SAN FRANCISCO DE ASÍS, 4 octubre.
SAN FRANCISCO DE ASÍS, 4 octubre.

SAN FRANCISCO DE ASÍS, 4 octubre.

SAN FRANCISCO DE ASÍS

Etimológicamente significa “ franco, valiente”. Viene de la lengua alemana.
Nació el 5 de julio de 1182 en la ciudad de Asis; su nombre de pila fue Giovanni. Sus padres fueron Pedro Bernardone dei Moriconi y Donna Pica Bourlemont, provenzal; tuvo un hermano más, de nombre Angelo. Su padre era un próspero comerciante de telas y formaba parte de la burguesía de Asís, su padre viajaba constantemente a Francia a las ferias locales. Entre algunas versiones, fue la afición a esta tierra por lo que su padre lo apodó después como Francesco o el francesito; también es probable que el pequeño fuera conocido más adelante de este modo por su afición a la lengua francesa y los cantos de los trovadores.

La juventud de Francisco no se distinguió precisamente por su fe. Le gustaban las fiestas y juergas antes que dedicarse a lo religioso. Tuvo una juventud entregada al desmanee y vida efímera.

Por cuestiones de honor Francisco va a la guerra entre Asís y Perugia, Francisco cayó prisionero. Ahí se cuenta que escuchó el evangelio por medio de un cristiano prisionero también; el prisionero no dejaba de proclamar el evangelio aunque los guardias se lo buscaban para quemarlo, sin embargo, las influencias de su padre y amigos le permitió salir de la cárcel; hubo una segunda batalla, en esta segunda batalla escuchó una voz especial que le decía:< < ¿Por qué sirves al servidor y no al dueño?>>.

Estas palabras le llegaron al corazón, a tal grado que se planteó cambiar de vida de forma radical. Cuando se encontró de nuevo en Asís Dios se manifestó en él, se entregó a los pobres y sobre todo a los leprosos, a los que nadie quería.
Su padre y familia desconcertados le preguntaban que si estaba enfermo o le sucedía algo, tenía sólo 24 años. Se entrego al mundo de la oración y la ascetica. Y una vez que meditaba en la iglesia de san Damián, escuchó esta voz ante el crucifijo:< >. Y sin tener la menor duda comenzó a trabajar como albañil para transformarla de su estado ruinoso en un digno templo.

Ante el padre, se despojó de todos sus vestidos. Y le dijo: No tengo otro padre que no sea el del cielo. Leyó el pasaje del Evangelio cuando los discípulos salían a misionar. Se lanzó a la calle y al campo anunciando que < >.

Su forma de vida atrajo a otros jóvenes, se acercaron a él para vivir en comunidad ahí funda la orden de los franciscanos, les escribió una Regla basada en textos del Evangelio. Se fueron a Roma para que el Papa Inocencio III las aprobara. Y al mismo tiempo santa Clara fundaba las Clarisas. La unidad de los hermanos religiosos crecía, aunque muchos territorios entraron en crisis debido también a lo radical de los musulmanes. Cansado y enfermo se retiró, se marchó al monte Alverne con los estigmas de la cruz en su cuerpo, y muere en el año de 1226.

Acerca del autor

Temas relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.