Banco de oración
  • Estamos orando por:

  • José Manuel Yeañez Castillo. Para que nuestro Señor Jesús le de el reino en su amor y a su familia la resignación, fortaleza.

  • Elisa Lozano Ontiveros. Para que el Señor Jesús le de las fuerzas para luchar contra el Covid.

  • Mario Alberto Ortiz Ramirez. Para que el Dios en su amor le recupere pronto.

  • Micaela Revilla Para que nuestro Señor la fortalezca en esta infección del riñón y se restablezca de la aneía.

  • Juan Carlos Heredia Oramos ante nuestro Padre para que lo fortalezca en la infección en el hígado y riñones.

  • Juan Francisco Hernández oramos porque resista el Covid en gracia de nuestro Señor Jesús.

  • Lourdes Del Valle contagiada MUY GRAVE entubada desde el 17 de enero

  • Adán Juárez para que Dios lo fortalezca durante el periódo de acción del Covid al salir positivo.

  • Lupita Paredes por sus estudios del corazón.

  • Erasmo y Esperanza Para que nuestro Señor los llame a su reino y a su familia resignación.

  • Abel Becerra para que nuestro Señor Jesús le acoja en su reino.

  • Familia García Zamora

  • Familia García Granados

  • Familia García Reyna

  • Familia Valle Cortés.

  • Grimaldo Guerrero y Grimaldo Piña, familia Hdez sandoval, José Fco becerra..

  • Que nuestro Señor los fortalezca ante el civid y sean salvos.

  • Juan Guillermo Flores Frausto: Por su salud ya que se encuentra muy delicado. Para que Dios le fortalezca y de paciencia a sus familiares.

  • Margarita Hernández Oliva: Por su salud y sus problemas, para que laasistencia De Dios, el cariño de nuestro Señor el abrigue.

  • Juan Garcia Hernandez: Oramos por su eterno descanso y que el Señor Jesús lo llame a su reino, a la vez conforte a su familia.

  • Pbro. Leonardo Lona Patlán: oramos por su sensible fallecimiento, que nuestro Señor Jesús en su gracia le haya llamado a su reino.

  • Sra. Patricia Soto: quién ha sido encontrada positiva de covid y empieza su proceso más fuerte para que Jesús le de la interesa y la fortaleza de enfrentar al civid

  • José de la Luz Irene: estado de salud grave por covid.

  • Julián Estrada: Para que Dios lo tenga en su santo reino.

  • Juan manuel Cisneros Carrasco y médicos.

  • Han ido a ofrecer sus servicios por pandemía. Para que en ese servicio no se contagien y puedan servir mejor a tanta gente enferma.

  • Alvaro y Humberto Rodriguez: Por su fortalecimiento espiritual y la lucha para enfrentar vicios.

  • Familia Estrada López: Para que nuestro Señor Jesús fortalezca su corazón y los lleve en su plan de amor.

  • George Heredia: Por su salud, el restablecimiento de sus rodillas tras prótesis y su fortalecimiento espiritual en nuestro Señor Jesús.

¿Por qué ya casi no se bendicen los alimentos en las mesas cristianas?

¿Por qué ya casi no se bendicen los alimentos en las mesas cristianas?

¿Por qué ya casi no se bendicen los alimentos en las mesas cristianas?


pobreza

La Iglesia, está viviendo momentos de suma importancia, la reforma que se busca es integral y el Papa Francisco lo sabe, por ello es urgente a que se erradique al cristiano pasivo y al cristiano de museo, empezar a recuperar lo sagrado de Dios es de absoluta necesidad y se refleja en la coherencia de concientizar la salvación y redención por Cristo Jesús nuestro Señor.

Regresar a Dios lo que es de Dios será el reto de la Iglesia en este siglo XXI y podríamos empezar de una manera muy sencilla, el mismo Cristo Jesús nos lo enseño: cfr. Mt 22, 16-21.

El hombre en su estructura física para poder vivir, necesita agua y pan (representan a los alimentos y las bebidas en general), sin ellos, podemos morir de hambre y sed y Dios lo sabe pues así lo formó al hombre cfr. Gén 1, 29-31. Ciertamente Dios ha incluido el esfuerzo del hombre para conseguir el pan y agua, no hay castigo sino bendición en que llegue ese alimento, sin embargo, no deja de ser una providencia de Dios y sería un error no reconocerlo cfr. Gén 3, 17-19.

La primera acción que podemos emprender es el reconocer la providencia de Dios en nuestras mesas; México es un país muy rico en recursos pero… tiene mucha pobreza en su gente y exactamente es por no recocer a Dios como el gran providente, por eso una minoría de mexicanos se ha adueñado y robado el pan y agua de las mesas de sus hermanos, un pan y agua que nunca se van a poder comer ni beber en su totalidad y que no dejan a otros que lo coman y lo beban; ¿cómo podrían dar gracias a Dios por las migajas que dejan sus hermanos?; ahora bien, esto no sólo es exclusivo de México, es de América latina, África, Europa y Oceanía. ¿Acaso es un signo de cómo debe aceptar las injusticias los cristianos en el mundo?: “No necesariamente”, los cristianos debemos de transformar el mundo por el poder del evangelio: EN 2. Esto es lo que deseamos hacer ahora, al final del año Santo, durante el cual la Iglesia se ha esforzado en anunciar el Evangelio a todos los hombres, sin buscar otro objetivo que el de cumplir su deber de mensajera de la Buena Nueva de Jesucristo, proclamada a partir de dos consignas fundamentales: «vestíos del hombre nuevo» y «Reconciliaos con Dios». El bendecir los alimentos es una forma de evangelizar y reconciliarse con Dios.

Qué hermoso, es ver en los hogares cristianos cuando dedican unos minutos en bendecir los alimentos que Dios generosamente ha dado en sus mesas; este gesto amoroso de Dios nos recuerda el momento en que Cristo Jesús bendijo los panes y los peces que multiplicaría cfr. Lc 9, 10-17. El ser pobre o rico no implica el no dar gracias o bendecir los alimentos, ciertamente todo lo que Dios ha hecho es bendito ya cfr. Hch 10, 13-16, pero… en los alimentos es darle expresamente gracias a Dios por ese gesto noble o ¿usted cree que Dios no necesita del agradecimiento del hombre? o ¿cree que es una obligación de darle al hombre de comer? Porque si fuera así, el primer alimento que deberíamos de comer sería su palabra cfr. 4,4.

Una buena y sencilla pregunta sería: ¿por qué muchísimos hogares cristianos no bendicen los alimentos?, ¿no será que somos ingratos o desagradecidos?; esto nos hace recordar al pueblo de Israel en el desierto: Éxo 16:3 Decían: «¡Ojalá hubiéramos muerto a manos de Yahvé en el país de Egipto cuando nos sentábamos junto a la olla de carne y comíamos pan hasta hartarnos! Nos habéis traído a este desierto para matar de hambre a toda esta asamblea.» La santa palabra de Dios no indica u omite que los israelitas dieron gracias cuando Dios les dio el maná hasta saciarse: Éxo 16:15 Al verla (la escarcha) los israelitas, se decían unos a otros: «¿Qué es esto?» Pues no sabían lo que era. Moisés les dijo: «Éste es el pan que Yahvé os da de comer.

Es bueno resaltar que los judíos actualmente se lavan las manos antes de empezar a comer y elevan las bendiciones por el pan recibido, ellos consideran que en ese momento su mesa es sagrada y se convierte en un altar a Dios; tal vez muchos digan: ¿dónde específicamente dice la biblia que tenemos que dar gracias por los alimentos?; específicamente no dice un versículo como mandato o norma, pero Jesús lo propone con su ejemplo y cómo nosotros somos cristianos seguimos a nuestro maestro y las normas evangélicas cfr. Lc 9, 16; Lc 24, 30; Mt 26, 26.

No hay diferencia entre judío, mexicano, chino, japonés, etc., siendo cristiano es de sumo bien el reconocer la providencia de Dios y aunque Cristo Jesús nos dice que no nos afanemos desproporcionalmente por conseguir el alimento porque Dios ya sabe que lo necesitamos cfr. Mt 6, 25. Sí es necesario darle gracias a Dios por el pan, es un misterio, el por qué unos hogares no reciben en la misma proporción el alimento sí son cristianos, unos en África saben que hoy no comerán, pero mañana le toca a él, así lo ha estipulado las necesidades de la familia y lo que los hombres les han dejado como opción al robarles el pan y el agua a esas familias.

Hay grandes testimonios de estos hermanos en África que aun con ese pequeño alimento saben y les nace darle gracias a Dios porque el pan está en sus mesas, ¿no será justo que el que tiene sus tres alimentos al día se gastará su reconocimiento en darle gracias a Dios?; muchos al ver el alimento y el agua en la mesa sabe que ha sucedido un gran milagro y por ello lo comparte con el hermano que no tiene, esa es la prueba de agradecer a Dios tan grande misericordia para con él.

La bonita costumbre de nuestros padres de bendecir la mesa antes de empezar con el primer bocado, se extinguió en muchos hogares porque ya nunca comen juntos en familia, porque siempre están urgidos de tiempo y creen inoportuno perder un minuto para dar gracias a Dios por el pan y el agua, incluso unos lo hacen tan ridículamente que quizá sería mejor no hacerlo, a unos más se les hace anticuado, a otros les da vergüenza dar gracias en un lugar público, agradecer a Dios se le hace a muchos rutina que lo hacen indecorosamente, otros más piensan que ese pan y agua es fruto de su esfuerzo y dinero, pero para colmo viene a remachar este párrafo: “primero hay que comer que ser cristiano” ¡qué insensata frase!; el cristiano es integralmente, ¡hasta en la comida!

En conclusión:

La Iglesia tiene que recuperar lo básico del evangelio, es necesario empezar a devolver a Dios lo que le pertenece y le pertenece en esta primera instancia: “darle gracias a por el pan que ha dado”, sí fieles somos a Cristo Jesús y nos atrevemos a tomar su oración que mediante Cristo Jesús nos enseño, recordaríamos una petición del Padre nuestro: “danos hoy el pan de cada día”, pero… ¿para qué lo pedimos?, ¿para ver un milagro?, ¿para saber que nos hace caso o que nos obedece?, ¿para sentirnos seguros del mañana?

Estimado hermano, ¿cuánto nos podemos tardar en dar gracias a Dios?: un minuto, 30 segundos, 5 minutos ya muy devotamente, pues eso no es nada con lo que se gana en dar gracias a Dios, pero… ¿qué se gana?, una familia que agradece y reconoce el amor de Dios, una familia unida, una familia que se puede desprender de ese alimento por su hermano, una familia que sabe que hay un alimento mayor que supera ese alimento fugaz: “Cristo Jesús en la eucaristía”. Demos gracias en nuestra mesa quizá sea el inicio del hábito más bello que le agrade a Dios y hagamos honor a nuestro hermanos que han triunfado y gozan con Cristo Jesús nuestro Señor.

Acerca del autor

Temas relacionados

2 Comentarios

  1. BIBIS ABENDAÑO FUENTES

    Que triste fue la visita de este papa a brasil,no se vio lo divino ni lo sacro mas bien parece que fue un personaje como los politicos corructos,nada devino en las misas,mejor benedicto estaba recuperando los valores de la iglesia romana,que recuerde francisco las palabras de JESUS A DIOS LO QUES DE DIOS Y AL CESAR LO QUE ES DEL CESAR,MEJOR SIGUISE BENEDICTO XvI

    Responder
  2. chicharodulce

    Si es cierto, ya casi no se bendicen los alimentos , sera por que se entregan a sus vidas cotidianas el trabajo el estres, el tiempo, y el querer comer rapido no se acuerda uno de DIOS PADRE. que es EL. centro de nuestras vidas y es quien nos ayuda en todo y por eso hay tanto estres pues queremos hacer de nuestras vidas todo solos nos sentimos seguros por estar bien con el trabajo y demas y se olvida uno que todo lo material trabajo y la vida misma lo tenemos por DIOS PADRE CREADOR. y debemos dar gracias a EL. a cada instante sin enfadarse si de corazon alegre y amoroso con DIOS PADRE. si comprendieramos y pusieramos atencion a la vos de DIOS PADRE estariamos tranquilos y dariamos gracias en la mesa y en todo lugar y a cada instante, hay que seguir a DIOS. no querer que EL nos siga, asi veremos con claridad lo que EL quiere que hagamos de nuestras vidas y seremos unos dignos hijos de EL.yo quiero hacer lo que DIOS manda y ser feliz de verdad mas sola no puedo ayudame PADRE.. aqui estoy.

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: