Palabra de Dios 15 de Sep. de 2022. NUESTRA SEÑORA DE LOS DOLORES.

Palabra de Dios 15 de Sep. de 2022. NUESTRA SEÑORA DE LOS DOLORES.

Palabra de Dios 15 de Sep. de 2022. NUESTRA SEÑORA DE LOS DOLORES.

Evangelio del dia.

PRIMERA LECTURA.

De la carta a los hebreos (5, 7-9)

Hermanos: Durante su vida mortal, Cristo ofreció oraciones y
súplicas, con fuertes voces y lágrimas, a aquel que podía librarlo
de la muerte, y fue escuchado por su piedad. A pesar de que era el
Hijo, aprendió a obedecer padeciendo, y llegado a su perfección, se
convirtió en la causa de la salvación eterna para todos los que lo
obedecen.

Palabra de Dios.

SALMO.

Sal 30,2-3a.3b-4.5-6.15-16.20

R/. Sálvame, Señor, por tu misericordia

A ti, Señor, me acojo:
no quede yo nunca defraudado;
tú, que eres justo, ponme a salvo,
inclina tu oído hacia mí.
R/.

Ven aprisa a librarme,
sé la roca de mi refugio,
un baluarte donde me salve,
tú que eres mi roca y mi baluarte;
por tu nombre dirígeme y guíame.
R/.

Sácame de la red que me han tendido,
porque tú eres mi amparo.
A tus manos encomiendo mi espíritu:
tú, el Dios leal, me librarás.
R/.

Pero yo confío en ti, Señor,
te digo: «Tú eres mi Dios.»
En tu mano están mis azares:
líbrame de los enemigos que me persiguen.
R/.

Qué bondad tan grande, Señor,
reservas para tus fieles,
y concedes a los que a ti se acogen
a la vista de todos.
R/.

EVANGELIO.

Del santo Evangelio según san Lucas (2, 33-35)

En aquel tiempo, el padre y la madre del niño estaban admirados
de las palabras que les decía Simeón. El los bendijo, y a María,
la madre de Jesús, le anunció: «Este niño ha sido puesto para ruina y
resurgimiento de muchos en Israel, como signo que provocará
contradicción, para que queden al descubierto los pensamientos de
todos los corazones. Y a ti, una espada te atravesará el alma».

Palabra del Señor.

O bien:

EVANGELIO.

Del santo Evangelio según san Juan (19, 25-27)

En aquel tiempo, estaban junto a la cruz de Jesús, su madre, la
hermana de su madre, María la de Cleofás, y María Magdalena.
Al ver a su madre y junto a ella al discípulo que tanto quería, Jesús
dijo a su madre: «Mujer, ahí está tu hijo». Luego dijo al discípulo:
«Ahí está tu madre». Y desde entonces el discípulo se la llevó a vivir
con él.

Palabra del Señor.

Acerca del autor

Temas relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.