Banco de oración
  • Estamos orando por:

  • José Manuel Yeañez Castillo. Para que nuestro Señor Jesús le de el reino en su amor y a su familia la resignación, fortaleza.

  • Elisa Lozano Ontiveros. Para que el Señor Jesús le de las fuerzas para luchar contra el Covid.

  • Mario Alberto Ortiz Ramirez. Para que el Dios en su amor le recupere pronto.

  • Micaela Revilla Para que nuestro Señor la fortalezca en esta infección del riñón y se restablezca de la aneía.

  • Juan Carlos Heredia Oramos ante nuestro Padre para que lo fortalezca en la infección en el hígado y riñones.

  • Juan Francisco Hernández oramos porque resista el Covid en gracia de nuestro Señor Jesús.

  • Lourdes Del Valle contagiada MUY GRAVE entubada desde el 17 de enero

  • Adán Juárez para que Dios lo fortalezca durante el periódo de acción del Covid al salir positivo.

  • Lupita Paredes por sus estudios del corazón.

  • Erasmo y Esperanza Para que nuestro Señor los llame a su reino y a su familia resignación.

  • Abel Becerra para que nuestro Señor Jesús le acoja en su reino.

  • Familia García Zamora

  • Familia García Granados

  • Familia García Reyna

  • Familia Valle Cortés.

  • Grimaldo Guerrero y Grimaldo Piña, familia Hdez sandoval, José Fco becerra..

  • Que nuestro Señor los fortalezca ante el civid y sean salvos.

  • Juan Guillermo Flores Frausto: Por su salud ya que se encuentra muy delicado. Para que Dios le fortalezca y de paciencia a sus familiares.

  • Margarita Hernández Oliva: Por su salud y sus problemas, para que laasistencia De Dios, el cariño de nuestro Señor el abrigue.

  • Juan Garcia Hernandez: Oramos por su eterno descanso y que el Señor Jesús lo llame a su reino, a la vez conforte a su familia.

  • Pbro. Leonardo Lona Patlán: oramos por su sensible fallecimiento, que nuestro Señor Jesús en su gracia le haya llamado a su reino.

  • Sra. Patricia Soto: quién ha sido encontrada positiva de covid y empieza su proceso más fuerte para que Jesús le de la interesa y la fortaleza de enfrentar al civid

  • José de la Luz Irene: estado de salud grave por covid.

  • Julián Estrada: Para que Dios lo tenga en su santo reino.

  • Juan manuel Cisneros Carrasco y médicos.

  • Han ido a ofrecer sus servicios por pandemía. Para que en ese servicio no se contagien y puedan servir mejor a tanta gente enferma.

  • Alvaro y Humberto Rodriguez: Por su fortalecimiento espiritual y la lucha para enfrentar vicios.

  • Familia Estrada López: Para que nuestro Señor Jesús fortalezca su corazón y los lleve en su plan de amor.

  • George Heredia: Por su salud, el restablecimiento de sus rodillas tras prótesis y su fortalecimiento espiritual en nuestro Señor Jesús.

“¡Oremos y trabajemos por la Paz!” Comunicado de los Obispos de México

“¡Oremos y trabajemos por la Paz!” Comunicado de los Obispos de México

“¡Oremos y trabajemos por la Paz!”
Comunicado de los Obispos de México

 

Mexico-te-necesita

Nuestro país está en crisis. Eso nos duele y nos afecta a todos. La inequidad, la injusticia, la corrupción, la impunidad, las complicaciones y la indiferencia nos han sumido en la violencia, el temor y la desesperación. Ante todo, muchísimos mexicanos nos hemos manifestado de distintas manera para demandar justicia y paz. Conscientes de este deseo de participar y sabiendo que todos somos parte de la solución para construir una nación en la que se valore la vida, dignidad y derechos de cada persona, los obispos de México proponemos:

 

1. Que del 30 de noviembre, primer Domingo de Adviento, al 12 de Diciembre, fiesta de Nuestra Señora de Guadalupe, nos unamos en un “docenario” (doce días) de oración por la paz, convencidos de que para Dios “nada es imposible” (cfr. Lc 1,37)

2. Que el 12 de Diciembre, fiesta de Nuestra Señora de Guadalupe, unidos al Papa Francisco, pidamos la intercesión de la Madre de Dios por la conversión de todos los mexicanos, particularmente la de quienes provocan sufrimiento y muerte, y para que todos pongamos lo mejor de nosotros mismos para hacer posible la paz.

3. Que ese mismo día, 12 de Diciembre, conscientes de que la Guadalupana camina con nosotros diciéndonos como a San Juan Diego: “No se turbe tu corazón… ¿No estoy yo aquí, que soy tu Madre?”, nos consagremos a Ella, a nivel personal, familiar o comunitario, ofreciéndola orar a su Hijo Jesús por la paz de manera permanente.

4. Que, con la ayuda divina, nos comprometamos a ser constructores de paz. Esa paz que se funda en la verdad, la justicia, el amor y la libertad, como enseñaba San Juan XXXIII. ¡Sumémonos a los esfuerzos para atender a las víctimas de la violencia! ¡Participemos en los procesos de justicia, reconciliación y búsqueda de paz!¡Privilegiemos el dialogo constructivo!¡Trabajemos juntos en favor de un autentico Estado de Derecho!¡Formémonos en valores!¡Ayudemos a los más vulnerables!¡Reconstruyamos el tejido social!

Oración por la Paz

Señor, Jesús, tu eres nuestra paz,
Mira nuestra Patria dañada por la violencia y
Dispersa por el miedo y la inseguridad.
Consuela el dolor de quien sufre.
Da acierto a las decisiones de quienes nos gobiernan.
Toca el corazón de quienes olvidan que somos hermanos
Y provocan sufrimiento y muerte.
Dales el don de la conversión.
Protege a las familias, a nuestros niños,
Adolecentes y jóvenes,
A nuestros pueblos y comunidades.
Que como discípulos misioneros tuyos,
Ciudadanos responsables
Sepamos ser como promotores de Justicia y de Paz
Para que en ti, nuestro pueblo tenga vida digna.
Amén.

 

Santa María de Guadalupe, reina de la paz,
Ruega por nosotros.

Consagración al Inmaculado Corazón de María

¡Oh Santísima Virgen poderosa!
Madre de la misericordia, reina del cielo y Refugio de pecadores,
Nos consagramos a tu Inmaculado Corazón.
Te consagramos nuestro ser y toda nuestra vida,
Todo lo que tenemos, todo lo que amamos
Y lo que somos.

Sean tuyos nuestros cuerpos, nuestros corazones
Y nuestras almas.
Sean tuyos nuestros hogares,
Nuestras familias y nuestra Patria.

Queremos que todo lo que hay en nosotros y
En derredor de nosotros te pertenezca
Para que participemos de tus maternales bendiciones.
Y para que esta consagración sea
Verdaderamente eficaz y duradera,
Renovamos hoy a tus pies las promesas del Bautismo
Y de la Primera Comunión.

Nos obligamos a profesar siempre y con valor
Las verdades de la fe;
A vivir como verdaderos católicos,
Sumisos a las disposiciones del Papa y los Obispos.
Nos obligamos a introducir en nuestra vida,
Las practicas consoladoras de los católicos piadosos:
El Rosario, la Oración diaria, la Santa Misa y
La Sagrada Comunión.

Te prometemos finalmente,
Oh gloriosa Madre de Dios y Madre nuestra,
Consagrar nuestro corazón a tu amor, para pedir y asegurar
Mediante el Reinado de tu Inmaculado Corazón,
El Reinado del Corazón de tu Hijo Santísimo,
En nosotros mismos, en nuestras familias,
En nuestra Patria y en toda la humanidad.
Amén.

Acerca del autor

Temas relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.