Comunicado conjunto tras Encuentro del Papa y el Primado Anglicano.

Comunicado conjunto tras Encuentro del Papa y el Primado Anglicano.

Comunicado conjunto tras Encuentro del Papa y el Primado Anglicano.

Comunicado conjunto tras el encuentro que mantuvieron esta tarde Benedicto XVI y Su Gracia Rowan Williams, arzobispo de Canterbury, en Lambeth Palace.

«Cincuenta años después del primer encuentro de un Papa y un arzobispo de Canterbury en los tiempos modernos -el del Papa Juan XXIII y el arzobispo Geoffrey Fisher, en diciembre de 1960-, Benedicto XVI ha realizado una fraterna visita al arzobispo Rowan Williams.

En la primera parte de su encuentro ambos han dirigido su palabra a los obispos anglicanos y a los obispos diocesanos católicos de Inglaterra, Escocia y Gales, en la gran sala de la biblioteca del arzobispo, antes de pasar al encuentro privado.

En su conversación privada, han afrontado muchas cuestiones de mutua preocupación para anglicanos y católicos. Han afirmado la necesidad de proclamar el mensaje evangélico de salvación en Jesucristo, de una manera tanto razonada como convincente en el contexto contemporáneo de profunda transformación cultural y social, y con una vida de santidad y de transparencia. Han subrayado la importancia de mejorar las relaciones ecuménicas y de continuar el diálogo teológico ante los nuevos desafíos que se plantean a la unidad tanto desde la comunidad cristiana en su interior, como más allá de ella.

El Santo Padre y el arzobispo han reafirmado la importancia de continuar el diálogo teológico sobre la noción de la Iglesia como comunión, local y universal, y sobre las implicaciones de este concepto para el discernimiento de la enseñanza ética.

Juntos han reflexionado sobre la seria y difícil situación de los cristianos en Oriente Medio, y han hecho un llamamiento a todos los cristianos para rezar por sus hermanos y hermanas y a apoyar su continuo testimonio de paz en Tierra Santa. A la luz de sus recientes intervenciones públicas, también han hablado sobre la necesidad de promover un compromiso valiente y generoso en el campo de la justicia y de la paz, especialmente las necesidades de los pobres, apremiando a los líderes internacionales a luchar contra el hambre y las enfermedades.

Tras el encuentro, se dirigieron juntos al Palacio de Westminster y a las Vísperas en la Abadía de Westminster.

Acerca del autor

Temas relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.