Evangelio San Lucas 4,38-44. Miércoles 3 de Septiembre de 2014.

Evangelio San Lucas 4,38-44. Miércoles 3 de Septiembre de 2014.

Evangelio San Lucas 4,38-44. Miércoles 3 de Septiembre de 2014.

«TAMBIÉN A LOS OTROS PUEBLOS TENGO QUE ANUNCIARLES EL REINO DE DIOS, PUES PARA ESO HE VENIDO».

AGN35544Al salir Jesús de la sinagoga fue a casa de Simón. La suegra de Simón estaba con fiebre muy alta, y le rogaron por ella.
Jesús se inclinó hacia ella, dio una orden a la fiebre y ésta desapareció. Ella se levantó al instante y se puso a atenderlos.
Al ponerse el sol, todos los que tenían enfermos de diversos males se los llevaban a Jesús y él los sanaba imponiéndoles las manos a cada uno.
También salieron demonios de varias personas; ellos gritaban: «Tú eres el Hijo de Dios», pero él los amenazaba y no les permitía decir que él era el Mesías, porque lo sabían.
Jesús salió al amanecer y se fue a un lugar solitario. La gente lo andaba buscando, y los que pudieron dar con él le insistían para que no se fuera de su pueblo.
Pero Jesús les dijo: «Yo tengo que anunciar también a las otras ciudades la Buena Nueva del Reino de Dios, porque para eso he sido enviado.
Salió, pues, a predicar por las sinagogas del país judío.

Biblia Latinoamericana / se toma como guía el misal Católico: Asamblea Eucarística. México

Acerca del autor

Temas relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.