Nuestra fe: testimonio de una ex-testigo de Jehová.

Nuestra fe: testimonio de una ex-testigo de Jehová.

Estando en clases el día de ayer, me percate que entre las alumnas había una hermana nueva, no se me hizo nada raro pues todavía algunas gentes no se habían incorporado bien a estudiar, pasaron las dos horas de estudio y al final los mismos compañeros la identificaron como nueva en el grupo (segundo año de teología), cosa que me motivo a preguntar cómo se llamaba y si había cambiado de turno y que objetivos tenía para este segundo año y ella me comento, no es la primera vez que vengo a clases, ya habías estudiado antes si pero no de esta manera, me gustaría estudiar aquí y le dije: mira ve a inscribirte y que ellos decidan en qué año te puedes quedar; terminamos e hicimos oración final y me espero afuera…

Me comento que ella había sido testigo de Jehová, que si podía ser admitida, no era católica pero le había gustado la manera de enseñar de la escuela y que en ese ir y venir de querer agradar a Dios quizá aquí era el instrumento para su reorientación de la fe, por mi parte no hay problema le dije yo, pero no está de mi quedarse en segundo año, más bien ya era decisión de la dirección y me contesto: sabe le oí decir de una página de internet que administra, yo tengo un testimonio de una amiga entrañable que vive situaciones muy parecidas a la mía, redactamos hace tiempo este testimonio si quiere se lo envió a su correoN esto con un fin, no desprestigiar a los testigos de Jehová pues como todo hay unos buenos y unos descarriados, le dije: ¿entonces para que lo público?, ella contesto: pues para que tengan cuidado de no ser engañadas ni aceptar el mal trato, pues muchas testigos de Jehová mujeres son humilladas por ministros y pastores; ya habíamos acudido a una página y de la cuál de manera excelente también comentaron sanamente de los testigos de Jehová.

Aquí está el testimonio que ella nos compartió, no hay alteraciones con el mismo título y fiel al archivo compartido, no hay engaño, ni atentado contra la dignidad de los testigos, incluso pocas veces compartimos testimonios aquí en página, y en atención a ella se pública el testimonio:

María
(Especial para los Testigos que dicen que «los Testigos son gente excelente», mientras que las otras religiones tienen muchos «frutos malos» – N. de la R.)

Acabo de leer su artículo acerca los testigos de Jehová. Yo fui testigo de Jehová durante 6 años y ahora que estoy buscando de nuevo la Gracia del Señor me encuentro muy aturdida, todavía siento que yo soy la mala. Pero le he pedido a Dios que me perdone y estoy tratando de encontrar una nueva relación con Dios. No le puedo decir que soy Católica porque aun hasta mucho antes de conocer a los testigos de Jehová, yo no era católica. Pero bien ahora que estoy de nuevo buscando a Dios se me han presentado muchas dudas e incertidumbres las cual me han dejado muy inquieta y con muchas preguntas.

Aunque estoy de acuerdo con lo que usted dice [se refiere a material de Apologética Católica, N. de la R.], también debo decirle que muchas de las enseñanzas de los testigos son basadas en la Biblia {KJV} que yo uso ahora. Lo que si me ha ayudado a decidir a no volver a ser testigo jamás es los que usted revelo en cuanto a la forma en que los testigos llegaron a ser una organización y también me hiso ver como en verdad los testigos manipulan a sus miembros y como llegan a darle cuentas a los siervos de circuito cosa que yo nunca sabia. Yo le he pedido a Dios que me guie y que me ayude a conocer la verdad, por los últimos dos meses me he estado estudiando la Biblia con otra Iglesia y siempre se me presenta la duda «que tal si no estoy agradando a Dios como El quiere?» pero ahora usted me ha ayudado a ver que los testigos no son la verdadera religión, aunque para mí siempre fue difícil comprender como solo 144,000 iban a ser los únicos que fueran al cielo, siempre creí en esa religión y muchas de sus doctrinas han sido tan inculcadas en mi que siempre que trato de buscar a Dios me encuentro como si yo fuera una hipócrita pues eso es lo que ellos enseñan. Quiero darle las gracias por haberme aclarado algunas de las dudas que tenia.

Yo fui expulsada hace 17 anos, para entonces yo estuve casada con un hombre quien abusaba de mi, se emborrachaba casi todas las noches, no trabajaba, y hasta intento a matarme durante unas de sus borracheras. El era testigo también y es más era siervo ministerial. Yo le había avisado a los ancianos de lo que estaba sucediendo y ellos ni siquiera me ayudaron al contrario me dijeron que yo tenia que respetarlo como mi cabeza, pues bien cuando el me trato de matar (me saco un cuchillo) y me dijo que también iba a matar a nuestro 3 hijos yo me separe de el, el se fue a vivir con su mama a los Estados Unidos y estando haya se puso a vivir con otra mujer, pues bien yo le puse el divorcio, pero los testigos me dijeron que tenia que intentar a volver con el, así lo hice pero después descubrí que el todavía se estaba viendo con aquella mujer que también era testigo, y que el la llevaba al salón del reino y que los dos se sentaban juntos como familia con los hijos de ella, y cuando los ancianos tuvieron una reunión conmigo y con el para que yo volviera con el; yo me rehusé porque ya el había cometido adulterio, según lo que yo había aprendido estudiando la Biblia con los testigos, pues me expulsaron, al poco tiempo como 6 meses después los ancianos se dieron cuenta que yo les había dicho la verdad y lo expulsaron a el y a la otra mujer también.

Bueno después que me divorcie mi ex esposo se caso con otra mujer y ya lo habían reinstalado, de nuevo lo expulsaron cuando supieron que yo aun seguía soltera, el se separo de su segunda esposa y se fue a vivir con otra mujer y lo volvieron a expulsar, al los 2 o 3 anos se divorcio de su segunda esposa y se caso con la tercera, y al poco tiempo lo volvieron a expulsar por adulterio, asi estuvo hasta hace unos pocos anos y ahora de nuevo es testigo. Pero lo que a mi mas me molesto es que aun viendo todas las veces que el cometió adulterio y como el trataba a las esposas, lo seguían volviendo a reinstalar y nunca ni una sola vez me dijeron a mi que ellos se habían equivocado, y todavía ninguno de ellos me habla hasta el sol de hoy. todo esto porque el era gran amigo de uno de los ancianos de la sucursal, el que hoy en día es su yerno. Por eso yo nunca decidí volver a ser testigo… si usted desea usar lo que le cuento puede hacerlo aunque le pido que por favor no use mi nombre.

Gracias por su atención.
Sinceramente María

Acerca del autor

Temas relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.