“LA GLORIA DE SER MUJER” Rosa María Ordaz

“LA GLORIA DE SER MUJER” Rosa María Ordaz

“LA GLORIA DE SER MUJER”

(Por Rosa María Ordaz)
Marilogía.


Comentario de evangeliza fuerte.

A pesar de la increíble cantidad de comentario y temas sobre la virgen María, parece ser que no se agota. La srita. Rosa María Ordaz ha proyectado en su artículo: «La gloria de ser mujer», una faceta más de nuestra madre santísima, unos se dan la tarea de tratar a destruirle y parece ser, que ella responde con mayor énfasis y más amor, muchos la titulan como la mujer más poderosa y he aquí una enorme oportunidad de que la mujer recupere parte de esa gloria cuando la cultura denigra su figura, sí, no le hemos reconocido a la mujer, pero en María, ella hace que la recupere, creemos que este artículo puede traer beneficios maravillosos a quién lo lea, por tal razón Evangeliza fuerte no duda ningún momento en su difusión.

Artículo

*Legado, tesoro, encanto de sabiduría divina. Para la mujer que se inspira en la protagonista de mi artículo.

Tuve la oportunidad de conocer una mujer a quien se le ha definido “la mujer más poderosa del mundo”. Este calificativo se lo confirió el National Geographic. Resulta que su gran autoridad le viene de la autenticidad de sus valores, tales como su temple, fortaleza, humildad etcétera. Genuina, ante todo al practicar la comprensión y el perdón. Hice un análisis de su heroico corazón, me quedé, poco, apoco, sin palabras, por su actitud y capacidad de sabias respuestas ante cada una de sus tragedias.

En su historia de vida, la primera de sus desdichas, pareciera que comienza desde el momento en que asumió la maternidad en plena adolescencia. Embarazo que pudo costarle morir lapidada junto con su hijo en el vientre. Pasemos ahora a, el orden de sus primeras contrariedades; la cual le fue profetizada con su hijo en brazos, las palabras del presagio fueron: “éste niño le daría un dolor muy grande, parecido al de una espada que atravesaría su corazón”. Sería imposible evitarlo, debido a que el hijo vino a cumplir un plan para salvar a la humanidad y la forma en que lo haría sería signo de contradicción para muchos.

La segunda oposición: el intento de asesinato a su inocente bebé, la obligaría a huir de su país, y, vivir un sin número de contrariedades de las que no se tiene conocimiento. Sin embargo, basta conectarnos a los hechos para imaginar todo lo que pudo haber sucedido durante esa huida a Egipto, en tiempos donde no existía, caminos, alumbrado público…. Su medio de transporte fue un asno. Ella, el pequeño, y el padre expuestos a las tempestades del desierto, con riesgo de ser exterminados, sin más protección que sus propias túnicas.

La tercera de sus grandes desdichas; sólo, quien es madre es empática en un morir de tristeza, y desear morirse; al perder a su hijo por tres días y tres noches, sin saber nada de él.

La cuarta penalidad, no tengo palabras para relatar el sufrimiento de su alma. Acompaña a su hijo camino a la muerte. El morira crucificado por amor a la humanidad. Ambos se encuentran en este trayecto, intercambian miradas; ella, su corazón en silencio grita ¡detente! O, tal vez, dice, ¡yo tomo tu lugar!. La respuesta del hijo, la obliga a aceptar lo que no puede. – mira, mamá, yo hago nuevas todas las cosas; recuerda tú, y, yo, juntos estamos cambiando la historia-
El quinto infortunio. Quiero preguntarle a una madre lectora de este medio; ¿acaso, aún se tiene voz para gritar e interpretar la crucifixión de su hijo? Verlo despedazado por los azotes, las espinas, junto con el peso de una cruz que tal vez pesaba más que el cuerpo de su hijo. Y la terrible impotencia de no poder hacer nada por él.

El sexto dolor, como espada a el corazón de esta mujer; la lanza que atraviesa el costado, hasta traspasar el corazón de su hijo. Ella entraría en shock al escucharlo decir: – ¡Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen! –

Séptimo dolor. Ya, no quedan fuerzas en la madre; necesita enterrar a su hijo. Esta mujer se resignó, padeció, sufrió….etc. La inteligencia oculta en la muerte de su hijo Jesús, la llevo, no a la frustración de una resignación; sino a trascender todas sus tragedias, en comprensión, amor y perdón. La convirtió en un poema de mujer y virtudes para la humanidad. La gloria de ser mujer, está en la fragancia de su esencia y en imitar la dulzura de su alma que sanan la herida más lacerante.

Mayores informes …. www.grandezaydignidad.com , YouTube Rosa María Ordaz “el esplendor de la palabra” IVOOX Rosa María Ordaz, ordazrosamaría@gmail.com , Facebook Rosa María Julia Ordaz

Acerca del autor

Temas relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.