El kerigma punta de lanza en el PDP.

El kerigma punta de lanza en el PDP.

El kerigma punta de lanza en el PDP.


Kerigma2000

Justamente al empezar el 2015, el plan diocesano de pastoral PDP, en su segunda etapa, estructura el trabajo que se llevará a cabo en la Arquidiócesis de León, tiene que seguir el kerigma como punta de lanza cfr. Mt 4, 23. El kerigma insustituible es garantía de una evangelización viva y eficaz.

Los retos inmediatos que se tienen que considerar en la estructura laboral evangelizadora es sin duda, el acompañamiento de aquellos hermanos y hermanas evangelizados, la formación de pequeñas comunidades es una respuesta natural a ese toque de Dios cfr. Hch 2,42. Aunque ya se ha mencionado constantemente este tema, no es negociable para una parroquia anunciar el kerigma sino se tiene conque darles continuidad.

Los equipos evangelizadores deben de considerar el trabajar en equipo con los demás ministerios para lograr la estructura de las pequeñas comunidades, estas pequeñas comunidades se forman con aquellas personas que han recibido el Kerigma y que en su momento son acompañadas por algún hermano o matrimonio con experiencia para orientar el trabajo dentro de esa pequeña comunidad; aunque SINE (Sistema integral de la nueva evangelización) ha extendido sus manuales de “casa de reunión” previo al kerigma y después la formación de pequeñas comunidades, todavía no queda muy claro los puntos centrales de estas pequeñas comunidades.

Sí se quiere lograr discípulos, tiene que haber un seguimiento; las pequeñas comunidades integran y en ellas se experimenta el más profundo cristianismo cfr. Hch 2, 44. El seguimiento rompe los vicios y malos hábitos, fortalece la espiritualidad, la integración con la iglesia, pero lo más gratificador es el apostolado, pudiéndose considerar como la misión.

¿Cómo integrar pequeñas comunidades?

Ante todo:

  1. Estas deben de estar supervisadas por su parroquia,
  2. guiadas por hermanos previamente preparados,
  3. manuales, subsidios, textos que se van a llevar dentro de esa pequeña comunidad bien planeados,
  4. los integrantes de esa pequeña comunidad debe de ser gente que ha recibido el kerigma.
  5. los hermanos no deben de ser forzados sino que por testimonio esa pequeña comunidad deposite su confianza en Cristo Jesús,
  6. Su integración debe de enfocarse al mismo plan de trabajo del PDP.
Evangeli Nutiandii:

1. El esfuerzo orientado al anuncio del Evangelio a los hombres de nuestro tiempo, exaltados por la esperanza pero a la vez perturbados con frecuencia por el temor y la angustia, es sin duda alguna un servicio que se presenta a la comunidad cristiana e incluso a toda la humanidad.

¿Existe algún método más para insertar al recién evangelizado?

Ciertamente, puede haber métodos que a falta de comunidad se puede acompañar al evangelizado, un claro ejemplo es integrarlo a algún ministerio para enseñarlo a servir, el problema radica en que son ministerios para hacer y servir, mientras que el recién evangelizado necesita formación, crecimiento, doctrina cfr. Mt 28, 20. El comenzar algún estudio o diplomado sobre sagrada escritura puede ser otra alternativa, el gran detalle es la demora en formar servidores, muchos terminan diplomados de 4, 5 y 8 años, pero no sirven en sus parroquias, su conversión es lenta y con grandes lagunas servicio.

Muchos creen que el ir de retiro en retiro va ayudar a integrarse mejor a la iglesia, es muy lento este método, hay tanto que aprender y sanar que muchos se van inflando de retiros y en ocasiones confundidos se retiran más de la iglesia; el desprenderse de sí mismo es muy duro y más sino se canaliza, la armonía con los hermanos es difícil y menos sin seguimiento cfr. Hch 2, 46.

2015 representa el sembrar la semilla del evangelio, preparando los graneros (pequeñas comunidades) para una futura cosecha, hay que cuidar los sembradíos, fertilizar con la palabra de Dios eliminar plagas con buenas doctrinas y buen testimonio; el PDP llena de esperanza, hay trabajo, no se puede eludir, pero también Cristo Jesús recompensa ese esfuerzo cfr. Mt 19:28. Jesús les dijo: «Yo os aseguro que vosotros que me habéis seguido, en la regeneración, cuando el Hijo del hombre se siente en su trono de gloria, os sentaréis también vosotros en doce tronos, para juzgar a las doce tribus de Israel. Un buen trabajo nos espera, ¡adelante!

Acerca del autor

Temas relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.