Evangelio San Juan 7,37-39.  Domingo 23 de Mayo 2010

Evangelio San Juan 7,37-39. Domingo 23 de Mayo 2010

El último día de la fiesta, que era el más solemne, Jesús, puesto en pie, exclamó con voz potente: «El que tenga sed, que venga a mí.
Pues el que cree en mí tendrá de beber. Lo dice la Escritura: De él saldrán ríos de agua viva.
Decía esto Jesús refiriéndose al Espíritu Santo que recibirían los que creyeran en él. Todavía no se comunicaba el Espíritu, porque Jesús aún no había entrado en su gloria.

Biblia Latinoamericana / se toma como guía el misal Católico : Asamblea Eucarística. México

Acerca del autor

Temas relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.