5 comentarios a “TRANSUBSTANCIACIÓN: Definición, contexto y analisis: Por R. Gerardi”

  1. juan

    Al instituir esta cena, Jesús no realizó un milagro convirtiendo literalmente los emblemas en su carne y sangre. Comer carne y beber sangre de seres humanos sería canibalismo, lo que constituiría una violación de la ley divina (Génesis 9:3, 4; Levítico 17:10)

  2. carlos

    bueno pense que habria un comentario de mas peso pero me hallo con lo mismo de siempre textos fuera de contexto y no hay mas. no cabe duda la TRANSUBSTANCIACIÓN es solo una cuestion de fe unicamente para catolico romanos asi lo explican ellos, nunca llegaremos a nada en tratar de entender es triste pero ni sikiera se puede debatir cuando alguien no tiene la biblia como ley unica lo digo con pesar Dios tenga misericordia de nosotros

  3. jaime

    el comentario de juan en el que cita (Génesis 9:3, 4; Levítico 17:10) es correcto y en realidad no es dificil de entender esto. para mas solides o mas argumentos a lo que dijo juan razonemos lo siguiente a partir “siempre de las escrituras”:
    ¿Qué quiso decir Jesús al decir: “Este es mi cuerpo”, “esta es mi sangre”?
    Mat. 26:26-29: “Mientras estaban comiendo, tomó Jesús pan y, pronunciada la bendición, lo partió y, dándoselo a sus discípulos, dijo: ‘Tomad, comed, este es mi cuerpo.’ Tomó luego un cáliz y, dadas las gracias, se lo dio diciendo: ‘Bebed de él todos, porque esta es mi sangre de la Alianza, que va a ser derramada por muchos para remisión de los pecados. Y os digo que desde ahora no beberé de este producto de la vid hasta el día aquel en que lo beba con vosotros, nuevo, en el Reino de mi Padre.’”
    Con relación a las expresiones “este es mi cuerpo” y “esta es mi sangre”, es digno de mención lo siguiente: dice: “Esto significa mi cuerpo”, “esto significa mi sangre” (bastardillas muestras). presenta una lectura semejante. traduce las expresiones así: “Esto representa mi cuerpo”, “esto representa mi sangre” (bastardillas muestras). Estas maneras de traducir la expresión están de acuerdo con lo que se declara en el contexto, en el versículo 29, de varias ediciones católicas. (1972) dice: “No beberé más de este fruto de la vid hasta el día en que lo beba con vosotros de nuevo en el reino de mi Padre” (bastardillas nuestras). también dicen que Jesús se refirió a lo que estaba en la copa como “este fruto de la vid”, y eso fue después que Jesús había dicho: “Esta es mi sangre”.
    Considere las expresiones “este es mi cuerpo” y “esta es mi sangre” a la luz del lenguaje descriptivo que se usa en otras porciones de las Escrituras. Jesús dijo también: “Yo soy la luz del mundo”, “yo soy la puerta de las ovejas”, “yo soy la vid verdadera” (Juan 8:12; 10:7; 15:1). Ninguna de estas expresiones daba a entender una transformación milagrosa, ¿verdad?
    En 1 Corintios 11:25, el apóstol Pablo escribió acerca de la Última Cena y expresó las mismas ideas en palabras algo diferentes. Al citar las palabras de Jesús, en lugar de decir con relación a la copa: “Bebed de él todos, porque esta es mi sangre de la Alianza”, él lo expresó de esta manera: “Este cáliz es la Nueva Alianza en mi sangre”. Ciertamente eso no significó que de alguna manera el cáliz o la copa se transformó milagrosamente en una nueva alianza o nuevo pacto. ¿No es más razonable concluir que lo que había en la copa representaba la sangre de Jesús por medio de la cual se validaba el nuevo pacto?

  4. silviano

    En el evangelio de Juan capitulo 6 se encuentra el discurso sobre el pan bajado del cielo, donde Jesús de diferentes maneras trata de dar a entender este misterio, no por ser algo mágico, sino por ser difícil d e entender para inteligencia humana, que muchas veces queremos una explicación para ‘saber’, cuando la meta vería ser; ‘sentir’. la catequesis expuesto por el mismo Jesús termino, en escandalo de los oyentes y una mayúscula desbandada de seguidores, y se cierra el tema con una pregunta de Jesús a los pocos que no escandalizaron; “Ustedes también quieren marcharse”. La respuesta a la pregunta la emitió el apóstol Pedro: “Señor ¿A quien iremos? tu tienes palabras de vida eterna”. esta respuesta expresa algo profundo del corazón de Pedro, una profesión de Fe, asistido por el Espíritu Santo: “Señor yo tampoco entendí nada de lo que dijiste pero nosotros sabemos que tu eres el Santo de Dios” Y cierra el circulo del que cree en Dios; – El que cree en mi escucha mi palabra y la pone en práctica- Orden dada por Dios padre en el monte Tabor en la escena de la transfiguración, estando presentes la ley y los profetas (Moisés y Elías) Dios padre aclaro: “Este es mi hijo amado, a Él escúchenlo.

    1. Juan Revilla

      Saludos, hay una realidad que no se quiere tocar: “la literalidad”, ¿lo dijo o no lo dijo Jesús?, ¿es simbólico?, ¿para qué manejar un lenguaje así: el que no come mi carne y no bebe mi sangre no tienen vida eterna, no es metáfora, no es solo un gesto, Jesús habla en serio y la comunidad cristiana de igual forma.

      A raíz de la reforma, se ha manejado que solo es un símbolo, que es un signo, se desacredita la eucaristía, pero más sí se dice que de forma mágica se hace ese misterio. Los judíos eran justos al decir que era insoportable ese lenguaje, pues no eran caníbales ni mucho menos romper un precepto mosaico de no beber la sangre.

      Al entender los sacramentos, solo manejando el bautismo por algunos lo demás sale sobrando y dista mucho de ver el poder de Dios, San Pablo es duro al decir que para ese momento culmen es mejor estar en gracia (amistad con Dios), el pecado aleja de Dios) porque esa misma carne y sangre puede ser su condenación.

      Jesús eucaristía es todo un misterio, no es mágico ni algo mítico. Aún el análisis histórico se queda corto en su profundidad y todavía más al no poder comprender el momento pascual donde deja instituida la eucaristía y desde hace casi 2000 años se lleva a cabo. Por tanto, ante una explicación satisfactoria el papel “fe” en el cristianismo es determinante para creer o no.
      Un abrazo.

Deja un comentario