Evangelio San Lucas 15,1-20. Jueves 4 de Noviembre 2010.

Evangelio San Lucas 15,1-20. Jueves 4 de Noviembre 2010.

Los publicanos y pecadores se acercaban a Jesús para escucharle.
Por esto los fariseos y los maestros de la Ley lo criticaban entre sí: «Este hombre da buena acogida a los pecadores y come con ellos.
Entonces Jesús les dijo esta parábola:
Si alguno de ustedes pierde una oveja de las cien que tiene, ¿no deja las otras noventa y nueve en el desierto y se va en busca de la que se le perdió hasta que la encuentra?
Y cuando la encuentra, se la carga muy feliz sobre los hombros,
y al llegar a su casa reúne a los amigos y vecinos y les dice: «Alégrense conmigo, porque he encontrado la oveja que se me había perdido.
Yo les digo que de igual modo habrá más alegría en el cielo por un solo pecador que vuelve a Dios que por noventa y nueve justos que no tienen necesidad de convertirse.

Y si una mujer pierde una moneda de las diez que tiene, ¿no enciende una lámpara, barre la casa y busca cuidadosamente hasta que la encuentra?
Y apenas la encuentra, reúne a sus amigas y vecinas y les dice: «Alégrense conmigo, porque hallé la moneda que se me había perdido».
De igual manera, yo se lo digo, hay alegría entre los ángeles de Dios por un solo pecador que se convierte.

Biblia Latinoamericana se toma como guía el misal Católico: Asamblea Eucarística. México

Acerca del autor

Temas relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.