Señor te asista.
      Tienes razón en cuanto que la experiencia que se comparte como testimonio sea relacionado con lo que está anunciando, de ahí que será más fresco lo que comparte. muchos predicadores se han quedado prendados del testimonio de hace 20 años y nos hace ver que dios ya no actúa actualmente.

      Deseamos que en este trabajo evangelizador, los equipos tengan buenos predicadores y evangelizadores, dando testimonio de como actúa dios en sus vidas, en su caminar diario.
      Gracias por comentar. bendiciones.

      Responder
  2. Luz Martinez

    Hola, donde encuentro el manual de SINE del Padre Alfonzo Navarro vivo en Estados Unidos. Gracias por este tema me a ayudado mucho.

    Responder
  3. Rosa Cecilia Morales Ladine

    Gracias por cada detalle en que nos enseñan para poder predicar la palabra de Dios. Dios les bendiga.

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: