CURSO DE PREPARACIÓN PARA RECIBIR EL SACRAMENTO DE LA CONFIRMACIÓN: TEMA SEGUNDO: CREER EN DIOS: ADOLECENTES Y ADULTOS

CURSO DE PREPARACIÓN PARA RECIBIR EL SACRAMENTO DE LA CONFIRMACIÓN: TEMA SEGUNDO: CREER EN DIOS: ADOLECENTES Y ADULTOS

PREPARACIÓN PARA EL SACRAMENTO DE LA

CONFIRMACIÓN.

TEMA SEGUNDO: CREER EN DIOS.

Rezamos: al comenzar esta clase:

Creo en DIOS PADRE

Creo en DIOS HIJO, JESUCRISTO NUESTRO SEÑOR

Creo en el ESPÍRITU SANTO.

Amén.

1 .-  ¿En quién ponemos nuestra fe?

Ponemos nuestra fe solamente en Dios. El hombre ha de creer sólo en Dios.

2 .-  ¿Qué supone – según veíamos en la primera charla – creer en Dios?

Creer en Dios supone dos afirmaciones:

1ª) que la fe es ante todo una adhesión personal del hombre a Dios.

Y 2ª que es, al mismo tiempo e inseparablemente, el asentimiento libre a todas las  verdades  que Dios ha revelado.

Sería una gran equivocación poner una fe semejante en una criatura.

3    .-  Creer en Jesucristo.

Para el cristiano , creer en Dios es creer inseparablemente en Aquel que Dios ha enviado, “su Hijo muy amado en quien ha puesto toda su complacencia” (Leer Mc. 1,11).

4 .-  Creer en el Espíritu Santo.

No se puede creer en Jesucristo sin tener parte en su Espíritu, porque “nadie puede decir: Jesús es Señor` sino bajo la acción del Espíritu Santo” (leer 1 Cor. 12,3).  Y también enseña San Pablo que “nadie conoce lo íntimo de Dios sino el Espíritu de Dios” (1 Cor. 2, 10

Nosotros creemos en el Espíritu Santo, porque es Dios.

La Iglesia no cesa de confesar su fe en un solo Dios, Padre, Hijo y             Espíritu Santo.

5 .-  ¿Qué sabemos de Dios? ¿ quénos revela Dios de Sí mismo?

Dios, por medio del Apóstol San Juan, en su Carta primera (4,8-16), nos dice: “Dios es Amor”; o sea, que la esencia misma de Dios es ser Amor.

Al enviar a su Hijo Unigénito y al Espíritu de Amor, Dios revela su secreto más íntimo.

(Leer 1 Cor. 2,7-16 y Ef. 3,8-12)

6 .-  ¿Cómo es Dios para el hombre?

Dios para el hombre quiere ser y es PADRE.

7    .-  ¿No es demasiado atrevimiento y osadía decir que Dios, omnipotente y eterno, infinitamente sabio e inmenso, Creador del cielo y de la tierra,  es nuestro Padre?

La maravilla de saber que Dios es nuestro Padre nos la revelado el mismo Dios. Así, San Juan lo enseña: “Ved que amor nos ha mostrado el Padre, que seamos llamados hijos de Dios y ¡LO SEAMOS!” (1Jn. 3,1)

Y San Pablo:  “ Al llegar la plenitud de los tiempos, envió Dios a su Hijo, nacido de mujer(…) para que recibiésemos la adopción. Y por ser hijos, envió Dios a nuestros corazones el Espíritu de su Hijo, que grita: ¡Abba, Padre! De manera que ya no es siervo, sino hijo(Gál. 4,4-7)

8    .-  ¿Y, cómo es el amor de nuestro Padre Dios?

Hay dos textos del A.Testamento que expresan el cariño que Dios nos tiene. Ambos en forma femenina, por lo que entendemos que quieren mostrarnos el amor de Dios como vinculado al amor materno, más tierno, más dulce, más afectivo.

9    .- ¿Qué dicen esos textos?

El primero, Isaías 66,12-13, dice: “Así dice Yavé: He aquí que voy a derramar sobre Jerusalén la paz como río, y la gloria de las naciones como torrente desbordado. Y sus niños de pecho serán llevados a la cadera y acariciados sobre las rodillas. Como cuando a uno lo consuela su madre, así os consolaré yo a vosotros, y en Jerusalén seréis consolados.”

Así dice el segundo, también de Isaías: ”Sión decía, Yavé me ha abandonado, mi Señor se ha olvidado de mí”. ¿Puede acaso una mujer olvidarse de su  mamoncillo , no compadecerse del hijo de sus entrañas? ¡Aunque ellas se olvidaran, yo no te olvidaría!

10 .-  ¿Qué dijo Jesucristo del amor de Dios al hombre?

Es de tal fuerza este amor de Dios por el hombre que Jesucristo afirmó a   Nicodemo: Tanto amó Dios al mundo, que le dio su Unigénito Hijo, para que todo el que crea en Él no perezca, sino que tenga la vida eterna” (Jn. 3,16) (Leer todo el diálogo de Jesús y Nicodemo en Ev. S.Juan, 3, 1-21)

Ejemplos para ilustrar este tema.

Dios, nuestro Padre. Quien se sabe hijo de Dios no debe temer. Dios conoce mejor que nosotros mismos nuestras necesidades; es más fuerte y es nuestro Padre.     Un barco en medio de una gran tormenta en el mar. El viento y las olas barrían la cubierta. Un marinero, agarrándose a los palos del barco va cruzando la cubierta y se encuentra a un niño que tranquilamente se balanceaba en un mecedero. ¡Niño, le gritó, ¿no tienes miedo? Y el niño le contestó: ¡Por qué   voy a tener miedo si mi padre es el capitán del barco…!

Jesucristo. Preguntaban al gran campeón belga de ciclismo Eddy Merkx, sobre si consideraba a Cristo como el más grande personaje de la historia. Y su inmediata respuesta fue: “No, no es un personaje que se pueda comparar con otros. Cristo es el Hijo de Dios, y es absurdo tratar de buscar comparación con nadie… No soporto que se hagan comparaciones entre Marx y Cristo”.

Nuestro trato con Dios. Cuentan que un oficial francés de la Legión fue capturado por unos jeques árabes, quienes lo entregaron a un cacique negro que lo trató como a un esclavo. Le golpeaba continuamente y le llamaba “perro infiel” o “perro cristiano”

El oficial, herido en su dignidad, un día le dijo: Sí, soy su prisionero, pero por encima de todo soy una persona. ¿Por qué me llamas perro?

Replicó el cacique: “No eres persona, sino un maldito perro. Llevas siete meses en mi poder y jamás te he visto rezar. ¿Qué puedes ser sino un perro?

Acerca del autor

Temas relacionados

4 Comentarios

  1. Celia genes

    Gracias por esta entrega, este año pido más que nunca a nuestra Madre, primera evangelizadora, que sea la evangelizadora de los niños especiales a quienes daré la catequésis de confirmación, yo no puedo penetrar en sus mentes ni en sus corazones, sl, la Gracia Divina lo puede hacer y a Ella me encomiendo y entrtego esta catequésis, comprometiéndome yo a ser su fiel servidora y abrir mis ojos, mis oídos y mi corazón para ser un instrumento útil en manos de Jesús y de María. Amen

    Responder
  2. Roberth Michael

    A qué se refiere cuando dice:

    “No eres persona, sino un maldito perro. Llevas siete meses en mi poder y jamás te he visto rezar. ¿Qué puedes ser sino un perro?

    Hace referencia a que los perros solo hacen caso a su dueño, y pues no tienen en nadie más en quien creer que solo en su dueño.

    Deduciendo el texto, nosotros somos como perros porque creemos en otras personas que en el «Señor».

    Responder
    1. Juan Revilla

      Mi amigo Roberth: Ciertamente solo nos debemos a Cristo Jesús, es verdad nos compró a precio de sangre es nuestro dueño, muchos creemos más en las personas que en Dios no hay duda; también es cierto que Cristo dejo a sus ministros para guiarnos a la salvación, el trabajo de la iglesia es evangelizar, se puede agregar que también Jesús ya no nos llama siervos, esclavos sino amigos y apuntó palabras magnificas que nos hacen diferenciarnos de los perros: el que sigue mis mandatos y guardas mis palabras ese me ama y es mi discípulo; a lo que comentas el mismo Isaías dice lo mismo que tú, el asno reconoce el pesebre, pero mi pueblo Israel no conoce a su Dios, pues que Diosnos de la gracia de reconocerlo amarlo y servirlo. Cuidate

      Responder
  3. David

    6) Dios quiere ser y es nuestro padre, lo hace al momento que escucha nuestras plegarias, cuando nos cuida y nos protege al igual que la santisima Virgen con su manto sagrado pero mas se refiere como nuestro padre es POR QUE EXISTE UNO SOLO un solo Dios en el que depositamos toda nuestra fe y lo adoramos que cumpliendo los 10 mandamientos de la sagrada ley de Dios podremos llegar a su reino =)!

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: