Banco de oración
  • Estamos orando por:

  • José Manuel Yeañez Castillo. Para que nuestro Señor Jesús le de el reino en su amor y a su familia la resignación, fortaleza.

  • Elisa Lozano Ontiveros. Para que el Señor Jesús le de las fuerzas para luchar contra el Covid.

  • Mario Alberto Ortiz Ramirez. Para que el Dios en su amor le recupere pronto.

  • Micaela Revilla Para que nuestro Señor la fortalezca en esta infección del riñón y se restablezca de la aneía.

  • Juan Carlos Heredia Oramos ante nuestro Padre para que lo fortalezca en la infección en el hígado y riñones.

  • Juan Francisco Hernández oramos porque resista el Covid en gracia de nuestro Señor Jesús.

  • Lourdes Del Valle contagiada MUY GRAVE entubada desde el 17 de enero

  • Adán Juárez para que Dios lo fortalezca durante el periódo de acción del Covid al salir positivo.

  • Lupita Paredes por sus estudios del corazón.

  • Erasmo y Esperanza Para que nuestro Señor los llame a su reino y a su familia resignación.

  • Abel Becerra para que nuestro Señor Jesús le acoja en su reino.

  • Familia García Zamora

  • Familia García Granados

  • Familia García Reyna

  • Familia Valle Cortés.

  • Grimaldo Guerrero y Grimaldo Piña, familia Hdez sandoval, José Fco becerra..

  • Que nuestro Señor los fortalezca ante el civid y sean salvos.

  • Juan Guillermo Flores Frausto: Por su salud ya que se encuentra muy delicado. Para que Dios le fortalezca y de paciencia a sus familiares.

  • Margarita Hernández Oliva: Por su salud y sus problemas, para que laasistencia De Dios, el cariño de nuestro Señor el abrigue.

  • Juan Garcia Hernandez: Oramos por su eterno descanso y que el Señor Jesús lo llame a su reino, a la vez conforte a su familia.

  • Pbro. Leonardo Lona Patlán: oramos por su sensible fallecimiento, que nuestro Señor Jesús en su gracia le haya llamado a su reino.

  • Sra. Patricia Soto: quién ha sido encontrada positiva de covid y empieza su proceso más fuerte para que Jesús le de la interesa y la fortaleza de enfrentar al civid

  • José de la Luz Irene: estado de salud grave por covid.

  • Julián Estrada: Para que Dios lo tenga en su santo reino.

  • Juan manuel Cisneros Carrasco y médicos.

  • Han ido a ofrecer sus servicios por pandemía. Para que en ese servicio no se contagien y puedan servir mejor a tanta gente enferma.

  • Alvaro y Humberto Rodriguez: Por su fortalecimiento espiritual y la lucha para enfrentar vicios.

  • Familia Estrada López: Para que nuestro Señor Jesús fortalezca su corazón y los lleve en su plan de amor.

  • George Heredia: Por su salud, el restablecimiento de sus rodillas tras prótesis y su fortalecimiento espiritual en nuestro Señor Jesús.

Mi hermana me tiene rencor por nuestro pasado. Artículo publicado en el gaudium.

Mi hermana me tiene rencor por nuestro pasado. Artículo publicado en el gaudium.

Mi hermana me tiene rencor por nuestro pasado. Artículo publicado en el gaudium.

Por Genaro Valdivia

El periódico parroquial de León gaudium, publicó una nota, que no sólo es tema religioso, sino tema muy frecuente en nuestra sociedad “mi hermana me tiene rencor por nuestro pasado”. Las experiencias que se viven en una familia influyen en la personalidad de un hombre adulto o de un niño durante su niñez, los actos que vemos y hacemos durante nuestra vida familiar quedan grabados para toda la vida y el maltrato, la agresión física o psicológica, el desamor son cuestiones que el corazón no perdona, incluso se recrudecen si hay factores que recuerden aquellos actos y vivencias.

La Iglesia percibe este sentimiento de rencor cuando algunos van a pedir consejo para dirigir su vida porque ya no saben qué hacer con ese sentimiento que brota y no se puede dominar; la chica que comparte su testimonio en el periódico gaudium, menciona algo muy común que hacemos los papas; el compara a sus hijos, que daño t y error a la vez provocamos en nuestros hijos, los psicólogos batallan también con este tipo de síntoma de nuestros tiempos, sin embargo algo pasa que aunque son sesiones bastantes profesionales no sale el rencor, se queda tan impregnado en la piel, en las entrañas que de repente aparece de nuevo en cuanto experimenta algo parecido o ve en otros esa misma experiencia.

La lengua dice Santiago en la sagrada escritura: es un pedacito de carne que es capaz de santificarte, salvarte, pero también de condenarte y causar el daño más grande en una mujer o hombre, muchas veces decimos palabras que no sabemos porque las decimos por ejemplo: < >, < >, < >, < >, < > etc. etc., palabras que no se van a olvidar y que, si se sigue alimentando tarde o temprano fluirá por las venas ese rencor hasta que explote y se desencadenen acontecimientos lamentables.

Muchos hombres y mujeres tienen tanto resentimiento porque la vida los ha tratado mal, tienen rencor porque a otros le va bien, porque no pudo estudiar, porque no tiene casa, porque no tuvo una niñez sino que tuvo que trabajar, porque les hacían el desaire sus parientes, porque los miraban con compasión; que sensible es el corazón humano y tan materialista que la infelicidad nos golpea durante años, tu enemigo si así se puede decir, te golpeo una vez pero su recuerdo te ha golpeado 1000 veces.

Una reacción muy normal ante el rencor, es querer hacer que pague esa ofenda el que ofende, humillarlo y echarle en cara todo lo que le hacían, siempre al pendiente de lo que pasa con aquel que ofendió y que no pierde la oportunidad de hablar mal de aquel a quién se odia, aquel que nos causó la infelicidad, ojo por ojo y diente por diente, pues aun pagando la ofensa seguro es que no va a ser feliz, lo único que nos va a ser feliz es el perdón

La urgencia de liberarse de los resentimientos y rencores es prioritaria en la vida de los hombres, vivir el perdón v a a ser el reto, una de las afirmaciones que Jesús hace en el evangelio es lograr lo imposible; para los hombres es imposible para Dios todo es posible y estamos de acuerdo quienes hemos experimentado su acción liberadora; resentimientos y rencor que curó y que en un proceso único de terapia erradica los resentimiento y rencor de la vida, abriendo el corazón a la oportunidad de amar, servir y vivir, convirtiéndolos en felicidad y alegría.

Quizá todos los consejos pueden o intentan aliviar la situación del rencor y el resentimiento, pero lo único y definitivo que puede sanarte para siempre es acercarte a Jesús, el Señor, tener un encuentro personal con Él y dejar que trabaje, tu no has podido hacer nada, ya has pagado dinero en terapias y no salen, no sanas, tal vez no pierdas nada si lo intentas; seguro vas encontrar la respuesta y la sanación a ese sentimiento de rencor que hoy hace infelices a muchos hombres y que los priva de ama.

Acerca del autor

Temas relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.