El bautismo del Señor. San Mateo 3, 13-17.

El bautismo del Señor. San Mateo 3, 13-17.

El bautismo del Señor. San Mateo 3, 13-17.

Comentario al evangelio.


bautismodeJesus
Es uno de los pasajes más bellos del evangelio según San Mateo, Jesús sale de su vida oculta para empezar su ministerio; Nazaret ubicado en Galilea fue el lugar donde se relacionó Jesús y ahora este momento va a cambiar totalmente su vida y la de los hombres. Para el comentario de este pasaje lo citamos todo en su texto y posteriormente se harán los comentarios más idóneos:

Mat 3:13-17 Entonces se presenta Jesús, que viene de Galilea al Jordán, a donde Juan, para ser bautizado por él.
Pero Juan trataba de impedírselo diciendo: «Soy yo el que necesita ser bautizado por ti, ¿y tú vienes a mí?»
Jesús le respondió: «Deja ahora, pues conviene que así cumplamos toda justicia.» Entonces le dejó.
Una vez bautizado Jesús, salió luego del agua; y en esto se abrieron los cielos y vio al Espíritu de Dios que bajaba como una paloma y venía sobre él.
Y una voz que salía de los cielos decía: «Este es mi Hijo amado, en quien me complazco.»

Jesús al estilo de los rabinos, sacerdotes ha llegado a la edad de ejercer un ministerio público, la profecía de que el mesías debería de estar oculto hasta que se manifestará a Israel se cumple perfectamente; este pasaje es conocido como el bautismo del Señor y según fuentes de investigación su bautismo fue llevado cerca de Jericó, lugar donde Juan el bautista cumplía su ministerio.

Los sinópticos y el evangelio de Juan encierran un gran misterio con el bautismo del Señor; uno de los grandes misterios que todavía se trata de penetrar en él, es el saber, porque, sí la labor de Juan era bautizar después de confesar sus pecados ¿cómo es posible que Jesús se haya acercado a bautizarse sí él no era pecador?; el verso 13 marca exactamente el lugar de procedencia de Jesús, el viene de la región de Galilea; la fama de Juan el bautista había llegado a Jerusalén y a toda la región de Judea acudía a él y después de confesar los pecados, de renovarse eran bautizados por Juan.

Uno de los requisitos para bautizar era que hubiera suficiente agua, la ablución de zambullir totalmente al bautizado en el agua todavía es utilizado en la actualidad; Jesús llega directamente con Juan su primo; otro de los paradigmas que encierra la vida oculta de Jesús era saber sí cada año subía a Jerusalén para ofrecer sus sacrificios, a la edad de los doce años José como su Padre responsable le enseña hacerlo para que a partir de los trece años él ya lo hiciera por sí solo.

Jesús, lleno de esa fe hacía el Padre, sabe que tiene que ir a cumplir el protocolo con Juan, se inaugura su vida ministerial; el verso 14 es muy especial, hay un diálogo entre Jesús y el bautista, el cual le dice a Jesús que en realidad Jesús no necesita ser bautizado sino más bien Juan, por ello trata de impedir el bautismo, pero Jesús le asegura que se debe de cumplir toda justicia, en este caso que se cumpla el plan del Padre y Juan ya no insiste.

Después de esto sobre viene un acontecimiento único, Jesús pasa por dos momentos: primeramente el bautismo en el agua y en segundo lugar el bautismo por el Espíritu santo, a partir de ahí Jesús tiene una visión espectacular: salió luego del agua; y en esto se abrieron los cielos y vio al Espíritu de Dios que bajaba como una paloma y venía sobre él. Apenas sus ojos tomaban noción fuera del agua y ve abrirse los cielos, Jesús ve que hay una comunicación entre el cielo y la tierra, Jesús ve el brillo total del cielo después del bautismo con el agua y súbitamente ve a una paloma que representa el Espíritu santo que se postra en él.

El evangelio según San Juan dice que Juan el bautista ve bajar del cielo al Espíritu santo en forma de paloma, en el cielo se encuentra Dios, ahí Dios comunica en el verso 17 el motivo de la visión: 17 Y una voz que salía de los cielos decía: «Este es mi Hijo amado, en quien me complazco.» Después de que el profeta Isaías describe que va a permanecer el Espíritu santo sobre el mesías, la voz del cielo se hace presente, hay una revelación, Dios da a conocer la identidad de Jesús, da a conocer la salvación, da a conocer su plan divino, esa voz da a conocer la filiación divina de Cristo Jesús-Dios, la voz reconoce lo que significa Jesús para el Padre.

El bautismo católico es impactante en la manera de como se dan todos los hechos con su eficacia en la persona bautizada, el gran reto del católico es creer lo recibido; el judío creía en el perdón de los pecados, pues el católico queda limpio del pecado original, por el bautismo se hace hijo de Dios, nace a la vida espiritual y en él yace ahora el Espíritu santo, hay una pertenencia a l Iglesia, estas verdades son fundamentales en la fe que profesamos porque se cumple de manera efectiva, quizá la dignidad del católico pudiera tener un giro sí meditará el gran misterio de su bautismo propio en Cristo Jesús.

A partir de del momento del bautismo la relación con Dios es otra, no hay nada más importante que esa voz de Dios que confirma al bautizado y con ello todas las realidades se dan en él como muestra del gran amor de Jesús, del Padre y del Espíritu santo para los hombres.

Acerca del autor

Temas relacionados

2 Comentarios

  1. EVERARDO RODRIGUEZ

    DEMOS GRACIAS A DIOS PADRE POR DARNOS A SU HIJO AMADO, ME SIENTO MUY FELIZ POR ESTAR BAUTIZADO Y SER TAMBIEN HIJO DE DIOS.

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: