El Gaudium pública: ME QUIERO CASAR POR LA IGLESIA, PERO NO ESTOY SEGURA DE MI PAREJA. Padre José de Jesús Ibarra

El Gaudium pública: ME QUIERO CASAR POR LA IGLESIA, PERO NO ESTOY SEGURA DE MI PAREJA. Padre José de Jesús Ibarra

ME QUIERO CASAR POR LA IGLESIA, PERO NO ESTOY SEGURA DE MI PAREJA


El periódico el Gaudium de la arquidiócesis ha publicado un artículo que habla de uno de los fenómenos sociales que más afectan al hombre y la mujer, la familia como tal ha pagado el precio de tener hombres y mujeres que no están seguras de su esposo, pareja, esposa, los hijos tienen que discernir a temprana edad sus sentimientos; los jóvenes piensan que es muy fácil romper con los nexos del matrimonio civil, romper el acta y decir: “Vamos cada quién por su lado, no funcionó”, y los que piensan que el matrimonio a la Iglesia es más compromiso por no haber divorcio, ni piensan en él matrimonio. Es una realidad que nuestra sociedad está viviendo, muchos hombres y mujeres han intentado llevar una vida de pareja para ver si funcionan o no, si funciona, entonces deciden casarse al civil, y si resulta todo bien sin ningún aspecto que les de inseguridad entonces se casan a la Iglesia.

La vocación del matrimonio es una de las experiencias más bellas, se realizan en una vida plena tanto el hombre y la mujer, Dios da bendiciones especiales para el matrimonio, con los hijos se vuelve un verdadero nicho de amor y escuela, más todo se rompe y se convierte en un yugo cuando el sentimiento clave, esencial, falta en la pareja: el amor y sí le agregas problemas externos que dañan la comunión de amor de la pareja como son: que se tenga mamitis, que sea una persona fácil de influenciar, vicios de alcoholismo, drogadicción, violencia intrafamiliar etc. Esto se vuelve un calvario y todo se derrumba, a continuación ponemos la vivencia de una hermana que cuenta su experiencia al Padre José de Jesús Ibarra:

Padre José de Jesús:

Hola buenas tardes, yo me llamo Gabriela y estoy pasando por una situación muy triste y confusa para mí,

Tengo 8 años con mi esposo, sólo estoy casada por lo civil, pero siempre tuve el sueño de casarme un día por la Iglesia; pero lamentablemente veo eso demasiado difícil. Yo me casé con mi esposo siendo ya madre soltera.

Antes de ser madre soltera, mi esposo ya me pretendía y yo no le tomaba interés a él. Yo en ese entonces tenía una relación con otra persona y a la vez salía con el que es mi esposo ahora.

En ese entonces mi esposo estaba muy entusiasmado conmigo, cuando yo de repente salí embarazada del que fue mi pareja. Obviamente eso le ha de haber dolido muchísimo a mi actual esposo y decidimos por lógicas razones dejarnos de ver; pero él se fue despreciándome porque sintió que me burle de él.

Yo nuca medí la magnitud del daño que le había hecho. Fue hasta que lo vi, que me sentí muy mal. Dejé pasar el tiempo y antes de dar a luz yo le llamé para pedirle perdón y él inmediatamente aprovechó para pedirme que nos viéramos; yo acepte, y platicamos muy a gusto; me sentí muy bien con él y eso hizo que nos siguiéramos viendo.

Él me pidió que le intentáramos, pero no me sentía a gusto por lo que había pasado antes, pero acepte y me sentí protegida por él. Así, lo empecé a querer y después de 1 año de relación nos casamos por lo civil. Tuve un hijo de él y ya tenemos juntos 8 años.

Sin embargo, siento que él me tiene rencor porque no me trata como un verdadero esposo. A parte de que no se casó bien conmigo no da diario, dice que en el gasto de la gasolina se le va el dinero y cuando tiene algo de dinero yo me doy cuenta porque lo primero que compra es una botella de vino y bebe bastante con sus hermanos y con su mamá de 69 años; se pone a tomar cada viernes por la noche, es tomar de una a 2 botellas de vino. Su mamá no habla con mi niña puesto que no es de él. Caro estoy pagando mi gran error.

Seguido discutimos y a mí me agarran crisis nerviosas que siento ganas hasta de morir y siento que no puedo más; pero no sé… me siento confundida porque siento que él si me quiere; pero su mamá influye mucho en él ya que él siempre hace lo que su mamá dice, y a mí, no me da tiempo; él no come con nosotros, su supuesta familia, sino que se va a comer todos los días con su mamá y sólo llega a dormir conmigo. Sábados y domingos también está siempre con su mamá y para mí nunca tiene tiempo.

Todo esto me duele hasta el alma; mi familia me dice que lo deje, que no permita que me pisoteen. He hablado con él, y veo en sus ojos que sí me quiere pero su familia no lo deja hacer su vida bien conmigo; tampoco lo quiero dejar por mi niño que lo adora y yo también lo quiero aunque ya estoy desilusionada. Ayúdeme por favor no sé qué hacer.

Gabriela

Hola Gabriela:

Desde luego que las determinaciones que has tomado desde que eran novios, han sido equivocadas. Están viviendo las consecuencias de tus propias decisiones.

Ahora estoy seguro que te das cuenta de que las cosas deben de hacerse siempre bien, porque si no, las consecuencias son muy graves, y te hacen sufrir mucho.

Yo considero que, si ya has sufrido tanto por las equivocaciones que has tenido, no debes de alargar más este sufrimiento.

El amor no es sólo atrapar físicamente a un pretendiente, sino que es proyectar la vida, los valores, hacia un futuro cimentados en Cristo. Por tanto, no continúes en un error que te puede traer más complicaciones. Si deseas ser feliz, dialoga con tu pareja, y tomen la decisión: o casarse por la Iglesia Católica, y llevar la familia como Dios manda, o mejor seguir cada quien su camino.

Llevar la familia como Dios manda, implica independencia de parte de su parte para con sus padres, que vivan solos, eduquen a sus hijos como sus padres.

Si no te atreves a plantar esta situación, creo que nunca podrán salir adelante, porque siempre tendrán obstáculos de personas, y de conciencia, porque alguien que intenta estar bien delante de Dios, no es feliz hasta que no lo consigue.

Insisto, si deseas que tu situación se regularice y encuentres la felicidad, busquen casarse libremente, con pleno conocimiento, y con pleno consentimiento acerca de la finalidad y propiedades del matrimonio. Si no, mejor cada quien su rumbo, sin que se hagan daño. Así, hasta podrás acercarte a confesar y recibir la sagrada comunión, y la paz llegará a ti.

P. José de Jesús Ibarra Andrade

ibandrade@yahoo.com

ibandrade@live.com.mx

Acerca del autor

Temas relacionados

2 Comentarios

  1. MILAGROS

    hola, llevo 4 meses de casada por civil con mi esposo y yo tengo sueños de casarme por iglesia con el pero me da mucha tristeza de que el aun no comparte mis mismo sueño dice que un no sta seguro de tomar esa decision y no se porque lo dice no es primera vez que me lo dice eso es desde siempre

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: