Banco de oración
  • Estamos orando por:

  • José Manuel Yeañez Castillo. Para que nuestro Señor Jesús le de el reino en su amor y a su familia la resignación, fortaleza.

  • Elisa Lozano Ontiveros. Para que el Señor Jesús le de las fuerzas para luchar contra el Covid.

  • Mario Alberto Ortiz Ramirez. Para que el Dios en su amor le recupere pronto.

  • Micaela Revilla Para que nuestro Señor la fortalezca en esta infección del riñón y se restablezca de la aneía.

  • Juan Carlos Heredia Oramos ante nuestro Padre para que lo fortalezca en la infección en el hígado y riñones.

  • Juan Francisco Hernández oramos porque resista el Covid en gracia de nuestro Señor Jesús.

  • Lourdes Del Valle contagiada MUY GRAVE entubada desde el 17 de enero

  • Adán Juárez para que Dios lo fortalezca durante el periódo de acción del Covid al salir positivo.

  • Lupita Paredes por sus estudios del corazón.

  • Erasmo y Esperanza Para que nuestro Señor los llame a su reino y a su familia resignación.

  • Abel Becerra para que nuestro Señor Jesús le acoja en su reino.

  • Familia García Zamora

  • Familia García Granados

  • Familia García Reyna

  • Familia Valle Cortés.

  • Grimaldo Guerrero y Grimaldo Piña, familia Hdez sandoval, José Fco becerra..

  • Que nuestro Señor los fortalezca ante el civid y sean salvos.

  • Juan Guillermo Flores Frausto: Por su salud ya que se encuentra muy delicado. Para que Dios le fortalezca y de paciencia a sus familiares.

  • Margarita Hernández Oliva: Por su salud y sus problemas, para que laasistencia De Dios, el cariño de nuestro Señor el abrigue.

  • Juan Garcia Hernandez: Oramos por su eterno descanso y que el Señor Jesús lo llame a su reino, a la vez conforte a su familia.

  • Pbro. Leonardo Lona Patlán: oramos por su sensible fallecimiento, que nuestro Señor Jesús en su gracia le haya llamado a su reino.

  • Sra. Patricia Soto: quién ha sido encontrada positiva de covid y empieza su proceso más fuerte para que Jesús le de la interesa y la fortaleza de enfrentar al civid

  • José de la Luz Irene: estado de salud grave por covid.

  • Julián Estrada: Para que Dios lo tenga en su santo reino.

  • Juan manuel Cisneros Carrasco y médicos.

  • Han ido a ofrecer sus servicios por pandemía. Para que en ese servicio no se contagien y puedan servir mejor a tanta gente enferma.

  • Alvaro y Humberto Rodriguez: Por su fortalecimiento espiritual y la lucha para enfrentar vicios.

  • Familia Estrada López: Para que nuestro Señor Jesús fortalezca su corazón y los lleve en su plan de amor.

  • George Heredia: Por su salud, el restablecimiento de sus rodillas tras prótesis y su fortalecimiento espiritual en nuestro Señor Jesús.

El matrimonio como sacramento o un simple proceso emocional.Escuela para padres: Parte 1

El matrimonio como sacramento o un simple proceso emocional.Escuela para padres: Parte 1

D. ¿CÓMO ESTÁ MI MATRIMONIO RESPECTO A LAS EXPECTATIVAS QUE TENÍAN?
Demasiadas parejas jóvenes van al matrimonio cegadas por esperanzas irreales. Creen que sus relaciones se caracterizarán por un alto nivel de continuo amor romántico. Como dijo un joven adulto: «Yo quería casarme para ver cumplidos todos mis deseos. Yo necesitaba seguridad, alguien que cuidara de mí, estímulo intelectual e inmediata seguridad económica … ¡pero no ha sido así!».
Pero no es la magia, sino el duro esfuerzo, que hace fructificar un matrimonio. Cuando se producen resultados positivos es porque las dos personas caminan juntas, paso a paso.
Una descripción un tanto cínica del matrimonio es la de que se trata del «único juego de azar en el que ambos jugadores pueden perder». ¡Es mejor verlo como el único juego en que ambos participantes pueden ganar». Un historiador dijo: «No existe un caso de matrimonio que haya sido sometido a prueba y hallado defectuoso. En el mundo del siglo XX el verdadero matrimonio es profundamente deseado, pero raramente sometido a prueba».
¿Y cómo se podría probar el «verdadero matrimonio»? De poco serviría buscar ayuda en la sociedad. La sociedad lucha con la crisis, pero continua desalentadamente enmarañada en su propia red de ideas y valores conflictivos. La sociedad busca respuesta y solo proporciona más y más preguntas.
¿Se trata de un mal incurable? En absoluto. La sociedad no ha encontrado el camino hacia el matrimonio feliz, pero Dios sí. Dios ha dado una pauta definida para el matrimonio, y si el hombre y la mujer siguen esta pauta, hallarán la felicidad y la armonía que buscan.
Se cuenta la historia de dos ríos que discurren mansa y quietamente hasta que se juntan en un punto determinado. Cuando esto sucede, los dos ríos chocan entre sí con gran violencia y ruido. Sin embargo, cuando el nuevo río se forma, cauce abajo, se aquieta gradualmente y vuelve a discurrir manso y suave. Pero ahora es mucho más ancho, más majestuoso y con mayor poderío. «Un buen matrimonio es a menudo así. Cuando dos corrientes independientes de existencias se unen, es probable el choque de una vida con otra en el punto de confluencia. Las personalidades se entre chocan en una disputa de preferencias. Las ideas luchas por ejercer su dominio y las costumbres rivalizan para adoptar posiciones. Algunas veces, como las olas, levantan rociadas que nos dejan sin aliento y que nos hacen preguntarnos a dónde ha ido a para la amabilidad. Pero esto no tiene importancia. Como en el caso de los dos ríos, lo que resulta de esta lucha puede ser algo más profundo y poderoso de lo que ambas partes eran por sí solas».
Dos personas que han entregado sus vidas a Jesucristo tienen las posibilidades de formar un matrimonio feliz porque cuentan con una tercera persona: El Señor Jesucristo, que trabaja con ellos u los fortalece, pero debe existir comunicación entre ellos y el Señor Jesucristo y entre ellos mismos. En realidad la comunicación con Cristo y entre sí, es la clave de la felicidad en el matrimonio.
Honestamente ¿qué esperaban de su cónyuge y que encontró?
¿A qué hora se fue el amor?, o ¿en qué momento bendigo mi matrimonio?, ¿se frustraron nuestros planes o mi fantasía no se cumplió?, ¿eres más feliz que ayer?

Cuando la gracia de Dios se aleja del matrimonio, este mismo queda expuesto simplemente al sentimiento y al proceso emocional, el amor de Jesús no se manifiesta o no luce porque nuestros intereses son otros, y sólo alcanzamos a ver lo que no hemos concretado, sin embargo hay una luz que brilla desde una cruz y es el verdadero sentido del amor, un amor que no esta a discusión , sino que es una gracia ya ganada para elmatrimonio, el detalle es tomar y gozar de esa gracia.

Página 1 2

Acerca del autor

Temas relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.