El gaudium pública: MIS SOBRINOS SE QUEDARON HUÉRFANOS, Y ME QUIERO IR A VIVIR CON ELLOS

Uno de los problemas que vive nuestra sociedad es la situación de hombres y mujeres que quedan huerfanos de padre y madre, muchos son incapaces de superar està situación y es fácil tirarse al vicio o vivir una vida sin sentido, un caso que merece nuestra atención es el que el periódico el gaudium de la arquidiócesis de León publicó: MIS SOBRINOS SE QUEDARON HUÉRFANOS, Y ME QUIERO IR A VIVIR CON ELLOS; con una experiencia de vida el Padre José de Jesús Ibarra trata y nos queda como experiencia de vida a nosotros, veamos su conbtenido.

MIS SOBRINOS SE QUEDARON HUÉRFANOS, Y ME QUIERO IR A VIVIR CON ELLOS

Por P. Jose de Jesus.

Padre José de Jesús:

Buen día Padre, necesito que me dé un consejo. Tengo 4 sobrinos huérfanos; el mayor tiene 31 años y se droga, es soltero y trabaja en un antro de mesero; otra sobrina de 30 años y es madre soltera de un niño de 8 años la cual no lo atiende como debe de ser no tiene trabajo estable aunque sí estudia una carrera técnica; el de 21 años también trabaja en un salón de fiestas nada más los fines de semana, aunque sólo cuando hay eventos; a él le propusimos que se fuera a vivir a la casa y le dábamos estudio pero no quiso; el de 20 años es el que estudia y es el único que es responsable.

Desde que murieron sus padres, hemos estado al pendiente de ellos mis hermanos y yo, pero no los hacemos entender que se acerquen a Dios.

He estado pensando en la posibilidad de irme a vivir con ellos y tal vez pudieran cambiar su forma de vivir.

Necesito que me oriente. Que Dios lo bendiga.

Florencia

Estimada Florencia:

Cuando comencé a leer el correo, y me hablas de que tienes sobrinos huérfanos, se me vino a la mente la imagen de unos niños desprotegidos quienes necesitaban de ti y de tus hermanos para que salieran adelante.

Pero mi sorpresa es grande cuando renglones más adelante dices la edad de ellos, y me doy cuenta de que la edad que tienen, no es para que alguien se haga cargo de ellos como si fueran menores de edad.

Estoy de acuerdo de que te preocupes por ellos y por su bienestar por la relación de parentesco que tienen, pero no creo en absoluto que te tengas que preocupar tanto como si estando solos se fueran a quedar sin comer, sin educación o sin vivienda.

Tan solo con el hecho de que tú y tus hermanos le hayan ofrecido al de 21 años que se fuera a vivir con ustedes y le daban estudio, es ofrecerle todo en bandeja de plata, pero ni siquiera aún así quiso, quiere decir que, probablemente no le interesa progresar, pues una oportunidad así, en ningún lugar se le va a presentar.

La posibilidad de que te vayas a vivir con ellos, no creo que cambiaría mucho la situación, ya que, siendo ellos mayores de edad, tienen ya su personalidad propia, sus modo de vida, y a lo mejor el hecho de contar con una persona extra que les esté recordando sus obligaciones, les llevará a tener conflictos, y probablemente salgan mal. Tus sobrinos no necesitan tutores, sino más bien madurar, y ubicarse en la realidad que viven.

Por lo que respecta a acercarse a Dios, desde luego que es buena la intención que tienes de hacerlos recapacitar, pero de ninguna manera se les puede obligar. Creo que tu obligación llega hasta el momento de corregir, y lo demás corre por cuenta de ellos.

Gracias por tu correo, y que Dios te bendiga.

P. José de Jesús Ibarra Andrade

ibandrade@yahoo.com

ibandrade@live.com.mx

Acerca del autor

Temas relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.