Salmo 136 (137). Miércoles 28 de Septiembre de 2011.

Salmo 136 (137). Miércoles 28 de Septiembre de 2011.

«TU RECUERDO, SEÑOR, ES MI ALEGRÍA».


Al borde de los canales de Babilonia
nos sentábamos y llorábamos
al acordarnos de Sión;
en los sauces que por allí se encuentran
habíamos colgado nuestras arpas.
Allí los que nos habían deportado
nos pedían palabras de una canción,
y nuestros raptores un canto de alegría:
«¡Cántennos un canto de Sión!»
¿Cómo íbamos a cantar un canto del Señor
en un suelo extranjero?
¡Si me olvido de ti, Jerusalén,
que mi derecha se olvide de mí!
P Que mi lengua se me pegue al paladar
si de ti no me acuerdo,
si no considero a Jerusalén
como mi máxima alegría.

Biblia Latinoamericana / se toma como guía el misal Católico: Asamblea Eucarística. México

Acerca del autor

Temas relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.