Amigos del Sagrado Corazón de Jesús  «San Juan Eudes»

Amigos del Sagrado Corazón de Jesús «San Juan Eudes»

Amigos del Sagrado Corazón de Jesús
San Juan Eudes
1601-1680

san-Juan-Eudes

Presbítero fundador de las congregaciones de Jesús y María y de las hermanas de nuestra Señora de la Caridad del Refugio.

Mucho antes que Santa Margarita María Alacoque, fomentara la Devoción al Sagrado Corazón de Jesús, San Juan Eudes ya la tenía como objetivo de su vida. De idéntica manera promovió la Devoción al Inmaculado Corazón de María hasta el último minuto de su vida, murió el 19 de agosto 1680. Fue canonizado en 1925 por el Papa Pío XI.

Inmaculado-Corazon-de-Maria2
En el libro XII de su obra póstuma: “El Corazón admirable de la Madre de Dios” está dedicado al Corazón de Jesús, va desarrollando su amor, que debe ser motivo para que le amemos, para esto pone diversas oraciones y meditaciones. Lo importante es tener los mismos sentimientos que el Corazón de Jesús, ¿Cómo? Cuando se trata de adorar a Dios, de alabarle, de darle gracias, de practicar cualquier virtud o hacerle cualquier obra en su servicio, es preciso, en primer lugar, renunciamos a nosotros mismos, negarse a sí mismo, renunciar a nuestro propio corazón, emponzoñado con el veneno del pecado y del amor propio.

En segundo lugar, darnos a Jesús para unirnos a su Divino Corazón, en la virtud que vamos a practicar, en la caridad, en la humildad, con todas las disposiciones de este mismo Corazón, con el fin de adorar, alabar, amar, servir y glorificar a Dios con el Corazón de Dios.

Para él, el corazón tiene tres aspectos, sin perder por eso la unidad: corazón físico (que es la parte más noble del cuerpo) corazón espiritual(la parte más noble del alma, es decir, la intelectual, como contrapuesta a la sensitiva y a la vegetativa), Corazón divino(el Espíritu santo) por esto, adorar el Corazón de Jesús, es adorar al Corazón del Padre, del hijo y del Espíritu santo; y el Corazón de Dios no es otra cosa que la divina esencia. Consecuentemente, el culto al Corazón de Jesús incluye el culto debido a la Santísima Trinidad.

También se encuentra en él la doctrina de reparación: “El tercer deber es pedir perdón a este bondadosísimo Corazón de todos los dolores, tristezas, angustias y martirios sangrientos que sufrió por nuestros pecados; y en reparación ofrecerle todas las satisfacciones y alegrías que le dio el padre Eterno, su Santísima Madre y todos los corazones que ardiente y fielmente las aman, y aceptar con su amor todas las penas, tristezas y aflicciones que nos sobrevenga.
Es autor del culto litúrgico a los Sagrados Corazones de Jesús y María, compuso en su honor varios y una Misa».

Su pensamiento fue “mirar y honrar a estos dos amables corazones como un Corazón, en unidad de espíritu, de sentimientos y de afecto. Instituyo la fiesta del Sagrado Corazón en todas sus casas.

Acerca del autor

Temas relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.