Banco de oración
  • Estamos orando por:

  • José Manuel Yeañez Castillo. Para que nuestro Señor Jesús le de el reino en su amor y a su familia la resignación, fortaleza.

  • Elisa Lozano Ontiveros. Para que el Señor Jesús le de las fuerzas para luchar contra el Covid.

  • Mario Alberto Ortiz Ramirez. Para que el Dios en su amor le recupere pronto.

  • Micaela Revilla Para que nuestro Señor la fortalezca en esta infección del riñón y se restablezca de la aneía.

  • Juan Carlos Heredia Oramos ante nuestro Padre para que lo fortalezca en la infección en el hígado y riñones.

  • Juan Francisco Hernández oramos porque resista el Covid en gracia de nuestro Señor Jesús.

  • Lourdes Del Valle contagiada MUY GRAVE entubada desde el 17 de enero

  • Adán Juárez para que Dios lo fortalezca durante el periódo de acción del Covid al salir positivo.

  • Lupita Paredes por sus estudios del corazón.

  • Erasmo y Esperanza Para que nuestro Señor los llame a su reino y a su familia resignación.

  • Abel Becerra para que nuestro Señor Jesús le acoja en su reino.

  • Familia García Zamora

  • Familia García Granados

  • Familia García Reyna

  • Familia Valle Cortés.

  • Grimaldo Guerrero y Grimaldo Piña, familia Hdez sandoval, José Fco becerra..

  • Que nuestro Señor los fortalezca ante el civid y sean salvos.

  • Juan Guillermo Flores Frausto: Por su salud ya que se encuentra muy delicado. Para que Dios le fortalezca y de paciencia a sus familiares.

  • Margarita Hernández Oliva: Por su salud y sus problemas, para que laasistencia De Dios, el cariño de nuestro Señor el abrigue.

  • Juan Garcia Hernandez: Oramos por su eterno descanso y que el Señor Jesús lo llame a su reino, a la vez conforte a su familia.

  • Pbro. Leonardo Lona Patlán: oramos por su sensible fallecimiento, que nuestro Señor Jesús en su gracia le haya llamado a su reino.

  • Sra. Patricia Soto: quién ha sido encontrada positiva de covid y empieza su proceso más fuerte para que Jesús le de la interesa y la fortaleza de enfrentar al civid

  • José de la Luz Irene: estado de salud grave por covid.

  • Julián Estrada: Para que Dios lo tenga en su santo reino.

  • Juan manuel Cisneros Carrasco y médicos.

  • Han ido a ofrecer sus servicios por pandemía. Para que en ese servicio no se contagien y puedan servir mejor a tanta gente enferma.

  • Alvaro y Humberto Rodriguez: Por su fortalecimiento espiritual y la lucha para enfrentar vicios.

  • Familia Estrada López: Para que nuestro Señor Jesús fortalezca su corazón y los lleve en su plan de amor.

  • George Heredia: Por su salud, el restablecimiento de sus rodillas tras prótesis y su fortalecimiento espiritual en nuestro Señor Jesús.

San Pío X «La abolición del veto en los Cónclaves»

San Pío X «La abolición del veto en los Cónclaves»

San Pío X

«La abolición del veto en los Cónclaves»

San-Pio-revolucionario

Inclinando la cabeza bajo el formidable peso de la Tiara, el patriarca de Venecia había tomado el nombre de “Pío” en memoria de los Papas de este nombre que, en el último siglo habían mayormente sufrido por la causa de la Iglesia: Pío VI, Pío VII, Pío IX. Pero, junto al reflejo de estos atribulados Pontífices, debía revivir en el no solo la piedad de un Gregorio el Magno y la sabiduría de un Inocencio III, sino también el indómito coraje y la invicta firmeza de un Hildebrando.

 

Y el mundo pudo ver pronto cuan sorprendente energía ocultaba el nuevo Papa en la dulzura de su corazón y bajo la humilde tristeza de su rostro.

 

Ya el soberano de uno de los más poderosos Estados Europeos –el Emperador de Austria y Hungría- creyendo tener derecho para hacer sentir su influencia política en el Cónclave de Pío X, había opuesto- como antes hemos visto ya – por medio del cardenal de Cracovia, su “veto” a la candidatura del cardenal secretario de estado de León XII.

 

Aquel intolerable atentado contra la libertad del Sacro Colegio en una de sus más graves y solemnes deliberaciones había  despertado la indignación de todos los cardenales.

 

El cardenal Sarto no olvido aquel audaz y absurdo comportamiento y, una vez elegido papa, con un gesto de energía, no dudo en hacer una sumaria justicia en todas las injerencias del laicismo en los asuntos de la Iglesia.

 

El 20 de enero  de 1904 fulminaba la excomunión, reservada “de especial modo” al Papa, contra cualquiera que se atreviera a presentar en los Cónclaves el “veto” o se hiciera cómplice del mismo en cualquier manera.

 

Claro preludio de aquella firmeza apostólica, con la cual Pío X sabría defender el místico campo de la Iglesia de los asaltos de una tremenda herejía que estaba entonces en periodo de maduración, así como también de los delictivos atentados de una política que renegaba de Dios y minaba la grandeza de la patria.  

Acerca del autor

Temas relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.