Del libro del Éxodo 2,1-15. Martes 16 de Julio de 2013.

Del libro del Éxodo 2,1-15. Martes 16 de Julio de 2013.

“LE PUSO POR NOMBRE MOISÉS, PORQUE FUÉ SACADO DEL AGUA.- CUANDO MOISÉS CRECIÓ FUE A VISITAR A SUS HERMANOS”.

moises-bebe-3 Un hombre de la tribu de Leví se casó con una niña de su misma tribu.
La mujer quedó esperando y dio a luz un hijo, y viendo que era hermoso, lo tuvo escondido durante tres meses.
Como no podía ocultarlo por más tiempo, tomó un canasto de papiro, lo recubrió con alquitrán y brea, metió en él al niño y lo puso entre los juncos, a la orilla del río Nilo.
La hermana del niño se quedó a cierta distancia para ver lo que le pasaba.
En eso bajó la hija de Faraón al Nilo, y se bañó mientras sus sirvientas se paseaban por la orilla del río. Al divisar el canasto entre los juncos, envió a una criada a buscarlo.
Lo abrió y vio que era un niño que lloraba. Se compadeció de él y exclamó: “¡Es un niño de los hebreos!”
Entonces la hermana dijo a la hija de Faraón: “Si quieres, yo buscaré entre las hebreas, y me pondré al habla con una nodriza para que te críe este niño.
¡Ve!, le contestó la hija de Faraón.
Así que la joven fue y llamó a la madre del niño. La hija de Faraón le dijo: “Toma este niño y críamelo, que yo te pagaré. Y la mujer tomó al niñito para criarlo.
Habiendo crecido el niño, ella lo llevó a la hija de Faraón, y pasó a ser para ella como su hijo propio. Ella lo llamó Moisés, pues, dijo, “lo he sacado de las aguas.
moises-mata-a-egipcio Tiempo después, siendo Moisés ya mayor, se preocupó por sus hermanos y entonces fue cuando comprobó sus penosos trabajos. Le tocó ver cómo un egipcio golpeaba a un hebreo, a uno de sus hermanos.
Miró a uno y otro lado, y como no viera a nadie, mató al egipcio y lo escondió en la arena.
Al día siguiente salió de nuevo, y esta vez dos hebreos estaban peleando. Moisés dijo al culpable: “¿Por qué le pegas a tu compañero?”
Y él le contestó: “¿Quién te ha puesto de jefe y juez sobre nosotros? ¿Y por qué no me matas como mataste al egipcio?” Moisés tuvo miedo, pues pensó: “Este asunto ya se sabe.
De hecho, le llegó la noticia a Faraón y buscó a Moisés para matarlo, pero Moisés huyó de la presencia de Faraón y se fue a vivir al país de Madián. Allí se sentó junto a un pozo.

Biblia Latinoamericana / se toma como guía el misal Católico: Asamblea Eucarística. México

Deja un comentario