1a lect del libro de los Hechos de los Apóstoles 12,1-11. Lunes 29 de Junio de 2020. Solemnidad de los Santos Pedro y Pablo, Apóstoles.

1a lect del libro de los Hechos de los Apóstoles 12,1-11. Lunes 29 de Junio de 2020. Solemnidad de los Santos Pedro y Pablo, Apóstoles.

1a lect del libro de los Hechos de los Apóstoles 12,1-11. Lunes 29 de Junio de 2020.

Solemnidad de los Santos Pedro y Pablo Apóstoles.

«AHORA SI ESTOY SEGURO DE QUE EL SEÑOR ENVIÓ A SU ÁNGEL PARA LIBERARME DE LAS MANOS DE HERODES».

En aquellos días, el rey Herodes mandó apresar a algunos miembros de la Iglesia para maltratados. Mandó pasar a cuchillo a Santiago, hermano de Juan, y viendo que eso agradaba a los judíos, también hizo apresar a Pedro. Esto sucedió durante los días de la fiesta de los panes Ázimos. Después de apresado, lo hizo encarcelar y lo puso bajo la vigilancia de cuatro turnos de guardia, de cuatro soldados cada turno. Su intención era hacerlo comparecer ante el pueblo después de la Pascua. Mientras Pedro estaba en la cárcel, la comunidad no cesaba
de orar a Dios por él.
La noche anterior al día en que Herodes iba a hacerlo comparecer ante el pueblo, Pedro estaba durmiendo entre dos soldados, atado con dos cadenas y los centinelas cuidaban la puerta de la prisión. De pronto apareció el ángel del Señor y el calabozo se llenó de luz. El ángel tocó a Pedro en el costado, lo despertó y le dijo: «Levántate pronto».
Entonces las cadenas que le sujetaban las manos se le cayeron. El ángel le dijo: «Cíñete la túnica y ponte las sandalias», y Pedro obedeció. Después le dijo: «Ponte el manto y sígueme». Pedro salió detrás de él, sin saber si era verdad o no lo que el ángel hacía, y le parecía más bien que estaba soñando. Pasaron el primero y el segundo puesto de guardia y llegaron a la puerta de hierro que daba a la calle. La puerta se abrió sola delante de ellos. Salieron y caminaron hasta la esquina de la calle y de pronto el ángel desapareció.
Entonces, Pedro se dio cuenta de lo que pasaba y dijo: «‘Ahora sí estoy seguro de que el Señor envió a su ángel para librarme de las manos de Herodes y de todo cuanto el pueblo judío esperaba que me hicieran».

PALABRA DE DIOS.- TE ALABAMOS, SEÑOR.

SAN PEDRO Y SAN PABLO APÓSTOLES.

Se toma como guía el misal Católico. Asamblea Eucarística. México.

Acerca del autor

Temas relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.