Devoción al Sagrado Corazón de Jesús «Datos para la Historia»

Devoción al Sagrado Corazón de Jesús «Datos para la Historia»

Devoción al Sagrado Corazón de Jesús

Datos para la Historia

Ma. Magdalena de la reparación Vargas Galeana

Dios-se-hizo-Hombre-por-Amor

Recibe la encomienda de amar y reparar

 

La M. Ma. Magdalena, como algunas personas santas, tuvo algunas revelaciones en las que el Señor Jesús le mostraba su Corazón y le pedía que hiciera penitencia y actos de reparación a su Sacratísimo Corazón, ya que muchas personas consagradas no correspondían a su amor. Ella, por su parte, comprendió que el Señor la había escogido a ella y a sus hermanas de religión para una misión muy especial, la de tributarle un homenaje de amor y reparación por todas aquellas faltas cometidas por los consagrados, los cuales por su fragilidad y su falta de amor, no correspondían con amor a quien primero los ha amado. Desde entonces, la M. Ma. Magdalena de la reparación consagro su persona y se ofreció en sacrificio para reparar a su Amado. Con una profunda devoción al Sacratísimo Corazón de Jesús ofrecía todas sus obras  como expresiones de amor y reparación; místicamente se unía a su Amado como quien siente un amor que se ha encendido cual antorcha que se prende y toma fuego del Corazón inflamado por el inapagable Amor Divino que tanto ama a los hombres.

 

Por el testimonio de quienes le conocieron, sus hijas espirituales, y de quienes estuvieron a su lado hasta el último instante de su vida, sabemos que la misión que le encomendó el Sagrado Corazón de Jesús la cumplió hasta el último momento de su vida. Después de una larga y penosa enfermedad,  consumida de amor, murió el 19 de Enero de 1917, en la ciudad de México. Sus restos  reposan en la capilla de la casa central, en Irapuato. Sus hijas espirituales continúan su apostolado en varias partes del mundo: además de estar presentes en varias partes de México tienen algunas fundaciones en Chile, Perú, Ecuador, Italia; se dedican a la educación de los niños, adolecentes y jóvenes; tienen algunas misiones; ejercen su apostolado en algunos hospitales atendiendo a los enfermos; cooperan en la Pastoral en algunas parroquias. Pero sobre todo, se han consagrado a promover una Devoción de amor y reparación al Sagrado Corazón de Jesús.

Acerca del autor

Temas relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.