El Dominical: Reflexion sobre el santo evangelio según san Mateo (4,12-23):

El Dominical: Reflexion sobre el santo evangelio según san Mateo (4,12-23):

Esto dice el Señor:

“Desde entonces comenzó Jesús a predicar diciendo: «Convertíos, porque está cerca el reino de los cielos»”.

Ya a casi el final del primer mes del año, la energía con la que empezamos a cumplir nuestros propósitos empieza a decaer. De pronto ya no vamos al gimnasio, cortamos la dieta, dejamos de leer, o no nos hemos inscrito a los talleres de ayuda comunitaria. Pues es justo ahora que, en las lecturas de hoy, Cristo nos recuerda que no podemos dar entrada a los pretextos en nuestra vida.

Empieza su ministerio en el momento justo, como estaba planeado, más bien, profetizado. Sabe en qué momento debe empezar y lo hace. Así nada más. Luego va y llama a sus discípulos, quienes al oír su voz, también dejan de hacer lo que están haciendo, dejan a un lado lo menos importante y priorizan sus actividades. Simplemente lo hacen.

Lo sencillo no siempre es fácil; caemos en miles de mini-tareas que nos hemos impuesto, para “parecer” ocupados y poder justificar el no hacer lo realmente importante en nuestras vidas. Hoy mismo, le dije a mis familiares y amigos que no he hablado con ellos porque “he estado vuelto loco”; hoy, me disculpé por no llamar a una amiga en su cumpleaños porque “no sé ni qué día vivo”; hoy, en el templo, le he dicho a Dios que he rezado sólo un poco porque “no he tenido ni un segundo para respirar”; hoy caminé tan rápido, que no sabía ni a dónde iba, pero ya quería llegar.

Cristo sabía que tenía poco tiempo, tres años, para hacer todo lo que tenía que hacer; no dudaba, lo hacía; no solicitaba, llamaba a la gente. Así como nunca nos ha puesto pretextos para demostrarnos su amor y su misericordia, esforcémonos por ni siquiera contemplar la idea de poner pretextos para seguir su voluntad y cumplir nuestra misión de ser Luz de amor y generosidad en obras de caridad para nuestros prójimos.

Que tengan un excelente inicio de semana.

Un abrazo,

Paco

Acerca del autor

Temas relacionados

1 Comentario

  1. Juan José López Perez

    Efectivamente dejamos pendientes en nuestra vida, esperando recuperar el tiempo y tratar de hacer para más tarde lo que dejamos inconcluso, pero eso nunca sucede,por eso es bueno planear y fijar obljetivos que se puedan alcanzar. Jesus vino a dar continuidad al plan de Dios, enseñarnos el camino de salvación y ese es nuestro objetivo primordial. Sobre ese objetivo son nuestras prioridades.

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: