Banco de oración
  • Estamos orando por:

  • José Manuel Yeañez Castillo. Para que nuestro Señor Jesús le de el reino en su amor y a su familia la resignación, fortaleza.

  • Elisa Lozano Ontiveros. Para que el Señor Jesús le de las fuerzas para luchar contra el Covid.

  • Mario Alberto Ortiz Ramirez. Para que el Dios en su amor le recupere pronto.

  • Micaela Revilla Para que nuestro Señor la fortalezca en esta infección del riñón y se restablezca de la aneía.

  • Juan Carlos Heredia Oramos ante nuestro Padre para que lo fortalezca en la infección en el hígado y riñones.

  • Juan Francisco Hernández oramos porque resista el Covid en gracia de nuestro Señor Jesús.

  • Lourdes Del Valle contagiada MUY GRAVE entubada desde el 17 de enero

  • Adán Juárez para que Dios lo fortalezca durante el periódo de acción del Covid al salir positivo.

  • Lupita Paredes por sus estudios del corazón.

  • Erasmo y Esperanza Para que nuestro Señor los llame a su reino y a su familia resignación.

  • Abel Becerra para que nuestro Señor Jesús le acoja en su reino.

  • Familia García Zamora

  • Familia García Granados

  • Familia García Reyna

  • Familia Valle Cortés.

  • Grimaldo Guerrero y Grimaldo Piña, familia Hdez sandoval, José Fco becerra..

  • Que nuestro Señor los fortalezca ante el civid y sean salvos.

  • Juan Guillermo Flores Frausto: Por su salud ya que se encuentra muy delicado. Para que Dios le fortalezca y de paciencia a sus familiares.

  • Margarita Hernández Oliva: Por su salud y sus problemas, para que laasistencia De Dios, el cariño de nuestro Señor el abrigue.

  • Juan Garcia Hernandez: Oramos por su eterno descanso y que el Señor Jesús lo llame a su reino, a la vez conforte a su familia.

  • Pbro. Leonardo Lona Patlán: oramos por su sensible fallecimiento, que nuestro Señor Jesús en su gracia le haya llamado a su reino.

  • Sra. Patricia Soto: quién ha sido encontrada positiva de covid y empieza su proceso más fuerte para que Jesús le de la interesa y la fortaleza de enfrentar al civid

  • José de la Luz Irene: estado de salud grave por covid.

  • Julián Estrada: Para que Dios lo tenga en su santo reino.

  • Juan manuel Cisneros Carrasco y médicos.

  • Han ido a ofrecer sus servicios por pandemía. Para que en ese servicio no se contagien y puedan servir mejor a tanta gente enferma.

  • Alvaro y Humberto Rodriguez: Por su fortalecimiento espiritual y la lucha para enfrentar vicios.

  • Familia Estrada López: Para que nuestro Señor Jesús fortalezca su corazón y los lleve en su plan de amor.

  • George Heredia: Por su salud, el restablecimiento de sus rodillas tras prótesis y su fortalecimiento espiritual en nuestro Señor Jesús.

San Pío X, Vida Los estudios Bíblicos

San Pío X, Vida Los estudios Bíblicos

San Pío X, Vida

Los estudios Bíblicos

A Pío X, le era perfectamente notorio el peligro que amenazaba el carácter sobrenatural de los Sagrados Libros de l Iglesia. Lo había señalado con publica y clara voz siendo ya patriarca de Venecia, en la carta pastoral del 21 de mayo de 1895, aludiendo a aquellos errores llamados entonces “postulados de la crítica bíblica.”

De ahí que, apenas elevado al Pontificado, manifestara cuanta trascendencia daba al estudio de la Sagrada Escritura, que a últimos del siglo XIX había cobrado una extensión y una importancia de primer orden.

“La conciencia de Nuestro oficio pastoral –declaraba- nos exhorta a promover todo lo posible en el clero el estudio de la Sagrada Escritura, divina Revelación y de la fe es atacada por todas partes por las descaminadas críticas de la razón humana.”

Ya León XIII, habiendo observado prudentemente que, ante las múltiples y variadas cuestiones suscitadas por el avance de la ciencia, faltaba un centro de segura orientación a los exegetas católicos, pensó en la fundación de un ateneo bíblico. Mas, de momento, tuvo que limitarse a crear una Comisión Bíblica, la cual debía tutelar los Libros Sagrados no solamente de toda sospecha de error, sino también de toda opinión temeraria, con autoridad para dirimir las discusiones que alrededor de los mismos se suscitasen.

Pío X, convencido, en su profundo sentido práctico, que no bastaba con dar sapientes, normas y decisiones autorizadas, sino que precisaba la aplicación, tanto en la enseñanza de las Sagradas Escrituras, como en la preparación  a los futuros maestros, de las ciencias bíblicas, dio un paso más y, sin perder tiempo, con la carta apostólica “Scripturae sanctae”, del 23 de febrero de 1904, elevaba la Comisión Bíblica de León XIII a los honores  y dignidad de Comisión Examinadora, con facultad- cosa nueva entonces- de conferir “grados académicos en Sagrada Escritura”.

El 27 de marzo de 1906 daba la regulación definitiva a la enseñanza de la Sagrada Escritura en los Seminarios, de la manera que lo exigían los modernos descubrimientos y los progresos lingüísticos, históricos y arqueológicos.

El 03 de diciembre de 1907 confiaba a la Orden Benedictina el encargo de preparar una esmeradísima edición del texto de la versión de la Biblia, tal como salió de la fluida pluma de San Jerónimo, gran maestro de la lengua y del estilo latino.

Finalmente, con la famosa y augurada carta apostólica “Vinea electa”   del 7 de mayo de 1909, realizando felizmente los votos de León XIII, anunciaba la fundación en Roma de un ateneo bíblico, dotado de todos  los recursos del progreso científico moderno: su obra más incisiva y decisiva, que aseguraba una rotunda victoria a la tradición exegética católica y al estudio de la ciencia de los Libros Santos sobre la crítica demoledora del viejo y del moderno racionalismo.

“Ya Pío X, de obispo, había observado y lamentado la lentitud con que en Roma se tramitaban los asuntos. El mal provenía del hecho de que aun no estaban bien determinadas las competencias de cada una de las Sagradas Congregaciones”. (Monseñor G. Pescini, Ap. Rom., pp. 881-2) por  eso, con la constitución “Sapienti consilio” del 29 de junio de 1908, dio principio a la necesaria y reclamaba reforma, determinando con claridad y precisión la competencia de cada uno de los tribunales, dividiendo la materia administrativa de la estrictamente judicial y regulando con normas taxativas el funcionamiento de las Sagradas Congregaciones, de los tribunales y de las varias  comisiones (Cfr. Pii X Acta, v. IV, pp. 146-161) – Cfr. También: Romana Curia del B. Pío X, Sapienti consilio, italiana.

Cap. VI de la primera edición italiana

Carta apostólica “Scriptuare sanctae”, del 23 de febrero de 1904 (Pii X, Acta, volumen I, p. 176)

Pii X Acta, v. I, p.177

Carta apostólica “Vigilantiae” del 30 de octubre de 1902.

Acerca del autor

Temas relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.