¿ Qué es un presbítero ?, definición y generalidades

¿ Qué es un presbítero ?, definición y generalidades

PRESBÍTERO

De la palabra griega presbyteros, que significa «el más anciano», sirve para indicar en el Nuevo Testamento a los colaboradores del apóstol en un servicio particular.
En las fuentes de la época apostólica no es fácil distinguir la figura del «presbítero» de la del «obispo»), ya que ambos desempeñan funciones « especiales », reservadas a los ministros consagrados (predicación, administración de los sacramentos, dirección de la comunidad, vigilancia sobre la doctrina recta). Pero ya en el siglo 11, el obispo no aparece nunca sin su presbiterio, asociado a él en cada una de las eucaristías y en el oficio pastoral. Los presbíteros son «(sacerdotes secundi ordinis». Con la organización de las parroquias adquieren luego mayor importancia y se percibe con mayor claridad su figura en la Iglesia.
La relación entre los obispos y los presbíteros queda trazada sinteticamente en LG 28: «Los presbíteros, aunque no han llegado a la cumbre del pontificado y dependen de los obispos en el ejercicio de su potestad, con todo están unidos a ellos por el honor del sacerdocio y, en virtud del sacramento del orden, son consagrados como verdaderos sacerdotes del Nuevo Testamento, a imagen de Cristo, sumo y eterno sacerdote, para predicar e1 evangelio y apacentar a los fieles y para celebrar el culto divino». Aquí el punto de partida es el obispo, que se define a su vez a partir de la figura de Cristo y del apóstol; se ve y se presenta al presbítero como el colaborador del obispo y en cierto modo como la extensión sacramental y pastoral de su presencia en la comúnidad cristiana local. En la oración de ordenación de los presbíteros, el obispo dice que tiene necesidad de su ayuda, debido a sus propias imitaciones,- en el ejercicio de su ministerio, de la misma manera que los apóstoles recibieron la ayuda de los discípulos en la predicación del Evangelio. Así pues, el presbítero se define a partir del obispo. El obispo, a su vez, se define como continuador de la obra de los apóstoles. De esta manera la identidad misma del presbítero se define como participación y prolongación en la comunidad de la tarea y de la misión de los apóstoles de Cristo.
El ministerio propio de los presbíteros es el de ayudar al obispo en la dirección de la Iglesia local. La formula más común de esta colaboración es el servicio pastoral en una parroquia. De manera particular el presbítero sustituye y representa al obispo en la presidencia de la eucaristía, en la reconciliación sacramental de los penitentes, en la predicación de la Palabra de Dios, en la dirección y animación de la comunidad que se le ha confiado, en la promoción de la actividad caritativa del testimonio.
R. Gerardi

Bibl.: L. Coenen, Anciano, en DTNT 1, 1 22129; J. Gewiess, Ministerio, en MS. IV/l, 489ss; J M, Castillo, Los ministerios en la, Iglesia, Fundación Santa María, Madrid 1983; E. Schillebeeckx, El ministerio eclesial, Responsables en la comunidad cristiana, Cristiandad, Madrid 1983; J Equiza – G Puhl, Para vivir el ministerio, Verbo Divino, Estella 1988; R. Gerardi, El misterio pastoral del presbítero, Comercial. Valencia 1989

Acerca del autor

Temas relacionados

3 Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: