San Pío X,  «El Patriarca Sarto y León XIII»

San Pío X, «El Patriarca Sarto y León XIII»

San Pío X
«El Patriarca Sarto y León XIII»

Papa-PioX-
Por aquellos días, alguien murmuro en Roma que el cardenal de Venecia andaba demasiado de acuerdo con los liberales.

León XIII, un día en que el patriarca Sarto estaba en Roma, le pidió informaciones y aclaraciones. El cardenal expuso el desarrollo de las elecciones administrativas y declaró quienes eran aquellos liberales.

Son liberales- repuso- que en Pascua se acercan públicamente a los Sacramentos. Y no sólo por Pascua cada domingo oyen Misa, no faltan nunca ninguna fiesta votiva de la ciudad y en la procesión del Corpus no se avergüenzan de llevar el palio.

-Entonces- interrumpió el Pontífice- llamadles católicos, llamadles también clericales.

Y, poco después, dirigía a los jóvenes católicos de Venecia un Breve, encomiándoles gustosamente por haber sabido, obedeciendo a su patriarca, combatir valientemente para asegurar a su ciudad una administración digna de honor y de fe: “rectum civitati regim omni ope secundoque extitu contendistis”

Pero es de justicia recordar aquí que en los acuerdos promovidos por el cardenal Sarto entre católicos y liberales moderados, no fueron los católicos los que se adhirieron a los moderados, sino los moderados los que se adhirieron a los católicos, aceptando de éstos el programa, según el cual debía ser regulada y desarrollada la acción común antes de las elecciones, en las elecciones y después de las elecciones.

Asegurados los puntos más importantes: respeto a la religión, enseñanza religiosa en las escuelas, intervención en las fiestas votivas y pública moralidad, no había ninguna dificultad para la formación de un bloque de hombres honestos, decididos a restituir a Venecia, su fama de cuidad cristiana católica, contra el bloque de un rabioso anticlericalismo que fundamentaba sus éxitos en las divisiones de los demás.

Táctica llena de sabiduría, la de impulsar a los católicos a unirse a hombres honestos, militantes en el partido liberal moderado, con gran experiencia económico-administrativa y fácil acceso a ambientes donde no tenían enemigos y no resultaban sospechosos. El patriarca Sarto, hombre experto, hábil y prudente, había sabido servirse de estos hombres honrados para el bien moral y religioso de Venecia.

Acerca del autor

Temas relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.