Preparar a los Padres y Padrinos para sacramento del bautismo: Primer tema: LE DIGO A DIOS: ¡PADRE!

Preparar a los Padres y Padrinos para sacramento del bautismo: Primer tema: LE DIGO A DIOS: ¡PADRE!

El episcopado mexicano se ha esforzado por preparar con la mayor conciencia del momento que van a vivir no sólo los niños a bautizar sino los Padres y Padrinos que van a ser el pilar que los impulsará para que se den las metas de Dios reservadas a su hijo, está sería una primera charla el conocer a Dios, en algunas parroquias se da el primer anuncio que contiene el amor del Padre., se seguira´n en consecutivo los demás temas como eslabón.

1. POR EL BAUTISMO
LE DIGO A DIOS: ¡PADRE!

Hoy es nuestra primera Catequesis para prepararnos bien al sacramento del Bautismo. Hoy leeremos, meditaremos y disfrutaremos una de las páginas más hermosas de la Biblia. Es un cuento inventado por Jesús. Es la historia de un padre fabuloso que tuvo dos hijos. El más pequeño se portó muy mal, se largó de la casa y malgastó el dinero de su padre. Pero un día este hijo decidió regresar. Entonces….

«EL PADRE CORRE Y ABRAZA A SU HIJO, AUN ESTANDO LEJOS, SIN IMPORTARLE TODO LO QUE HABÍA PERDIDO.»

Bautizarse es tener a Dios como Padre
El hijo prodigo Lc 15, 11-32.

Jesús continuó: «Había un hombre que tenía dos hijos. El menor dijo a su padre: «Dame la parte de la hacienda que me corresponde.» Y el padre repartió sus bienes entre los dos. El hijo menor juntó todos sus haberes, y unos días después, se fue a un país lejano. Allí malgastó su dinero llevando una vida desordenada. Cuando ya había gastado todo, sobrevino en aquella región una escasez grande y comenzó a pasar necesidad. Fue a buscar trabajo, y se puso al servicio de un habitante del lugar que lo envió a su campo a cuidar cerdos. Hubiera deseado llenarse el estómago con la comida que daban a los cerdos, pero nadie le daba algo. Finalmente recapacitó y se dijo: ¡Cuántos asalariados de mi padre tienen pan de sobra, mientras yo aquí me muero de hambre!. Tengo que hacer algo: volveré donde mi padre y le diré: «Padre, he pecado contra Dios y contra ti. Ya no merezco ser llamado hijo tuyo. Trátame como a uno de tus asalariados.» .Se levantó, pues, y se fue donde su padre.
Estaba aún lejos, cuando su padre lo vio y sintió compasión; corrió a echarse a su cuello y lo besó. Entonces el hijo le habló: «Padre, he pecado contra Dios y ante ti. Ya no merezco ser llamado hijo tuyo.».Pero el padre dijo a sus servidores: « ¡Rápido! Traigan el mejor vestido y pónganselo. Colóquenle un anillo en el dedo y traigan calzado para sus pies. Traigan el ternero gordo y mátenlo; comamos y hagamos fiesta, porque este hijo mío estaba muerto y ha vuelto a la vida; estaba perdido y lo hemos encontrado.» Y comenzaron la fiesta.
El hijo mayor estaba en el campo. Al volver, cuando se acercaba a la casa, oyó la orquesta y el baile. Llamó a uno de los muchachos y le preguntó qué significaba todo aquello. El le respondió: «Tu hermano ha regresado a casa, y tu padre mandó matar el ternero gordo por haberlo recobrado sano y salvo.»
El hijo mayor se enojó y no quiso entrar. Su padre salió a suplicarle. Pero él le contestó: «Hace tantos años que te sirvo sin haber desobedecido jamás ni una sola de tus órdenes, y a mí nunca me has dado un cabrito para hacer una fiesta con mis amigos. Pero ahora que vuelve ese hijo tuyo, que se ha gastado tu dinero con prostitutas, haces matar para él el ternero gordo.» El padre le dijo: «Hijo, tú estás siempre conmigo y todo lo mío es tuyo. Pero había que hacer fiesta y alegrarse, puesto que tu hermano estaba muerto y ha vuelto a la vida, estaba perdido y ha sido encontrado.»
Preguntas.
a. ¿Con qué hijo del cuento te identificas? ¿porqué?……………………………………………………
………………………………………………………………………………………………………………………………
b. ¿Cómo fue la relación con tu padre? Explícala………………………………………………………….
………………………………………………………………………………………………………………………………
c. Si ya eres padre ¿cómo vives la paternidad?……………………………………………………………
* Jesús cuenta la historia de un padre que tenía dos hijos, el menor malgastó la herencia y por hambre regresó a la casa. El padre, cuando aún el hijo estaba lejos, corrió, se le echó al cuello y lo abrazó. Con eso el padre le dio la buena noticia de que lo perdonaba, de que lo seguía amando, de que para él seguía siendo su hijo amado. En lugar de regaños, en lugar de una factura de todo lo que había malgastado, el hijo se encontró con la buena noticia de una fiesta preparada para él. Al mandarle poner el mejor vestido, el anillo y el calzado, al matarle el ternero gordo y hacerle una fiesta el padre le dio la buena noticia de que estaba a gusto con él, de que quería estar a su lado para siempre. La buena noticia para el hijo menor fue saber que su padre seguía siendo su padre, no su amo. Y que él seguía siendo su hijo, no su criado. Pero el padre quedó triste cuando vio que el hijo mayor no quería comer junto con su hermano. El hermano mayor se creía obediente, pero tenía un corazón duro. No supo perdonar. Y se perdió el banquete.

* * “Evangelio” es una palabra de un país lejano llamado Grecia que significa “buena noticia”. Jesús da la buena noticia a la humanidad explicando clarito cómo es Dios. Dios no es un policía que anda persiguiendo gente mala, Dios no es un juez satisfecho de condenar a los culpables. Dios no guarda expedientes de las maldades de nadie. Dios es mejor que ningún padre en este mundo. Esta es la gran noticia. Dios es un padre que se enternece, que se echa al cuello, que se emociona. Dios no tiene en cuenta los pecados por grandes que sean. Dios perdona siempre. Dios ama para siempre.

Nos parecemos al hijo mayor cuando no nos acabamos de creer de verdad que todo lo que somos y tenemos nos lo ha regalado Dios y somos libres para hacer lo que queramos. Nos parecemos al hijo mayor cuando dudamos del amor de un familiar, de un catequista, de un amigo y decimos “clávate, túmbate el rollo”. Así nos perdemos el banquete de la amistad.

*** Al querer bautizarte reconoces a Dios como un Padre que te ama sin condiciones, que nunca te va a dejar, que es feliz de estar a tu lado, aunque estés entre rejas.
Hoy te llega el Evangelio, la buena noticia de un amor de Dios que te perdona y te ama para siempre. A pesar de haberte portado mal, a pesar de haber malgastado tanto tu vida, tu Padre Dios, hoy te abraza y se enternece contigo.

Tal vez malgastaste tu salud deteriorada por las drogas o el alcohol.
Tal vez echaste a perder tu mente por tantos pensamientos destructivos de venganza, de muerte.
Tal vez malgaste tus ojos con tantas lecturas y videos feos.
Tal vez malgastaste tu persona perdiendo el tiempo de escuela, el tiempo para aprender un oficio, el tiempo para ayudar a tu familia.
Así como eres, así como estás, así como ha sido tu vida, el Padre te mira hoy y te mirará siempre como su hijo. Si el siempre se ha fiado de ti, hoy tu te fiarás de él. Si siempre ha confiado en ti, hoy tu confiarás en El.
Al aceptar bautizarte aceptas a Dios como tu Padre y a tus compañeros como hermanos. Es imposible ver a Dios como tu Padre, sino estás dispuesto a ver a tu compañero, aún el peor de todos, tu peor enemigo, como tu hermano. Si lo aceptas, por grandes que sean tus delitos, puedes y debes con toda tranquilidad decirle a Dios “Padre Nuestro que estás en el Cielo”.

1. La oración más bella de la Iglesia la enseñó el mismo Jesús Mt 6, 9 – 13. Por eso los cristianos la repetimos y la repetimos. La sabemos de memoria y cuantas más veces la rezamos más sabor le encontramos. Tienes que aprenderla y rezarla despacito, meditando cada frase.

PADRE NUESTRO QUE ESTAS EN EL CIELO,
SANTIFICADO SEA TU NOMBRE
VENGA TU REINO
HAGASE TU VOLUNTAD
EN LA TIERRA COMO EN EL CIELO
DANOS HOY NUESTRO PAN DE CADA DIA
PERDONA NUESTRAS OFENSAS
COMO TAMBIEN NOSOTROS PERDONAMOS
A LOS QUE NOS OFENDEN
NO NOS DEJES CAER EN TENTACION
Y LIBRANOS DEL MAL. AMEN

2. ¿Qué hace un padre? Lo que hace o debería hacer seguro que Dios lo hace siempre
….Coloca cada una de las frases donde corresponda para completar el “acróstico”

me ama – me perdona – me recibe – me escucha – me espera –
me comprende – me anima – me ayuda – me da su amistad –
me enseña – me busca.

Meditar sobre esa relación que tenemos y encontrar la actitud de Dios hacía nosotros será la tarea de cada uno de nosotros, encontrando la relación, seguramente encontraremos más detalles que nos unen intimamente.

Acerca del autor

Temas relacionados

3 Comentarios

  1. Dalia

    Soy catequista y me pidieron una platica para padrinos¡¡¡ siempre daba algo rutinario, pero esta vez daré algo mucho mejor excelente está página fue de gran ayuda 🙂 alabado sea el señor¡¡¡

    Responder
  2. araceli

    Voy a bautizar a mi niña y quiero tomar las platicas me podrian informar cuando se imparten las platicas de que dia a que dia y cual es su costo mil gracias espero su respuesta.

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: