La Eucaristía «Nos une al Cuerpo Místico»

La Eucaristía «Nos une al Cuerpo Místico»

La Eucaristía

«Nos une al Cuerpo Místico»

unenos-a-tu-Amor

Porque el pan es uno, somos muchos un solo cuerpo, pues todos participamos de ese único pan (1 Cor. 10,17)

 

En una Misa solemne en una gran Catedral: el jefe de estado se acerca a la Mesa. Misa en pobre Iglesia de una apartada aldea: a la Sagrada Mesa una viejecita. Muy lejos, en un apartado rincón de la selva, se celebra una Misa; un pobre salvaje se acerca por primera vez a la Sagrada Mesa. Todos reciben el Cuerpo de Cristo.

El jefe de estado, la viejecita, el salvaje… son un mismo “cuerpo” pues, participan de un mismo pan.

 

El Cuerpo Místico

Es una expresión metafórica que encierra una realidad profunda… todos los que estamos en la verdadera Iglesia formamos un solo “organismo espiritual” del que Cristo es cabeza.

 

 

1. Miembros de este organismo:

• En acto: los bienaventurados: unidos indisolublemente a Cristo en la gloria eterna.
Los justos: unidos a Cristo por la gracia:
– Las almas del Purgatorio: han asegurado el premio eterno.
– Los justos en la tierra: luchan por asegurarse el premio.
– Los pecadores, unidos a Cristo por la fe, pero sin la vida divina de la gracia: miembros muertos.

• En potencia: Aquellos que no tienen gracia ni fe, pero que son capaces de recibir ambas, ya que están elevadas al orden sobrenatural. Estos no forman parte todavía del Cuerpo Místico, pero pueden llegar a formarlo.

2. Cristo, principio de estos miembros: por la Eucaristía nos incorporamos a Cristo; y por Cristo nos unimos al Cuerpo Místico.

 

Jesús-Hostia nos une al Cuerpo Místico

Remedio

Por la Eucaristía nos incorporamos a Cristo
• “Quien come mi Carne y bebe mi Sangre está en Mí y Yo en él” Jn 6,56

• “El que come de este Pan vivirá para siempre” Jn 6,58

• “Si no coméis la carne del Hijo del Hombre… no tendréis vida en vosotros” Jn 6, 54

– Se refiere a la vida de la gracia
– A recibir a Cristo “somos asimilados” a su misma vida.

 

 

Por Cristo nos unimos al Cuerpo Místico
• Todo miembro que se une a la cabeza se une también a los miembros que de ella dependen.

• Yo en ellos… para que sean consumados en la unidad Jn 17,23

• “somos muchos un solo cuerpo, pues participamos de un único pan” 1 Cor 10,17

• “el amor con que tú me has amado esté en ellos y yo en ellos” Jn 17,26

• Todos estamos unidos en caridad, “como muchos granos de trigo forman el pan” San Agustín.

 

 

Por consecuencias

nos-une-a-Maria

• Nos une con María:
– La Encarnación –que hizo posible la Eucaristía- es obra de María “Fiat”

– La sangre y la carne de Jesús son enteramente de María.

– La maternidad espiritual de María se consuma en la Eucaristía: los dos hijos de María íntimamente unidos.

• Nos une a los ángeles:
– Es el pan de los ángeles
– Los ángeles se nutren del Verbo
– La Humanidad de Cristo les extasía
– Gozo particular de nuestro Ángel de la Guarda
– Su solicitud en protegernos

• Nos une a los bienaventurados:
– Ellos ven y nosotros, no; pero poseemos realísimamente la misma cosa

– Gozo que causa a los bienaventurados una buena comunión. Lo ven en el Verbo “Hay gozo en el cielo”

• Nos une con las almas del Purgatorio:
– Podemos comunicarnos con nuestros queridos difuntos

– El dogma de la Comunión de los santos entre el cielo, la tierra y el Purgatorio

– El medio: la oración, los sufragios. Sobre todo, por la misa y la Comunión:
1° la Misa: lo dice el Concilio Tridentino (DZ. 950) recibe la potestad de celebrarla “pro vivís et pro difunctis” (en la ordenación sacerdotal)
2° la Comunión: ofrecemos la Sangre redentora de Cristo, precio infinito del rescate.

• Nos une con todos los cristianos:
– Es el gran sacramento de la fraternidad –la Eucaristía y el mandamiento de amor- los primeros cristianos y la fracción del pan. –Nunca somos tan hermanos; las misma sangre…

– La Eucaristía y el apostolado. Eficacia de una comunión para convertir a un pecador… salvar a un moribundo… aliviar a las almas del Purgatorio…

– Es el gran Sacramento de la caridad-. –nada se pierde en la Iglesia (quizá, dentro de mil años, un rayo de luz, irradiando de nuestra Comunión de hoy, salvará un alma y la arrojará en brazos de Dios para toda la eternidad…)

Acerca del autor

Temas relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.