Una sola Iglesia. fundada  por Cristo. 7 puntos básicos.

Una sola Iglesia. fundada por Cristo. 7 puntos básicos.

UNA SOLA IGLESIA

La Biblia enseña que Jesucristo fundó una y única Iglesia. El dijo a Pedro: «Tú eres Pedro

y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia». Lee: Mateo 16,18. Y no dijo: «Sobre este pedregal

edificaré mis iglesias.» A Jesucristo no le gustan las divisiones, El quiere la unidad. Lee: Juan

17,21.

Esto es lógico. Si Cristo es el único Mediador, debe haber una única Iglesia. Lee: Lumen

Gentium 8.

Estudiemos lo que dice la Biblia:

«Jesús se acercó a ellos (los once) y les habló así: ‘Me ha sido dado todo poder en el cielo

y en la tierra. Id pues y haced discípulos a todas las gentes bautizándolas en el nombre del

Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y enseñadles todo lo que yo os he mandado. Y he aquí

que yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo'». Lee: Mateo 28,18.

* Primero.

Dice con qué poder van a realizar su misión: «Me ha sido dado todo poder en el cielo y en

la tierra». Es decir, con el mismo poder o autoridad de Jesucristo. El es quien los envía.

* Segundo.

Señala a quién comunica su poder: «Id pues»(vosotros), es decir «los once». Los once

reciben de Cristo el poder o autoridad a tal grado que Jesucristo se identifica con ellos y su

mensaje: «Quien a vosotros oye, a mí me oye; quien a vosotros escucha, a mí me escucha».

Lee: Lucas 10,16.

* Tercero.

Menciona el objeto de esa misión: «haced discípulos». Es decir, no se trata tan sólo de

predicar, sino de incorporarlos a la comunidad. Dios quiere salvar a los hombres no

individualmente y aislados sino formando un pueblo, un cuerpo. CIC 781 y 782. Por eso los

primeros cristianos «acudían asiduamente a la enseñanza de los apóstoles», es decir, a la

Iglesia apostólica, y «el Señor añadía cada día -a esa comunidad- a los que se habían de

salvar.» Lee: Hechos 2,42-47. La Iglesia es por tanto necesaria para la salvación. Lee:

Lumen Gentium n 14.

* Cuarto.

Precisa el alcance de ese poder: «a todas las gentes», es decir, a todos los hombres de

todos los tiempos. No se excluye a ninguno. Precisamente porque los apóstoles lo

entendieron así eligieron sucesores. Lee: Hechos 1,25 y 1Timoteo 4,14. De otra manera al

morir ellos la evangelización se hubiera parado.

* Quinto.

Determina cómo habrán de realizar esta misión: «Bautizándolas en el nombre del Padre y

del Hijo y del Espíritu Santo». El bautismo y la fe son necesarios para salvarse. Lee: Mc

16,16. Pero nadie se puede bautizar ni dar la fe a sí mismo, es necesaria la Iglesia.

* Sexto.

Indica el contenido de su predicación: «Todo lo que yo he mandado.» No dijo: «sólo lo que

yo he escrito», porque Cristo no escribió nada y sus mismos apóstoles nos garantizan que la

Biblia no contiene todo lo hecho y dicho por Jesús. Lee: Juan 21, 25.

* Séptimo.

Les hace una promesa: «Yo estaré con vosotros todos los días hasta el fin del mundo.»

Por tanto, si Cristo comunicó a su Iglesia todo poder, ¿qué me pueden dar los otros que

no me de la Iglesia de Cristo? Si Cristo encomendó a su Iglesia predicar todo, ¿qué pueden

añadir ellos que sea verdad y no predique ya la Iglesia de Cristo?

Pero… ¿JESUCRISTO ES LA VERDAD O LA OPINION?

Jesucristo es la Verdad, Juan 14,6. Su Espíritu es el Espíritu de la Verdad, Juan 16,13. Su

Iglesia, la columna y fundamento de la verdad. Lee: 1Timoteo 3,15. «Dios quiere que todos

los hombres se salven y lleguen al conocimiento de la verdad». La salvación se encuentra en

la verdad. Catecismo de la Iglesia Católica (CIC n. 851).

Por tanto la Iglesia, continuadora de la misión de Jesucristo, no puede ser en parte

verdadera y en parte falsa, no puede enseñar verdad mezclada con error, sino toda la

verdad, sólo la verdad y nada más que la verdad, porque sólo el que enseña la verdad

enseña a Cristo.

Ahora bien, el protestantismo está basado en la libre interpretación o libre examen de la

Biblia. No hay una autoridad infalible. Cada quien es libre de dar su opinión. Pero Jesucristo

ni es «la opinión» ni instituyó su Iglesia para enseñar «la opinión», ni su Espíritu puede

enseñar a unos una opinión y a otros otra, pues es Espíritu de verdad y no de confusión.

Si «la salvación se encuentra en la verdad» que es Cristo, yo debo buscar aquella Iglesia

que me garantiza enseñarme esa verdad infaliblemente y sin error y la única que hace esto

es la Iglesia Católica. Lee: CIC 889 ss. Estudia además: Dignitatis humanae #14 y CIC n.

2465 ss.

Acerca del autor

Temas relacionados

3 Comentarios

  1. amilcar

    bueno, bueno, bueno, yo siempre me preguntaba ¿cual es la mejor religion?? jaja ahora estoy convencido de que es la catolica, muchisimas gracias por sacarme de dudas… xq yo antes era deista…

    Responder
  2. leandro

    Gracias por utilizar este medio para evangelizar. Hay que orar mucho para que Dios mande mas trabajadores como dice la biblia

    Responder
  3. Tobias Crisanto

    Bueno pero la iglesia catolica no es la verdadera ya que ellos adoran a las imagenes son idolatras y eso no es permitido por Jesucristo ya en la biblia mismo lo dice

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: