CARACTERISTICAS Y RESPONSABILIDADES DEL MUSICO CATÓLICO. CANTOS Y ALABANZAS.

CARACTERISTICAS Y RESPONSABILIDADES DEL MUSICO CATÓLICO. CANTOS Y ALABANZAS.

CARACTERISTICAS Y RESPONSABILIDADES

DEL MUSICO CATÓLICO.

“He aquí yo he visto a un hijo de Jesé, el de Belén, que sabe tocar.

Además es valiente y vigoroso, hábil guerrero; prudente en sus palabras,

tiene buena presencia y  Dios está con él”.

1 Sam. 16,18

Sobre la base del texto de Samuel (1 Sam. 16,18)  en donde se señala las características de David, el primer músico, se invita  a todos a quienes se dedican a este servicio, imitarlo.

De esta forma se señala la importancia de “saber tocar”, a Dios hay que darle lo mejor de nosotros. Muchas veces tenemos un espíritu mediocre y nos olvidamos que lo que hacemos es para la gloria y honra del Señor; el salmo 33, 3 nos los dice: “toquen con arte al aclamar al Señor”. Debemos ser un ejemplo de calidad musical para los músicos seculares.

El músico cristiano “es valiente”; es la valentía del testigo, la valentía ante la cruz, la valentía de estar dispuesto a enfrentar los peligros y las dificultades porque se confía en el Señor y se tiene la certeza de que nadie puede estar contra uno, porque con uno está  él .Es la imagen del Padre que no abandona “No temas ni te asustes, porque contigo está Yavé, tu Dios, adonde quiera que vayas” (Jos. 1,9).

El músico “es vigoroso”, en todo lo que hace  hay entusiasmo, entrega, vitalidad y dinamismo. En el idioma hebreo esta palabra es “Chayil” que significa fuerza, poder, eficiencia como la de un ejército. En este punto podemos recordar la puntualidad, la responsabilidad y todas las actitudes que debemos tener no sólo en la comunidad sino también en nuestra casa, y partiendo por los servicios más pequeños (acarrear sillas, lavar baños, acarrear instrumentos, etc.) “Si soy fiel en lo poco él me confiará más”

Ser “hábil guerrero” nos recuerda que la música es un arma poderosa en la guerra espiritual (cf. Ef. 6, 10-18), David luchaba contra los espíritus malos (Sam. 17,23), el poder de su música calmaba, tanto es así que en el combate los músicos eran dispuestos en las primeras filas (cf. Cr. 20,21). De la misma manera nuestro canto ahuyenta el mal  porque Dios actúa a través de él, así mismo, al alabarlo, declaramos nuestra postura en esta guerra.

El músico es “prudente en sus palabras”. Recordemos que “de lo que abunda en el corazón habla la lengua” y que “la muerte y la vida están en poder de la lengua” (Pv.18,21); por lo tanto es conveniente controlar nuestros impulsos ya que con la misma lengua que alabamos a Dios es con la que ofendemos y criticamos a nuestros hermanos (cf. Stgo. 3,5-10). “Evita palabrería mundanas y vacías, porque los que hablan así, se hunden cada vez más en su maldad y su enseñanza se extiende como un cáncer” (2 Tim. 2,16-17). “No digan palabras malas, sino sólo palabras buenas que edifiquen  a la comunidad y traigan beneficios a quienes las escuchan” (Ef. 4,29). ¿Mis palabras dan buenos frutos?

El Músico “tiene buena presencia”, en hebreo la palabra es “toar” y significa hermoso tanto en forma, figura y aparencia. Es importante nuestra imagen exterior, pero preguntémonos cómo está nuestra hermosura interior, en especial cuando nos disponemos a servir al Señor  a través del canto. Nuestra vida espiritual debe ser consecuente con lo que cantamos. Si vas a cantar ¿te preparas con la oración?, ¿te confiesas?

“Dios está con él”. Podíamos concluir que la razón por la que David tenía todas las características anteriores era por ésta última. Nada podemos hacer sin nuestro Señor y entre más pronto podamos reconocer esto, más pronto podremos implementar estas características a nuestra vida. David tenía una profundísima relación con Dios, y resultado de esta relación es que el Señor tenía confianza en él y lo respaldaba en lo que hacía. Disfrutar de la presencia del Señor en nuestros días y vida completa. Dios pone su presencia en nosotros. La idea por lo tanto es tener siempre presente a Dios, ponerlo en primer lugar. “si tu presencia no ha de ir conmigo, no nos saques de aquí” (Ex. 33,15).

Preguntas: ¿Cómo me describirían los demás? ¿Qué características los demás notan en mí? ¿Son semejantes  a las características de David? ¿En cuáles estoy fallando? ¿qué puedo hacer para superarlas

Acerca del autor

Temas relacionados

4 Comentarios

  1. ricardo franco

    mi nombre es Ricardo franco solo quiero darles gracias por este mensage que he
    encontrado en el internet, la verdad que le doy gracias a dios por por ustedes que han creado este mensage,caracteristicas y responsablidades de musico catolico.
    soy lider de un ministerio de alabanza para dios,y por eso les cuento que senti la nesecidad. de buscar ayuda en el internet.para crecer mas en el ministerio,
    y la verdad que gracias a dios y a ustedes e encontrado buena respuesta,
    que el senor los vendiga y los guarde para siempre,les deseo muchhas bendiciones,

    Responder
  2. LUZ ELVA ECHAVARRIA VALLES

    Excelente comentario, Felicidades !!! Me he tomado el atrevimiento de compartirlo con el ministerio de alabanza de mi comunidad, en el cual actualmente esta pasando por una etapa difícil. Dios les bendiga, pidan por mi comunidad Parroquia El Buen Pastor, Chihuahua, Chih.

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: